domingo, 29 de mayo de 2016

UN SENTIMIENTO SER DEL ATLETI


Ser del ATLETI es un SENTIMIENTO.
Ser del ATLETI es una PASION.
Ser del ATLETI es un ORGULLO.
AUPA ATLEI HOY MAS QUE NUNCA.
NUNCA DEJES DE CREER.
DEL ATLETI NO SE ES, SE NACE.

Hoy los atléticos somos JUANFRAN.
Nos caemos nos volvemos a levantar.
Nuestros colores son rojiblancos, como nuestra sangre.
El Calderón pronto será pasado, lo llevaremos en el corazón, porque SER DEL ATLETI ES UNA DEVOCION.
Cholo nos dijo, partido a partido, paso a paso, Zapatones nos inculco, ganar, ganar, porque SER DEL ATLETI ES UN SENTIMIENTO.
Cholo nos enseño, NUNCA DEJES DE CREER, nos caemos, nos levantamos, volvemos a caer, nos levantamos, porque el ESCUDO es nuestro corazón.
¡¡¡¡ AUPA ATLETI !!!!
SER DEL ATLETI.

sábado, 28 de mayo de 2016

Nunca dejes de creer.


Ganar, ganar, ganar, de los segundos nadie se acuerda ni la madre que los pario.
Solo vale, ganar, ganar, ganar.
Si, ganar, ganar, ganar, porque si eres ATLETICO, ES UN SENTIMIENTO, ganar, ganar, ganar, porque si ERES ATLETICO, ES UNA PASION, ganar, ganar, ganar, porque si eres ATLETICO,  SON UNOS COLORES, ganar, ganar, ganar, porque si eres ATLETICO, ES UN ORGULLO, ganar, ganar, ganar, porque si eres ATLETICO, ES  UNA RELIGION, ganar, ganar, ganar, porque si eres ATLETICO, ES UNA TRADICION, ganar, ganar, ganar, porque si eres ATLETICO, ES UNA DEVOCION, ganar, ganar, ganar, porque si eres ALTETICO, ES GANAR, GANAR, GANAR.
Partido a partido, partido a partido, llego el PARTIDO.
NUNCA DEJES DE CREER.


miércoles, 25 de mayo de 2016

Escribir por escribir

Sentado ante esta pantalla, intentado ser amiga, muchos años mi antiguo portátil ha sido el reflejo de mis estados de animo, ahora en silencio esta esperando a que no lo olvide, muchas letras en la pantalla, ahora aquí en el nuevo portátil dejando fluir las gotas de mi vida.  En estos momentos en busca de estados de animo crecientes, en estas lecciones de la vida, pequeños problemas que desgraciadamente magnifico, quizás es injusto, pero el ser humano siempre tenemos la queja en nuestra mente, ahora intento que no salga de mis labios.
Cincuenta y un año, aprendiendo de esta vida, sigo con mis dudas, lo bueno de estos años, saber que parte de nuestro entorno esta en la mente, ella nos puede elevar a lo más alto, y también nos puede llevar a nuestras miserias escondías en algún lugar remoto perdida en el olvido de los días, ella los saca a la luz, te conviertes en esclavo de las malditas miserias.
Quizás disciplina, en estados positivos, la naturaleza humana puede ser la gran alidada, por eso estoy ante esta pantalla, buscando la senda de la vida, que las memeces son simplemente esto, quien sepa retirarlas de su cabeza es aquel tiene mucho ganado en esta vida.
Aquí acabando estas letras en la pantalla, que espero que no se las lleve en viento, aunque no se si la fibra óptica las elevara al infinito con su velocidad, ahora hablando de velocidad, cada vez tenemos más comodidad, cada vez la gente esta estresa, cosas del ser humano, o de algunos, porque servidor no es de estos sujetos que va todo el día a velocidad de la luz.
Cosas de la vida una más, seguiré dejando palabras en el ordenador para que pasen este modesto blog, que es muy solitario, es lo que lo hace muy personal y genuino.
Escribir por escribir para decir cosas de esta vida.

domingo, 22 de mayo de 2016

Gotas de felicidad


Cuando compro un CD, en este caso Nocturnal el último trabajo del grupo aragonés, Amaral, siempre hay una canción que la llevo como banda sonara, no se el porque, siempre hay algo que entra en mi interior, en este caso desde que la escuche la primera vez, guitarras, voz, letras, me cautivaron, sucede que puedo escuchar una y otra vez sin cansarme, de este grupo canciones como Rosita, Es el Principio del Final, Salir Corriendo, Es Solo una Canción, Confiar en Alguien, Botas de Terciopelo, canciones no se si son las mejores, para gustos colores, los colores de Amaral casi todas, pero para servidor modestamente son las que más me gustan y quizás tienen algo que no se explicar.
Que tiene este grupo, pues un estilo de guitarras muy diferentes al resto, una voz impresiónate, y cada trabajo supera al otro, cosa muy difícil cuando están en la brecha desde el año 1998, y es que los grandes músicos no tienen tope, cansados de aquellos grupos o cantantes que sacan dos discos o CD como se denomina en estos tiempos que corren, los más mayores de los tiempos de los discos LP o Singles, y desaparecen, después unos años reaparecen se dedican hacer bolos de los temas del pasado, y esta es la gran diferencia de los grandes músicos, que cada vez se van superando en calidad de música y letras, saben llevar muy bien el ego del grupo o de la persona cosa muy difícil en esta vida.
Recordar como llego este grupo a mis entrañas, recuerdo aquel espacio radio en M80 La Gramola dirigida magistralmente por Joaquín Guzmán cuando todas las noches sintonizaba la radio para escuchar buena música, recuerdo el sonido de la gramola, y las peticiones de muchos universitarios que estaban muy activos, en La Gramola fue la primera vez que escuche Amaral, y poco a poco me fue encandilando. Con el tiempo asistí a dos conciertos en segunda fila, muy buenos, el segundo en el puerto de Alicante muy especial, de grato recuerdo, disfrute como un niño  en aquella noche otoñal en la Volvo Ocen Race en el día anterior a su salida, acompañado de gente muy especial y algo más.

La música es algo que todos llevamos dentro, aparte de Amaral, hay otros como hace años, Supertramp, Mike Olfield, el mago de las letras y música Sabina, buenos recuerdos de Danza Invisible, Radio Futura, Gabinete Galigari, etc etc.
Escuchar música son momentos de felicidad, las cosas pequeñas como una buena canción es aquello que te hace sentir bien, son gotas del perfume de la felicidad.
Aquí termino con esta fragancia de felicidad, en estos días que esta Nación necesita gotas de felicidad. Quizás la música puede ser parte del camino.


La noche de ayer
Escrita en la cara
Libérame, de esta resaca

A que has venido, si no
Si aquí no hay nada
Solo el vació y la chatarra

Dime por que las calles
Están desiertas, no veo a nadie
Dime por que las piernas
No me sujetan, si tu lo sabes

Será que esta casa, esta endemoniada
Se funden los plomos de noche, escucho pisadas
A quién venís a buscar, si aquí no hay nada
Solo el vació y la chatarra

Dime por que las calles
Están desiertas, no veo a nadie
Dime por que las piernas
No me sujetan, si tu lo sabes
Si tu lo sabes todo, si tu lo sabes

Dime por que mi mente
Esta dividida entre dos mitades
Dime por que mi vida
Se ha detenido en este instante

La noche de ayer, escrita en la cara
Libérame, de esta resaca
La noche de ayer, escrita en la cara
Libérame, de esta resaca

Todo esta perdido
Me susurrabas
A las seis de la mañana

miércoles, 18 de mayo de 2016

Libros en el escaparate

Busque en las raíces e indague sobre ellas, encontré que una cosa es la vida y otras las leyendas. Hay palabras que se escondieron en el silencio quedaron a merced del viento, pasaron los años, y algún que otro siglo se desvanecieron en el olvido de las telarañas. Los más atrevidos vertieron palabras en las hojas blancas que con el tiempo cambiaron de color, las letras fueron pasto del olvido, siglos pasados las hogueras destruía aquellos que el Santo Oficio los señalaba como herejes, hoy los tiempos han cambiado puede llegar un dictador de la mente, un desequilibrado tirar todas las historias y leyendas en un triste contenedor de cartón para reciclar. Los libros son el jardín de la memoria, la esperanza que las historias no se evaporen, las leyendas siguen existiendo en la duda de la verdad o la falacia. Y es que en esta vida quien destruye un libro esta condenado a que la vida le recuerde que es un dictador de las palabras. No hay cosa que más teman los dictadores que los libros, mucho más que todas las armas que puedan haber, es autentico pavor a la verdad escrita.
Todos deberíamos buscar nuestras raíces y aceptar las sorpresas que nos puedan deparar por muy dolorosas que sean, aquellas quedaron olvidadas por intereses o por imposición ajena, que más da, que las raíces vuelvan a salir del escondite y que se les haga su merecido reconocimiento. Y que estos libros sean libres, porque es fascinante ver como brillan en un escaparate de libreros antiguos.
El reflejo de unos libros en el escaparate.

martes, 17 de mayo de 2016

Fotos de la vida


Vamos date prisa que llegamos tarde al autobús.
Deja de hacer fotos, corre que no lo cogemos.
Cada vez que salían de vacaciones o de puente, él y su cámara colgada en el cuello, con ojos de búho, observada detenidamente cada calle, fachada y sus transeúntes.
La Canon era parte de su vida, servidora y su cámara somos viudas.
Las fotos siguen en la carpeta del portátil, llorando de pena y soledad, intento verlas y no puedo, el corazón se desvanece.
¡Maldito y asqueroso cáncer !.
Nos destruisteis en un simple mes, rota de dolor y con la cámara en las manos cansada de llorar.
Las fotos se quedaron huérfanas, los recuerdos en el corazón, hoy la vida sin ti no es lo mismo.
Solo me queda la Canon en las manos. Quisiera aprender a la fotografía, me arrepiento cuando te decía que eso era un rollo, la luz, enfoque, objetivo, RAW, que yo solo disparaba cuando  hacia una foto.
Hay fotos que marcan y la foto del cáncer duele.


domingo, 15 de mayo de 2016

Algunas calles


Antiguas calles de sombras y olvido, en estos tiempos de cambios, siguen altivas, cada noche iluminan las oscuridad de viejas leyendas que habitan detrás cada morada.
Al abrigo de la Sierra Mariola de tomillo y romero, pasan los días entre el letargo de los fríos invierno y calurosos estíos en silencio. Un día muy lejano sus lugareños habitan cerca del centro en la Plaza de la Señoría, donde el Marques tenia sus pertenecías, aquellos olvidados tiempos nacieron nuestras raíces acompañadas de azotes de pestes y sequias, que dejaron silencio en sus calles y resignación en sus moradas.
En esta calle Tornito raíces de quien escribe anduvieron por el año 1886 de un joven que subía a por leña para el horno donde trabajaban sus padres, a primeras luces con la mula partían por la montaña en busca del sustento familiar, ganar unas monedas para cuando llegara Abril ponerse la Casaca Carlista que era el atuendo de la comparsa de Vizcaínos y disfrutar de la fila que como antaño se llamaba, a parte de otros nombres como la Soldadesca o comparsas actualmente.  Una pequeña curiosidad la calle que hay pegada justo a la sierra su nombre es Calle del Mar por que los días azul sin neblina se puede ver el mar de Alicante, como en los pueblos para llamar algunas familias se le atribuye un apodo, una familia que vivía justamente en la casa del final de la escalera, los comenzaron a llamar, "los marineros".
En estas calles se fraguaron las vivencias de los lugareños por aquel abril de 1648 cuando el Reino de Valencia y parte de España mediterránea la Peste castigaba los hogares de las moradas, la noche del 22 de abril,  los vecinos hicieron hogueras y quemaron ropas, sabanas, muebles, para desinfectar las moradas, pues el silencio y el secreto vivía detrás de cada pared, nadie osaba a contar las penurias que invadían sus casas, tristes días, dureza y lagrimas en ellos, aquella lejana noche el pueblo se ilumino y la peste comenzó a ceder. A  partir de aquel día hay un día antes en la historia del pueblo, otro después donde se comenzó a escribir la leyenda con trozos de historia y magnificada como en aquellos tiempos por las autoridades eclesiásticas dominantes en la España de Contrarreforma.

El fuego purifica.
El fuego es luz.
El fuego espanta los males.




sábado, 14 de mayo de 2016

Corazones dibujados

Días de niebla.
Lluvia en tus entrañas.
Luces y sombras.

El Sena a tus pies
Poetas y pintores.
Curiosos y viajeros.


Cada mañana es un encuentro.
Cada tarde un beso.
Cada noche es pasión.

Luces iluminan tus calles.
Semblantes de enamorados.
Corazones dibujados.




jueves, 12 de mayo de 2016

Soñador de los recuerdos.


Cuerpos desnudos.
Como el viento y el mar.
Marinero de los recuerdos.

Playa solitaria.
Vagabundo en ella.
Días de recuerdos.

Poeta y cantautor.
Botella en la orilla.
Olas de los recuerdos.

Lagrimas del pasado.
Triste epitafio.
Soñador de los recuerdos.

La playa estaba en soledad en aquella tarde invierno recién estrenado el año, la resaca de los transeúntes del paseo marítimo era palpable en sus rostros. El soñador de los recuerdos sentado viendo el mar que se perdía desde el infinito en un laberinto de pensamientos.
Siglos del pasado, Corsarios, Bereberes entre muchos desfilaron por las arenas en busca de un botín y años después pescadores se hicieron dueños de la costa con sus moradas bajas y blanquecinas acompañados de las gaviotas que volaban cada vez que llegan a puerto.
En esta vida de instantes, recuerdos y nostalgia en una tarde de enero con el tibio sol entre los hombros, fui el soñador de los recuerdos en busca de las leyendas perdidas.



sábado, 7 de mayo de 2016

Muchedumbre


Tardes grises de primavera, días del pasado, añoranza del invierno, camino entre la multitud de sombras, multitud de gentío por este paseo, esperando los días azules de la estación reinante. Voy caminando por el sendero de los olvidados, en el pasado de blanco y negro, ausente a todos, ausente de presente, ausente de tristeza. Quisiera gritar en alto en estos días de miserias políticas, gentes con afán de coger la poltrona, no ceder privilegios, políticos con afán de no trabajar, todos se apuntan al carro del Estado como agua de mayo. Los hombres y mujeres de esta nación troceada por dictaduras silenciosas sediciosas del buen vivir y no hacer nada, cada día que pasa la clase media de los años setenta nacida se diluye, poco a poco entre gotas del pasado. Tristes hombres y mujeres que pasan el día embobados en las televisiones manipuladas por el poder escondido de la publicidad y las prebendas políticas de personajes que mienten como bellacos. Esta nación borreguil el pastor guía a su rebaño hacia el despeñadero entre autos de fe de la agencia tributaria para que el pueblo aplauda su actuación caciquil. Esta España de complejos donde es un infierno fiscal nadie es capaz de levantar la voz ante tales circunstancias, todos odian al emprendedor que a base de esfuerzo a montado un imperio, porque es más fácil criticar que emprender. Ser un osado emprendedor es ser muy valiente ante los muchos impuestos del infierno fiscal que les somete aquellos que un día tuvieron la feliz idea de montar un simple negocio. Somos un país que si uno fracasa en el intento de emprender, se ríen de él, y se logra superar todos los obstáculos y comienza tener éxito, se le odia.
En estos días grises de primavera Amancio Ortega se le critica por la fiesta de cumpleaños, por sus dividendos cobrados en bolsa de Inditex, nadie repara lo que se lleva el Estado a sus arcas que supuestamente serán para sanidad, educación o mejor para las subvenciones de los paniaguados del buen vivir nada trabajar.
La muchedumbre seguirá tranquila en sus mundos, dispuesta el 26 junio a pasar por las urnas para que unos señores no pierdan privilegios aunque España se vaya al carajo sino  estamos en ello.
Una tarde de primavera paseando entre la gente por una ciudad mediterránea de España.

Primavera gris y de colores,
azul, verde,  lluvia y sol,
arco iris en el cielo.

Gentes en las calles,
anónimos ausentes,
literatura en el fondo.

Es primavera y una tarde
paseando entre
la muchedumbre.






domingo, 1 de mayo de 2016

Día de la Madre.

Pronto dejara de ser el día de la Madre, no me gustan tales días remarcados, que si el día de esto, que  el día del otro, o el día del trabajo que por cierto siempre es el uno de mayo, a lo que vamos, hoy uno se despierta, el chivato de Facebook ahí esta, miras el face y todo lleno de mensajes, estupendo, pues para mi el Día de la Madre es todos los días y en especial el día que nací porque sin ella no estaría en este mundo,  y el resto de 364 días del año y si es bisiesto un día más, porque sin ellas no estaríamos por estos lares mundanos, los que aun tenemos la fortuna de tenerla cerca, pues sabemos que el día que marchen en nuestro corazón tendrán un hueco, porque su sangre es amor, cariño, bondad, trabajo, respeto, y sobre todo el hombro donde puedes llorar cuando lo necesitas y nadie te comprende. Quizás tenga mucho defectos en esta vida y ella sabe que me cuesta demostrar el cariño, pero sabe que mi corazón esta repleto de sentimientos a hacia ella. Así en este día que esta punto de acabar, Día de la Madre mi pequeño homenaje, no en esta jornada sino durante todo el año. Y que el uno de enero siga cumpliendo años, celebrando su onomástica para que hijos y nietos lo disfrutemos.

En tu vientre te conocí.
La semilla del amor
y la luz que iba ver.

Mis primeras lagrimas,
en tu pecho, una vida
comenzó en aquellos
años de los sesenta.

Niño débil fui,
de resfriados y fiebre,
y tu cuidaste de mi.

El amor dejabas en cada palabra,
y cada acto, fui creciendo,
pasaron los años.

De mis entrañas llegaron,
unas luces que iluminaron
nuestras vidas. Son la
juventud que nuestra casa.

Solo puedo decirte eres una gran madre y mejor abuela, porque ellos son mi luz, cada vez están ellos por allí, tu cara es felicidad, son el motor los días que la salud se pone un poco borde, por ellos, como por nosotros lo das todo, no escatimas nada. Si hoy es el día de la Madre, mañana, pasado, y el otro.
Se que ahora estas despidiendo a tu Virgen de la Salud con la esperanza de volverla a ver el año que viene, porque cuanto que le has rezado por nuestra salud.
Dicen que Madre no hay más que una, nada que objetar.

PD. La foto me encanta, por la belleza de los dos. Y esa juventud que a pesar de los años aun conservan en sus risas y palabras.

Tatuaje del perdedor


Aquí sentado,
ante esta pantalla, escribo,
algo más que sentimientos.


Días aciagos en la memoria,
en este sin sentido de mi vida,
negro, gris, vuelta empezar.

Flores marchitan en el olvido,
azucenas y margaritas,
secas en el jarrón de los delirios.

Quizás, quizás y nada más,
es el laberinto de mis pensamientos
perdidos en este océano de la vida.

Surco del olvido, días pasados,
futuro sin sentido, presente
letras del perdedor.

Huérfano de la soledad,
corazón maltrecho, lagrimas
en el estanque del viejo parque.

Pasos de soledad por los adoquines
de los perdedores, zapatos maltrechos,
como las entrañas del vagabundo.

Sopla el viento, o sueño en ello,
que me lleve al presente,
que nunca debí abandonar.

Viejas heridas, puntos de sutura
en el corazón, espadachín
de los viejos antros y esquinas
perdidas en la noche oscura.

Nubes negras tapizan el cielo.
Nubes borrascosas pueblan mi mente.
Nubes y tormenta en mi pasado.

Sopla el viento.
Aúlla el lobo.
Tatuaje del perdedor.