lunes, 29 de agosto de 2011

Lagarte


Un beso.
Solo un beso.
Un beso.
Un beso y desaparezco.

- No te creo -

Un beso.
Solo un beso.

- No-

Lárgate.

viernes, 26 de agosto de 2011

El velero Ifach


Querida amada, te espero en este lugar maravilloso con el encanto del marinero que esta dispuesto a embarcar en busca de la libertad del mar.
Velero Ifach.
Hizo las velas.
Salgo de la bocana.
Busco las olas.
Giro a la derecha en busca de cabo de la Nao.
Navego en mi mar, sin ataduras, viento de levante, nubes en el horizonte, gaviotas que me despiden.

Amada beso tu cuerpo.
Amada dibujo tu corazón.
Navego con el Ifach.
Navego a bordo de tu corazón.
Ifach en el mediterráneo.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Cartas marcadas



Juegos de azar.
Cartas marcadas.
Dinero en el tapete.
Silencio.

Tensión en sus rostros.
Manos frías.
Blasfemia en sus mirada.

Farol en sus vidas.
Viejos diablos.

Escalera de colores.
Noches de Poker.





sábado, 13 de agosto de 2011

Miénteme


Miénteme amor.
Solo soy amor.
Dime que me no me quieres.
Miénteme.
Amor.

Miénteme no quiero perderte.
La verdad es dolor.
Miénteme.
Mentir es como una droga.
Soy adicta a la mentira.
Miénteme.

viernes, 12 de agosto de 2011

Un secreto




Quieres que te cuente un secreto.
- No, los secretos son secretos querida.
Para ti nunca tengo secretos
- Querida los secretos son historias del pasado, soy presente.
Yo creía que eras pasado, te conocí hace años.
- Ya hace mucho de esto.

El hombre del presente lo desconozco.
Lo dices por mis canas, mis arrugas y mi barriga.
-No querido…no es eso.
¿Qué es?
- Un secreto es un secreto.

Pues ahora soy yo quien quiere saber el secreto.
- No. Antes has dicho que los secretos son pasados y tu eres presente.
Querido hombre de canas y arrugas, no te conozco.
Un secreto. No te quiero. Quiero divorciarme.
- ¡Que dices, ahora soy yo quien no te conoce!.
Pues por eso, me voy.
Aquí solo hay recuerdos, son secretos.
El amor ha desparecido. Quiero el divorcio.

-¡ Estas loca!.
Igual me da, me voy en busca del presente.
Toma la carta de mi abogado.

Adiós.

Cerro la puerta desapareció el secreto.

jueves, 11 de agosto de 2011

Dinero del placer


Busco amor.
Compro sexo.

Quiero amar.
Pago sexo.

Encuentro placer.
Placer de la pobreza.
Orgasmos de la miseria.

Gente sin escrúpulos

miércoles, 10 de agosto de 2011

Un beso



El beso más difícil.
El beso más amargo.
El beso de la desesperación.
El beso de la despedida.

El barco zarpo.
Busco la bocana.
Desapareció.

El exilio.

martes, 9 de agosto de 2011

Telón del teatro




La noche comienza.
Se abre el telón.
Los sueños en escena.
La magia de la vida.
Vuela lo más alto.
Luces.
Comienza el espectáculo.
Soñar.

Cierra los ojos.
Déjate llevar.

Sigue en tu universo.
Sueña.
No dejes de soñar.

El cielo y el mar.
El sol y la luna.
El amor y la felicidad.

No abras los ojos.
Sigue soñando.

La noche comienza.
Se abre el telón.
Sueña.
Teatro de los sueños.

lunes, 8 de agosto de 2011

El viejo sabio


En un pequeño pueblo en el desierto habitaba un anciano, no era tan mayor como la apariencia de sus cabellos largos, barba blanca y ropas viejas casi sin color Su modesta morada estaba a la entrada de aquel pueblecito de aspecto desolador, todos le llamaban en tono despectivo “ el viejo sabio”, la crueldad de estos lugares es infinita mezclada de la burla constante, llegando a limites insospechados de hiriente hacia el anciano.
Un hombre pasaba con su carro repleto de granos de trigo, llego a la posada para pasar la noche.
Y pregunto al dueño de la posada, por el hombre de pelo blanco largos que habitaba en una pequeña casa a la entrada del pueblo.
Le llamo la atención aquel hombre que le ofreció agua a su paso, sin él pedir agua. Llevaba horas que no encontraba agua para beber en la travesía por aquel desierto. Supo leer su mirada, la necesidad del sediento.
A lo que el dueño dijo. - Es un viejo loco, que se cree que es sabio, en realidad es un pobre infeliz-.
Mientras descansa en la cama, las palabras que acaba de escuchar, hicieron calado, que crueldad, para aquel buen hombre que le ofreció beber del búcaro de agua fresca y transparente.
-Quizás sea la envidia-
- Quizás la ignorancia-
O solo sea prepotencia del dueño de la pensión.
A la mañana siguiente fue a visitar al anciano, se alegro cuando lo volvió a recibir con amabilidad exquisita.
-Bienaventurado sea señor por visitar esta humilde morada-
Quisiera agradecerle por el agua que me ofreció.
Una pregunta quisiera hacerle señor, cual es el camino más corto hasta llegar al sur.
El sabio alzo su mirada al cielo se quedo mirando sin pestañear, de repente cerro los ojos durante unos minutos.
Ocurre algo, dijo el carretero.
El cielo estaba despejado sin ninguna nube en el horizonte.
No salgas hoy de viaje, esta tarde habrá una gran tormenta, demasiado para que puedas soportar tus animales y tu mismo, perderás el grano de trigo que es tu pan verdadero.
-Si esta el sol, no hay nubes- dijo el carretero.
Guarda bien tu carro, pon a salvo los animales y el grano de trigo, se que me tratan de loco, si bebiste agua cuando la necesitaste sin pedirla, ahora hazme caso por el bien de tus hijos que necesitan ese trigo que es el pan de ellos.
El carretero volvió a la posada y nada más entrar, dijo al dueño de la pensión que se quedaba otra noche, esta tarde habrá una gran tormenta.
- Se nota que vienes de ver a ese loco viejo chiflado, mientras se reía a carcajadas, por mi encantado otra noche que me tendrás que pagar por adelantado, seguía riéndose a carcajadas del viejo-.
A las siete de la tarde cuando comenzaba anochecer en poco tiempo el cielo se lleno de nubes negras, nada más que contar, los relámpagos, truenos, y el aguacero comenzó a inundar las calles polvorientas, el granizo hizo su presencia de forma que cada piedra de hielo rompía cristales en mil pedazos.
El carretero bajo del habitáculo, la cara del dueño era desoladora como contemplaba que el agua entraba por todos los sitios, entre el ruido estremecedor del granizo, la calle era blanca, el vendaval era impresionante.
- Ya ves el anciano loco-
Ese hombre que esta loco, ese pobre infeliz, el viejo loco, sabio chiflado.
- La envidia, quizás sea prepotencia, o la ignorancia, de este pueblo de incrédulos-.
El viejo loco.
Sois la pobreza de las almas.
El es viejo sabio, vosotros sois la envidia, odio, tristeza, que es vuestra alimentación.
Ir con Dios.

El viejo sabio a la mañana siguiente desayuno como el carretero antes de partir el camino.
Tomaron un té exquisito que preparo el viejo sabio.
Aquí en medio de este desierto de Atacama la vida es un bálsamo de paz donde el silencio es la música que me acompaña durante el día. La noche las estrellas están la solución a nuestros problemas, solo nuestros ojos pueden ver el espectáculo que nos ofrecen muchísimas noches en ellas están los enigmas de esta vida, que no es están misteriosa como puede creer, es simplemente sentido común.

domingo, 7 de agosto de 2011

El hombre de la capa negra



Vendedor ambulante en las noches frías y oscuras, calles en silencio, sonido en las botas al caminar, el florete preparado en el cinto mi mano apoyada en el puño. Puñal escondido, capa negra rodeando mi cuerpo.
Miradas ocultas, sombras negras, dureza en el rostro, callos en mis manos, miedo escondido, templanza en mi respiración,
Hombres poca honra malolientes se emborrachan de vino peleón entre los cuerpos de prostitutas, prostíbulo repleto de maliciosos, al lado la taberna hombres sin escrúpulos dibujan el compás de los naipes, monedas de oro de las indias acampan por las mesas, sacerdotes, escribamos, marqueses, compañeros de juego, el tonel se vacía poco a poco durante la noche, nadie conoce a nadie, la noche lo esconde todo, confunde a los buenos con los malos, los mentirosos con los avariciosos, los necios con los arrogantes, todos tiene en común, que nadie se conoce en aquellos turbios cuartos, nadie es dueño de su vida, todos son esclavos de sus penurias.

El campanario de la Iglesia de Santa María preside la noche, esperando el alba. Callejón oscuro, sangre en sus adoquines, cuerpo moribundo, hombre aniquilado, oro en sus manos, carreras entre escaleras. El hombre de la capa negra huye con una bolsa de monedas de oro, la noche se diluye nadie esta a salvo de las cuchilladas.
El hombre de la capa negra.

sábado, 6 de agosto de 2011

Tesoros



Hay personas que siempre tienen la sonrisa en el rostro.
Hay personas que miran la vida desde el corazón.
Hay personas que nacen como todos, no son perfectas, con los años aprenden a regar la planta del amor.
Hay personas que no buscan su paz, buscan la paz de todos.
Hay personas siempre ayudan al necesitado, sin pedir nada a cambio, desde el anonimato.
Hay personas que aman la vida de verdad.
Hay personas que solo quieren ser personas, con sus defectos y virtudes.

Si encuentras una de estas personas, tienes un verdadero tesoro, cuídalo.

jueves, 4 de agosto de 2011

Gotas de felicidad




La risa de un niño.
Una flor.
El amanecer.

¡ Que cosas tan simples !
¡ Que bellas !

Cosas hermosas.
Pequeñas gotas.
Gotas de felicidad.

Fragancia Felicidad.
Un regalo.