domingo, 30 de agosto de 2009

Un regalo





Estaba sentado cómodamente en el sofá del salón, intentando descansar mi mente, cogí el libro que estaba apoyado en el estante del mueble clásico blanco. La abrí por la primera pagina, leí atentamente la dedicatoria del libro, no de la autora, como muchos de los libros comprados en la feria del libro, donde pacientemente sentada en una mesa de la caseta de la editorial con correspondiente sonrisa agradable accede mecánicamente a la petición de sus incondicionales lectores y la foto correspondiente de las diminutas cámaras digitales para inmortalizar el momento de la dedicatoria y la firma del ejemplar comprado.
En cambio el libro que posaba en mis manos la dedicatoria era de la persona que tuvo la feliz idea de regalarme el libro.

“ Cuando leas este libro en el que los protagonistas pasan por verdaderas penurias, quizás te des cuenta que muchas veces nos quejamos sin motivo. Valoremos más los buenos momentos que nos concede la vida”.
16-6-09.


PD. El libro que aparece en la foto. El Corazón Helado de Almudena Grandes es el maravilloso regalo con la dedicatoria en su primera pagina.
Gracias por el regalo a la persona que tuvo el detalle.

viernes, 28 de agosto de 2009

El Corazón




El corazón es como una cometa, necesita volar, esta desnudo entre las sabanas blancas, todos los días celebra la resurrección del amor, sentimientos no comprados, nacidos desde lo más profundo que encuentra la llama que alumbra su vida, al llegar la noche ama desde lo más profundo de las entrañas.
El corazón no puede vivir engañado, al final estalla ante los ojos del universo, es libre, cuando lleva cadenas es como el mar, en las tempestades son mortales, si sobre vives eres un naufrago de la vida.
Cada mañana el amanecer llena de tonos rojizos el corazón, la lluvia lo purifica, porque sabe que no existen corazones perfectos, el, es como es, lleno dudas, de miedos, cierra los ojos se deja llevar para buscar la libertad de la vida.

Corazones dibujados en cualquier parte de un parque, en el tronco de un árbol, en un banco, donde dos adolescentes han experimentado la magia del primer amor, las primeras promesas, el primer beso, besos de ternura, besos excitados, besos, pasionales, simplemente besos de dos jóvenes enamorados, porque todos los comienzos del amor son iguales sea la primera o la décima, es lo mismo, es amor desde el corazón.


PD. La foto es de internet.

martes, 18 de agosto de 2009

PaLaBrAs




Las palabras son destellos de luz que parpadean como el faro, ellas aman la libertad, buscan el refugio en el corazón, el poeta sueña desde el alma, el escritor con la imaginación. Son amantes desde la tranquilidad del amanecer y la pasión de la noche, son la belleza de quien las busca, la magia quien las encuentra.
Palabras que nos calman.
Palabras que aman.
Palabras nos excitan.
Palabras vacías.
Palabras maquilladas todos los días.
Palabras calientan el corazón.
Palabras con miedo.
Palabras con música.
Palabras con lágrimas.
Palabras que jamás serán pronunciadas.
Palabras con puñal.
Palabras con risas.
Palabras con memoria.
Palabras con turbulencias.
Las palabras son el problema de quien pregunta y la solución de quien las escucha.
Palabras, palabras, solamente palabras, simplemente palabras, son palabras perdidas en el tiempo.
Palabras, consonantes, vocales…………

viernes, 14 de agosto de 2009

Las Velas.



El cielo amenazaba tormenta, la noche era negra, la calle estaba desnuda, el frió calaba entre los huesos, las sombras comenzaron ser dueñas de las luces, un relámpago ilumino el cielo, a los pocos instantes exploto una cadena de pirotecnia en entre las nubes, las baldosas perdían el control del diluvio, desde las ventanas miraban el cielo y el horizonte lejano de la mar, oían las fuerzas de las olas al chocar contra la dársena del puerto, las sirenas no se oían como cada noche cuando llegaban los barcos desde alta mar avisando que llegaban con buena pesca, el puerto era desolador con que el viento arrastraba algunas embarcaciones que se soltaron se encallaban con otras, los mástiles desnudos aguantaban la fuerza del indomable viento, el faro dejo de iluminar, el cielo se tiño de colores a cada instante el sonido era estremecedor. Desde las ventanas las mujeres rezaban, otros días los barcos ya estarían en puerto, madres con el rosario en mano, la vista a lo lejos, se aclamaban a la Virgen del Carmen, cada una rezaba a su manera, algunas no eran creyentes pero en noches como estas imploraban rezando a su manera, que más daba, las velas iluminaban todas las ventanas, en esos momentos daba igual que fueran madres de avanzada de edad, mujeres, hermanas e hijas, sus ojos se perdían mezclados con las lágrimas pidiendo clemencia a la mar, solo conocían la pesca como forma de vida, el mar las acompaño desde la cuna, era el su sustento de sus familias, ellas pagaban facturas muy altas a la vida, sufrimiento, dolor, incertidumbre y la memoria que en estos momentos era como una película de terror que se proyectaba en sus mentes, en aquellos instantes los malos recuerdos eran los dueños las calles estrechas de la ciudad sus mujeres mayores vestían de luto, el negro era el único color que conocían en su vida, todas sabían el amargo sabor de la muerte en la mar, de un padre, hermano, hijo, las más jóvenes en estos años se habían rebelado al color negro, se prometían que nunca llevaran negro, corazones huérfanos, solitarios, mucho dolor escondidos en sus rostros, siempre mirando de frente, porque el mar si tienes miedo te aniquila, el mar pide respeto, ellas tenían respeto, no miedo, odiaban el negro maldito de las calles.
El día amaneció lentamente el mar se calmo, las nubes descansaron, ellas bajaron al puerto, todas en silencio se miraban, los ojos nunca mienten, caras desencajadas, preocupación, y sobre todo lo duro de no tener noticias, a media mañana los barcos llegaban a puerto, por fin las sirenas comenzaban a sonar, ellas solo querían ver bajar a sus hombres de las embarcaciones, mientras seguían tensas, por fin comenzaron a descender, otra noche de angustia para el recuerdo, una más en el peaje de mujer de pescador, su corazón seguía siendo de piedra, porque el mar solo da tregua, sigue con su norma, siendo imprevisible, muy duro, la confianza se paga, el mar siempre hay que tenerle respeto pero nunca miedo.
El rosario, y la estampita de la Virgen del Carmen volvían al cajón a la espera de otra noche, oscura, negra de incertidumbre, y las velas iluminaban todas las noches las ventanas de todas las casas, eran el faro de sus vidas.

PD. El cuadro ha sido realizado por mi amiga TITANIC, donde se puede apreciar un maravilloso puerto de mar, gracias por dejarme esta fotografía.

sábado, 8 de agosto de 2009

Soledad


Querida Soledad, eres el universo de sabiduría, sabes querer, te dejas amar, en cambio eres incomprendida, te encuentro, nos abrazamos, nos amamos hasta el infinito.
Cada día te necesito, tus silencios me encantan llevan palabras escritas, paseamos de la mano, reímos, cantamos, lloramos, respiramos el olor de la lluvia, te encanta pisotear las olas que mueren en la orilla, te encanta sentir la brisa en nuestros brazos.

Tus ojos me hacen reflexionar, veo la vida desde la lejanía del horizonte, donde todo es imperfecto en el mundo de lo perfecto, me acompañas en la partitura de la vida, pentagrama en mano diriges con la batuta la sinfonía del himno de la alegría.
Me enseñaste que el silencio en el pentagrama es separar las frases musicales y dar tiempo de descanso.
Te hago caso antes de pronunciar cualquier palabra hay un silencio donde las notas se preparan, para entonar la melodía que mi trompeta sonara perdiéndose los acordes por el viento que soplara hasta el infinito.
Tu nombre es Soledad, bello y hermoso nombre que piso esta bendita tierra donde el sol brilla en cada amanecer en tonos rojizos desde el Este buscando refugio en este mundo de locos.


PD. La foto es de la calle y casa donde nació este servidor, es la casa del centro no se puede ver bien porque esta hecha un sábado a primeras horas mientras recorría mis huellas con el fresco matinal.

jueves, 6 de agosto de 2009

El Baúl.





El viejo baúl abandonado en la azotea guardaba dentro de sus maderas, cuadros de aquel pintor viejo, loco, desdichado, raro, impresentable, como lo calificaba la gente que se decía llamar de bien, los amantes de la critica ajena, aquellos que la moralidad salía de sus labios con una facilidad pasmosa, que el nombre del dictador, de Dios estaba presente en cualquier opinión.
Pasaron los años, el secreto estaba envuelto en sabanas blancas, de preciosos bordados, con unas iniciales perfectas hechas muchísimos años, quizás de generaciones pasadas, que un buen día fueron poseedoras del tesoro prohibido.

Cuadros que nunca vieron la luz, nunca conocieron los ojos ajenos, eran prohibidos para el resto de la gente, eran desnudos del año 1950. La dictadura franquista era una losa, como pobre pintor tuvo que resistir en la España del fascismo y católica, no tenía ni un céntimo para cruzar los pirineos ansiados. Su familia fue republicana y él en secreto seguía siendo y viviendo de rodillas.
Cuarenta años después cuelgan en la casa del sobrino de aquel hombre que murió con la demencia senil y la paleta en su mano, vestimentas oscuras, barba y cabellos largos blancos.

Los desnudos de aquellas atrevidas mujeres posaron ante sus ojos de arte, hoy es la admiración del talento que le fue negado, como todo genio.
Reconocido años después, es la injusticia de la vida.

PD. La foto es de internet, el autor de este blog siempre o casi siempre las fotografías que aparecen son de él, cuando algo no le pertenece y es de internet le gusta recalcarlo.