miércoles, 31 de diciembre de 2014

Feliz año 2015


Se acaba el año,
Uno más en el olvido.
Presente y pasado.

Horas y días.
Semanas y meses.
Malabares y trapecistas.


Maniquíes de escaparates.
Sombras en los cristales.
Ultimo día de los almanaques.

Luces y colores.
Brindis de Cava.
Risas y besos.

Fuiste ilusión.
Viejo y anciano año.
Hoy eres decepción.

31 de Diciembre.
Ultimo día del año.
Te vas y no volverás.

Año de promesas.
Año de propuestas.
Siempre serás un año más.

Acabaras dentro de un año.
 En la papelera del olvido.
Y no serás reciclado.

Para mi todos los años pasados los recuerdo con alegría, nunca están en el olvido, de todos aprendo de sus errores y guardo en el corazón todo lo bueno que me dejaron, aprendí que cada día es diferente, que siempre sale el sol, y si las cosas no salen como habíamos previsto es porque llevaban una lección, algunas veces un poco dura, al final reconfortante.
Con los años la vida te enseña, que las pequeñas cosas que pasan por la vida de puntillas, son al final las grandes cosas. Que muchas veces las risas pasan a ser lagrimas y las lagrimas en el tiempo a ser risas.
Que la gratitud hacia la vida, y quienes rodean debe ser nuestra religión, un abrazo, un beso, una palmada cuando pasas por mal momento, un te quiero, pedir perdón con el corazón, ser generoso, honrado, y muchas cosas más, es lo que da sentido a la vida.
Con los años nacen muchas veces los miedos, las canas, las arrugas y los achaques, en ellos esta la sabiduría de la vida de cada cosa nos tiene guardada una hermosa lección y solo tenemos que buscar las lentes y estar predispuesto a leer el capitulo, aunque a veces se hace duro, con paciencia, tesón y por supuesto llegar al final, disfrutando del camino.
Feliz año 2015.
Suceda lo que suceda aprendamos de la vida.
Gracias a todas las personas que son parte de mi vida.



 

Se acaba el año




Se termina el año, y las cartas siguen en el cajón del olvido, corazón desolado y huérfano como el marinero sin barca. Suena el móvil, no eres tú, maldita sea, estampo el móvil contra la pared, la melodía deja de sonar, la desesperación se apodera de mis venas, calimocho y ginebra. Canutos y coca son el recuerdo de las noches de orgia. Te marchaste con un portazo que dolió más el oído que el corazón.
Alucinaciones de mi mente, bailo un vals con la princesa de las noches de falda corta y pechos de silicona, secretaria del Estado Mayor, dama de las alfombras rojas de la pasión del poder.

Voy camino del funeral, vestido de negro y con una corona de espinas, el sudario es mi ropa, las trompetas suenan a lo lejos del corazón, las muñecas hinchables son mis compañeras de alcoba desde el día de me abandonaste.
No puedo olvidar tus risas, el brillo de tus ojos en las noches de niebla, tus pechos en las noches de sexo. No se si te quise o lo único que quise fue tu pubis, valiente mi declaración sin coca ni alcohol.
Se termina el año, se cumple un mes sin tu cuerpo, parece que hace un año, quisiera volver llamarte, se que no lo vas a coger, noches negras, mañanas de resaca, tardes de soledad.
Se cierra el telón y el teatro de la vida seguirá el próximo año.
Besos en el olvido.
Noches de alcohol.
Litronas de vómitos.



sábado, 27 de diciembre de 2014

Reflexiones de madrugada.

La vida es cosa de tontos, los tontos siempre hacen las mismas cosas, entre tontos anda el juego. Quien no ha sido tonto por un día, o un día y medio, una semana,  un mes, o lleva toda la vida de tonto acomodado.
Pues escribiremos algunas reflexiones o algunas Menezes, vamos a decir la verdad, tonterías de un medio tonto sin papeles en un laberinto sin salida ni entrada.

-Que las putas dejen de ser putas y las santas se conviertan en fulanas. Y que las  lenguas afiladas enmudezcan.
-Los seminaristas se conviertan en viejos verdes, las madrugadas del desenfreno y el vicio que nunca terminen.
-Que los jóvenes enamorados nunca se casen y los divorciados se besen sin cesar, que el abogado engominado de olor a sobaco llore de soledad.
-Que el agua se convierta en vino y los abstemios beban hasta emborracharse y que un borracho sea Presidente de los Estados Unidos.
-Que los feos se conviertan en guapos y los espejos rotos mueran  en un contenedor de reciclaje de vidrio.
-Que las banderas dejen de existir y los políticos se les acabe el cuento de no trabajar.
-Que los despertadores dejen de sonar y que se pudran en el cajón del olvido, que las mañanas sean las reinas de las playas soleadas que broncean los cuerpos de las Damas del Bikini y los Caballeros sin Bombin.
-Que los directores de los Bancos se conviertan barrenderos y los barrenderos en dueños del  Mercedes o las Mercedes del Placer.
-Que los que mienten y nunca digan la verdad, porque el olvido es cosa de listos tontos.
-Y aquellos que vuelan en los sueños, vuelen los más alto, porque aquí en la tierra desaparecen entre las risas de los envidiosos y celosos.
-Y aquel que nunca peco, es porque siempre mintió, es un estafador de las palabras de papel mojado en las noches de la decencia, y amores prohibidos en el burdel de las luces de neón.
-Si vas vivir del cuento date prisa que se acaba, que hay muchos candidatos a Presidente del Gobierno y si no puede ser, pues la carrera del Pequeño Nicolás.
-Tomate pastillas para dormir o viagra para follar, si tienes depresión pastillas para vomitar.
-Si estas aburrido canta a capela, y si el vecino no se queja, es no cantas bien, canta a su mujer si esta buena y él te odiara. O igual te da dos hostias y punto final.



miércoles, 24 de diciembre de 2014

Feliz Navidad

Feliz Navidad y prospero año 2015.
Para los no creyentes, Feliz fiesta del Solsticio de Invierno y un buena entrada de año 2015.
En estos días que cada cual celebra estas fiestas a su manera, en familia, amigos, celebrando con cava, mazapanes y alegría, recordemos que hay muchísima gente que no puede celebrar estas fechas debido la cruel crisis que azota el mundo, seamos solidarios, pero no en estas fechas, todo el año, con aquellos necesitan nuestra ayuda, tanto económica, como humana, una sonrisa, un abrazo, una palmada, unas breves palabras de alientos nacidas del corazón bondadoso.

En este año que va entrar, que seamos todos, más tolerantes, respetuosos, dejemos enterrados los odios y venganzas, que la vida se compone de pequeños momentos, que pasado el tiempo se vuelven grandes recuerdos. Que los ojos de los niños brillen como las luces de las estrellas, que los novios reciten poemas de amor, que los matrimonios nunca tengan el desaliento de la dureza de la vida en los momentos malos de la pareja, y aquellos que deciden poner punto y final que lo hagan con sensatez, coherencia y sin maldad. Que nuestros mayores aquellos que la sociedad les llama la tercera edad, que vivan el amor como cuando eran jóvenes desde la experiencia que llevan en sus hombros.

Felices fiestas y que cada cual las celebre a su antojo, siempre desde el corazón, y aquellos que estos días recuerden alguien en especial que por destino de la vida no están, que intenten llevarlo lo mejor posible, aunque muchas veces es muy difícil pues el recuerdo invade de lagrimas las fiestas, un abrazo de corazón aquellas personas que estén tristes porque la vida ha sido injusta con ellas, y con sus familias, cáncer, accidentes, etc etc.





domingo, 21 de diciembre de 2014

Delirios de madrugada

Nada es como es, todo es pasado, y aquí el presente. Detrás quedaron los años, la juventud se marcho con el tren del recuerdo hacia el delirio. Ahora de madrugada sentado en el viejo balancín como la vida misma. La vejez se frota las manos, me regala cada día unas arrugas y canas blancas y el maldito espejo, se ríe de mi cara, y cada mañana lo mando al carajo.
Parece que suene la vejez  de pantalones de pana y chaqueta marrón que me espera en el fondo del armario, bastón en mano, caminare por las aceras parcheadas de la ciudad en busca del tibio sol invernal, mirare a las jovencitas con cierta melancolía, recordando lo tonto que fui en el pasado que no va volver.
Pasan los días, el almanaque cuelga de la pared encolada, esperando cambiar de año, como cambian de amantes los guerreros de la noche de los burdeles.
Suena la música en mis entrañas, cierro los ojos, escucho la voz ronca del cantoautor poeta de los bares copa, la vida sigue entre las sirenas de la ciudad, en la que la vejez un día viajara en ella.
Pasan los días y la puta vejez me espera a la vuelta de la esquina, los años pasan a velocidad de monoplaza de formula uno, y cada día es una mentira de la vida, falsas apariencias detrás de una corbata horrorosa y chaqueta del Corte Ingles.

En el silencio de la madrugada se acaba este escrito los delirios de mi mente, que en las noches de insomnio es dueño del pánico, las pastillas siguen en el cajón de la mesita, me resisto a dormir con las putas pastillas.

martes, 16 de diciembre de 2014

El fin del mundo


Ella le dijo, vente en busca del fin del mundo.
El, callo en silencio y se quedo mirando las olas del mar.
Ella partió al fin del mundo, se perdió por el horizonte

La cobardía fue le traje que siempre vestía en sus días de olvido.
La tarde se evaporaba en un invierno negro de sueños difusos.
El seguía sentado en las rocas, llorando por el amor que navegaba sin barco.
Rosas destrozadas en la solapa del cobarde de pelos blancos y barba tres días.
Mañanas de esperanza en los días soleados.
Whisky en las tardes, bicarbonato en las noches.
Promesas en el amanecer.
Sueños entre sabanas rotas y amarillentas.
La puta vida en sus entrañas.
Drogas y sonrisas de dentífrico.

.