miércoles, 28 de diciembre de 2011

Cabalgata de los Reyes Magos

Monumento a los Reyes Magos de Ibi.



La festividad de los Reyes Magos es final de las fiestas navideñas, día de nervios en los niños, la noche de la ilusión hecha realidad, es el momento de la magia. La tarde es larga en los más jóvenes deseosos en ir a la cabalgata a recibir a sus Majestades de Oriente, los pajes escalera en mano suben a los balcones dejan los paquetes, los niños explotan de emoción, nervios, lagrimas, alegría y decepción por haber olvidado el regalo ansiado que ha pedido en la carta a sus Majestades.
Esta festividad es nacida en España, la cabalgata más antigua es la de Alcoy un pueblo al norte de Alicante, ahí es donde nació la cabalgata de los Reyes Magos.
Esta ciudad por aquellos años 1866 era una ciudad industrial casi de las más importantes del Reino de Valencia, sus fabricas de papel y textil eran el motor la ciudad y de la provincia de Alicante.
Unos jóvenes alcoyanos comenzaron la historia de la cabalgata de los Reyes Magos que el 5 de enero invade de luz y color los pueblos y ciudades de España.

Los pajes negros subiendo los juguetes en las escaleras a las viviendas.

En 1866 unos chavales en Alcoy en la tarde noche del 5 de enero, salen en cabalgata anunciando la llegada de sus Majestades, esta noticia es reflejada en la prensa alcoyana más concretamente en El Diario.
Después de este año no vuelve a salir hasta 1885, son años de acontecimientos políticos relevantes en España, la caída de la Reina Isabel II, la llamada Revolución de “ la Gloriosa” el reinado de Amadeo, la I Republica y la vuelta a la monarquía de un Borbón Alfonso XII hijo de Isabel II. Según el dato 1885 viene reflejado en el diario Eco.
Por aquellos años estuvo organizada por la Sociedad Recreativa El Panerot hasta el año 1915. Tras esta entidad le suceden en la organización otras como el Circulo Católico, el Circulo Industrial, algunas filaes y también Radio Alcoy.
Hubo un paréntesis durante la triste Guerra Civil 36-39.
Desde 1940 hasta 1965 el Frente de Juventudes la cual le sucedió Asociación de Amigos y Damas de Reyes Magos hasta 1984 que el Ayuntamiento y la Asociación San Jorge hasta la fecha. Esta última asociación colaboraba desde el año 1960 en la cabalgata.
El domingo anterior a la cabalgata se celebra el “ Dia dels Pastorets” que data de finales del SXIX concretamente el año 1889 donde numerosos niños vestidos de pastores desfilan junto a rebaños de ovejas para ir al pesebre a obsequiar regalos al niño Jesús que acaba de nacer.
El 4 de enero es el” día de bando i les burretes” bando del Embajador Real. Los niños depositan las cartas en los buzones que llevan las burritas en sus lomos. El Embajador hace de 25 a 28 paradas para leer el mensaje que cada año escribe un escritor local. Los personajes del famosísimo Belén alcoyano el “Tirisiti se unen al bando con sus personajes. Este acto del Embajador real la primera vez que se realizo fue en el año 1924.

5 de enero la cabalgata recorre las calles más emblemáticas de Alcoy.
Esta cabalgata tiene una curiosidad que en el año 1972 el Rey Baltasar que en toda España desfila en tercera posición, paso en Alcoy a ir el segundo. Lo cual la hace más significativa y con más vistosidad.

Podemos también citar en la ciudad de Ibi existe la primera plaza dedicada a los Reyes Magos de gran belleza su escultura. Y en otro pueblo que donde la muñeca es el motor industrial desde hace unos años esta el Parque de los Reyes Magos concretamente en la Villa de Onil, en el cual el 5 de enero a las siete de la tarde se recibe a la comitiva de Sus Majestades Los Reyes de Oriente para comenzar la cabalgata en la localidad.
Podemos decir que los pueblos que hoy se denominan el Valle del Juguete que son Ibi, Onil, Tibi, Biar y Castalla muchas de sus factorías se dedican a la industria del juguete, lo cual esta tradición la hace más entrañable entre sus gentes.

Mural del Parque Reyes Magos de Onil.
Muñecos de la Asociación Reyes Magos de Onil.
Moto de hojalata fabricado por Rico de ibi en 1930.
Tractor de hojalata fabricado en Ibi a principios del S.XX.

lunes, 26 de diciembre de 2011

El viejo marinero



En una vieja cabaña en el final de la playa vivía un hombre de avanzada edad de aspecto muy mayor, lo cual no era tanto, el mar castiga la piel en la vida de marinero.
Hacia años abandono los barcos el artrosis compañero en estos años le hicieron dejar la vida del mar entre lagrimas se instalo junto al mar en la cabaña de madera.
Siempre sonreía, era difícil ver su semblante serio. Su vista fija mirando el mar, predecía las tormentas con mucha facilidad. Los vientos las formas de las nubes y sus huesos nunca fallaban en sus predicciones y como no la luna y el sol.
Pasaba horas y horas mirando el mar con la mirada perdida en el horizonte sentado entre las rocas, su vida eran sencilla que no tenia casi nada en su casa de madera un camastro una silla y una mesita pequeña acompañada de un candil. Los niños del pueblo bajaban muchos días a la playa y jugaban entre las rocas a pescar. Él les explicaba como pescar de manera fácil, sus palabras eran dulces con una voz casi ronca. Mi vida esta junto al mar les decía aquellos chavales mientras festejaban cada vez un pez pescaba el anzuelo. A ellos les costaba de entender la vida de un hombre de ropas viejas y descoloridas, barbas largas y blancas, cabellos plateados largos.
Un día les dijo.
En esta vida lo importante es encontrar la felicidad. Si no pides nada ella viene a ti desnuda y virgen, entonces no hay mejor placer de este mundo de vestirla a tu imagen y semejanza.
En el mar hay tormentas y eso para mi fue felicidad, porque él te enseña que tiene sus propias reglas o la aceptas o te vas de él. Conoces la calma y la saboreas, sus enseñanzas son no tener prisa nunca, encuentras la paz y el sosiego.
Nunca te mentira, te enseñara que nada en este mundo vale más que tu vida. Te dicta que la paciencia y humildad es la riqueza de la vida.
Mi vida es humilde en ella he encontrado la felicidad en el mar y junto a él.
Si algún día me voy quiero seguir en el mar con mis cenizas.
Seguir siendo feliz.
Una mañana desapareció nunca más se supo, dejo escrita un papel.
Me voy con mi barca y mis huesos maltrechos a navegar en busca de la libertad que me niegan la gente de este maldito pueblo.

A la mañana siguiente una excavadora destrozo la cabaña para dar paso a los cimientos de un hotel.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Historia de la muñeca


Se acercan las fiestas de navidad son símbolo de reunión familiar y regalos. En estos días que los grandes almacenes están repletos de gente comprando regalos navideños, he considerado escribir sobre los juguetes en especial del nacimiento de la muñeca en España. Un breve repaso a los inicios de la muñeca en los años últimos años del siglo XIX y primeros del XX.


En un principio las muñecas y muñecos representan una niña o un niño de carácter abstracto. El niño o la niña le adjudican un nombre que quiere o le gusta y la dota de personalidad. En los años 1930 los industriales del ramo muñequero comienzan a cada serie de ejemplares a darles un nombre comercial.
La imaginación de la niña se desliza cuando la muñeca esta en sus manos en la cual fluyen conversaciones intimas y privadas con la muñeca en la cual muchas veces imita a su mama, todo esto nace de un hermoso e inocente corazón repleto fantasía maravillosa e impregnado de una magia del mundo de la infancia.
Hay muñecas para jugar y otras para mirar. En las colecciones podemos observar que fueron denegadas a las niñas. Estas han sobrevivido en las vitrinas del salón de coleccionista. Coleccionar muñecas es distinto a coleccionar otras cosas por muy variopintas que puedan parecer. Las miras y ellas te devuelven la mirada, sucede que comienza el amor entre tus ojos y sus ojos. Te atrapan y te vencen. La calidad artística con sus vestidos lujosos de la época que vieron la luz de las manos del creador buscando la perfección nacida de su corazón.
En la antigua Roma cuando las niñas llegaban a la pubertad donaban sus legados de muñecas a la Diosa Venus, como despedía de la infancia. Muchas de estas muñecas de colección procedían de Francia que en el siglo XIX tenían el mayor prestigio del mundo en cuidar a sus muñecas como a las propias damas de alta cuna parisina. La mujer española en aquellos años la alta sociedad de nuestro país cuando visitaban Paris se traía consigo alguna de estas muñecas que tras ser admirada por la familia y amistades pasaba a formar parte de la vitrina del salón. En aquellos años estaban también las muñecas de porcelana que eran Alemanas y se podían ver las casas pudientes españolas como un autentico objeto de lujo. Marcaba la feminidad de aquellas señoras y la tendencia a las modas europeas que solo ellas podían frecuentar.
Las primeras muñecas fabricadas en territorio español fueron obra de un artesano alfarero de un pueblo del norte de Alicante, exactamente Onil. En el año 1878 Ramón Mira tuvo la idea de fabricar muñecas de barro este fue el comienzo de la industria muñequera en España. Amasando la arcilla, la introducía en unos moldes de barro que después de secarse un poco permitían extraer las figuras que luego eran cocidas, pintadas y vestidas. En 1895 Ramón Mira consigue la patente por su invento de “barniz especial para muñecas”.
Tras el barro se intento con otros materiales yeso, cola, serrín-cola formando una pasta que se colocaba dentro del molde que ahora era de bronce y allí se prensaba. Después pintado el cuerpo se le colocaba la cabeza de porcelana que era importada de Alemania. Más tarde el cuerpo es sustituido por una mezcla casi comestible; harina de algarrobo, maíz, avena formando una “gacha” a la que se le unían trozos de papel y cartón, una vez lograda esta masa se metía en el molde de hierro o bronce y la pieza obtenida se ponía a secar al sol. La pieza ya endurecida por el calor se revestía con una capa de cola y blanco de España y se lijaba. De aquí se paso al cartón prensado que estuvo bastantes años y por fin se llego en el año 1950 al plástico.
Donde tuvo varias trasformaciones dentro de la era del plástico como en 1959 se paso a un plástico más blando, el polietileno y el cloruro de polivinilo.
En la década de los años 1960 los avances en el sector muñequero que esta en plena evolución y expansión en todos sus aspectos aparecen las voces, balbuceos, caminan y además a las muñecas se le complementan con accesorios y nace de los creadores algún hermano que acompañaba a las muñecas.
Los cimientos de la muñeca en Onil fue obra de Ramón Mira que paso a Eduardo Juan Sempere como el pionero del impulso en los años 1900 de la industria muñequera en España.
Por aquellos años nos situamos como anécdota de una letra de copla en el cual se hace referencia a la venta de las muñecas en España por aquellos primeros años de siglo pasado.
Con unos versos con matiz picaro.
Un muñequito quise cómprame / y caprichosa me fui a un bazar/ y un guapo moza al despacharme/ ¿ Que va señora, dijo, a comprar?/ Y yo le dije comprar quería/ un muñequito para jugar/ ¿Y yo señora no serviría?/ Jesús que cosas hay que escuchar.
Ante el asombro del vendedor le explica.
¿ Por que te asombras, mujer/ de esta interrogación?/ Pues tú misma vas a ver/ que en las manos de una mujer/ muñecos los hombres son.

En esta foto del primer creador de muñecas en España Ramón Mira se puede ver las muñecas que fabrica en 1895. La confección de los vestidos eran hechos por su mujer Petra García.
Por aquellos años quien trabajaba en las empresas de muñecas era sobre todo las mujeres y niñas. Como se puede comprobar todo el personal era femenino.





Esta foto tomada en el año 1920 se puede apreciar el secado de los cuerpos, piernas y los brazos de la muñeca. Una de las jóvenes del centro de la foto es la abuela del autor de este blog.

Esta la muñeca Cayetana que en 1948 bajo el patrocinio de la Duquesa de Alba salio al mercado juguetero.

martes, 6 de diciembre de 2011

El cielo es azul



El tiempo camina rápidamente sobre nuestros hombros, las arrugas nacen en nuestros rostros, las canas se apoderan de los cabellos. Miramos la esencia de esta vida con sonrisas malévolas, el hoy es el camino, el ayer dejo de existir y el mañana es el vuelo de los sueños por un cielo repleto de esperanza.
Besos a ti.
Mi vida.
Corazón de la esperanza.
Dulce mujer.
Mi amor.
El cielo es azul,
Como tus besos.
Y tú lo sabes.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Diario de un anciano


En esta mañana de un tibio invierno, el sol luce tímidamente, sentado en el mismo banco de la explanada viendo pasar los días.
Sol que iluminas mi vida.
Amante de verano.
Compañero de invierno.
Sol de mis días.
Sol de invierno.
En esta ciudad costera las palmeras son la flora de este paseo, leo placidamente el periódico, las palomas juegan entre mis pies comiendo unas migas de pan.
Alicante sonríe.
Sol que iluminas mi vida.
Una mañana más esta ciudad de adopción de mi jubilación, no olvido mi querido Burgos. Aquí paso los días de invierno mirando el puerto.

II

Un día la vida me golpeo el corazón, fue un lunes de otoño, dejo este mundo cuando teníamos el futuro de la vida por delante en esta tercera juventud, muchas ganas de vivir aquí frente al mar, disfrutar del sol de invierno. Años de trabajo, felicidad con nuestros niños de pequeños, luchas con adolescentes y ahora que creíamos ser el príncipe y la princesa del amor.
Lunes de lagrimas.
Otoño negro.
Cáncer maldito.
Sueños rotos.
Alicante nos esperaba.
Cáncer maldito.
Hijo de Satanás.
Maldito bastardo.
Te odio.
Cáncer.
Mis lagrimas encogen mi corazón en este paseo que tanto soñábamos pasear cogidos de la mano en los inviernos.
Quiero dejar de llorar y no puedo, esto es una losa muy pesada para mi espalda maltrecha de tanto dureza de años trabajo.

III

Todas las tardes paseo por el Postiguet esperando la despedida de este sol de invierno y no puedo dejar de recordar los días que pasábamos con nuestros hijos pequeños en esta playa en verano, castillos de arena, luchas para que salieran del agua después de dos horas jugando con las olas y aquí conocieron en su adolescencia el primer amor del verano en la noche de las hogueras. No puedo dejar de recordar los castillos de fuego artificiales en la semana de San Juan que tanto nos gustaba este espectáculo de pólvora y fuego en el cielo de esta playa.
Paseos por el Postiguet.
Playa hermosa.
Mar azul.
Arena de oro.
Días de verano.
Nuestra playa.
Hoy miro.
Te veo aquí.
Paseando por el Postiguet.
Playa hermosa y coqueta.
Nuestra playa.

IV

Todas las noches después cenar me bajo al puerto. Las luces tenues iluminan este paseo, la humedad cala en mis huesos maltrechos.
Tengo miedo a las noches, el insomnio es mi compañero de fatiga.
Los sueños se evaporan, la noche todo lo magnifica, la crueldad es infinita. No se si mañana estaré en este mundo o igual estoy más cerca de ti.
Las estrellas iluminan el cielo raso, las pesadillas resplandecen el cielo, igual soy un cobarde por no querer afrontar la realidad. Quien sabe, si soy o no, me da igual, soy un cobarde.
El cobarde esta en el puerto, cada día le cuesta más ir para el apartamento e intentar conciliar el sueño. Recuerdo el día que tus cenizas descansaron en el puerto que era tu voluntad, en el mar, soñando con los barcos del puerto.
Querida Carmen.
Tus cenizas están en aquí, me cuesta moverme de este lugar.
Me voy para casa.
Hasta mañana.
Querida.
Carmen siempre te querré.
Las luces del puerto se apagaron es media noche.

Tus pechos


Tus ojos son luces que iluminan mi corazón cada noche.
Tus besos me vuelven loco.
Tus pechos…..
Tu pubis.
Tu sexo.
Juego cada noche.
Te busco.
Te encuentro.
Te amo.
Noches de amor.
Días de pasión.
Tus pechos……
Tu pubis.
Cada noche enloquece.
Nadie me puede parar.
Tus pechos….
Me enloquecen.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Cartas de un vagabundo.


Una noche escribí una carta de amor, no se a quien iba dirigida. Tú la encontraste. Ahora es tuya.
Vieja reina de la noche, leíste mis palabras, en ellas habitan dulzura, sinceridad, encontraste un corazón repleto de amor y te quedaste sorprendida de los colores de mi vida. Querida reina de la noche, señora de las almas vagabundas y desorientadas encontraste mi carta en un viejo portal un día que el amor no se vendía.
Esta es parte de mi herencia.
Cartas de un amante imaginario.
Cartas de amor que todas las noches sueña una mujer que vende amor a cambio de unos sucios euros.
Cartas de un vagabundo de la puta vida.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Otra noche igual

Esta noche oscura y larga consumiendo cigarrillos detrás del ventanal, con la mirada ausente, el insomnio no deja en paz, los nervios se rebelan en mi cuerpo, las imágenes son como una pantalla de una sala de cine en blanco y negro, secuencias una detrás de otra, con voces difusas, necesito descansar mi cuerpo esta maltrecho. Las cenizas y las colillas son parte del cenicero en las largas horas que recorren en la oscuridad, busco una respuesta y no la encuentro en estas malditas y gigantes noches oscuras, un martillo golpea mi cabeza una y otra vez. Las brujas deliran en el cielo, las reinas de la noche buscan el solitario del amor, hombres sin escrúpulos pululan estos antros de mala muerte, entre copas de alcohol y música siniestra. Las sirenas rompen el silencio de la noche, coches patrullas corren velozmente detrás de la presa malvada  en las calles desiertas, la lluvia busca acomodo en el asfalto entre bostezos imaginativos. Aquí con el humo del cigarrillo hago círculos que se pierden en soledad de esta noche de la montaña rusa.
El programa de radio termino, la locutora del amor se despedía hasta mañana, su voz débil y tierna pasa al olvido entre melodías. Aquí recordando la voz anónima del oyente compañero de las noches sin final, prometo que  no volveré a llorar, aguantare otra noche sin dormir.
Delirios de una noche más.
Noche para el olvido.
Noche de truenos en mi cabeza.
Noche de fantasmas en la alcoba.
Comienza amanecer, se acabo la pesadilla, la ducha será el final de esta noche como otras noches sin sentido.
El amor del desenamorado.
Manchas negras en mi corazón.





http://fonoteca.esradio.fm/2011-11-15/carta-de-amor-otra-noche-igual-36028.html
Pinchar en el enlace para poder escuchar el relato en el espacio esamor de esradio presentado por Ayanta Barili.  Esamor fue galardonado el mejor programa de noche en las ondas.

viernes, 25 de noviembre de 2011

El navegante del amor.


Mujer de mis sueños.
Dama del amor.
Flor que ríe.
Tus besos calman mi sed.
Mujer de mis sueños.
Sueño contigo.
Vivo contigo.
Bailo contigo.
Tú y yo.
Bailamos cada noche.
El navegante del amor.

domingo, 20 de noviembre de 2011

El pirata



La goleta estaba escondida entre dos islotes del mar caribeño, a la espera de los barcos con el oro de las indias, los días pasaban en la isla el calor cada día era más angustioso en aquellas lejanas tierras.
El centinela vigilaba desde tierra el paso a lo lejos de posibles presas marítimas, el aburrimiento era palpable en aquellos peñascos perdidos.
Una noche encontró un pequeño cofre en la cueva que estaba situada en la playa y cuando la marea subía el agua la invadía,  recorriendo los secretos ocultos en aquella misteriosa cueva,  lo abrió con mucho cuidado  a la espera de encontrar monedas de oro que alguien hubiera escondido en aquel lugar tan misterioso. La desilusión fue mayúscula  dentro no habían las preciadas monedas de oro que tanto soñaba cada noche el tener en sus manos una fortuna  del preciado metal. En el habían unos escritos, en esos momentos dudo en arrojar aquellos papeles al mar, una imagen fugaz le hizo desistir volvió a cerrar el cofre y lo dejo con todo donde lo encontró. A los dos días una mañana al amanecer entro en la cueva en busca del cofre, estaba  en su lugar secreto y misterioso. Tranquilamente leyó los escritos, el silencio acompañaba las palabras. La leyenda estaba reflejada en aquellos legajos, el mar, una desilusión e imagino las escenas. Recordó que él estaba allí como pirata, aunque esta leyenda no le pertenecía, una mujer escribió aquellas palabras saladas,  las letras se mezclaban en la esperanza  que  descansaba en el cofre del olvido.
Una historia de desamor, su reflejo estaba encerrado en aquella misteriosa cueva caribeña, el sabor amargo de derrota y la sed venganza resonaban, los aullidos del mar era patente que alguien habitaba entre las almas del purgatorio donde se escondía la leyenda que no quería que fuera olvidada.
Misterios de la vida del pirata, el culpable estaba en la goleta.
El hombre cruel que marco la vida de la jovenzuela en las calles de la Habana era el capitán pirata, un malvado escocés que nació del desamor y se estaba vengando de una preciosa mujer de ébano y cuenta la leyenda que la mujer pago unas monedas de oro a una bruja de la ciudad como venganza . Una noche apareció en la cueva del misterio, él sin saber nada fue a rescatar el cofre que había escondido,  ella le estaba esperando, con una sonrisa le dio la bienvenida ante el estupor de él,  lo beso y dicen los viejos lobos de mar que nadie sabe que paso, él desapareció con los misterios de la cueva, ella paseaba radiantemente por el malecón de la Habana cada vez que subía la marea. Las olas enloquecían entre sus vestidos negros, la tormenta era el sonido de sus risas aullando en toda la bahía. El tiempos se congelaba en la Habana los barcos de piratas maldecían los hechizos de brujería que se posaba entre sus astillas y mástiles en el mar caribeño se perdían  sus aguas a la deriva.
Era conocida como la Bruja del Malecón.
No se sabe si es una leyenda o una historia, lo único que todos cuentan que ella, era una hechicera del amor, vivió muchos años en el malecón con su piel de ébano provocaba las tormentas en la isla misterio quedo en el cofre para siempre aguardado en el mismo sitio donde los aullidos del purgatorio sucumben en aquel islote y dentro de la cueva, muchas noches comentaba algún embustero que el pirata que dormía  con el cofre en sus manos, la marea nunca entraba si esta allí. Misterios de la vida de la bruja del malecón nadie la conoce y todos hablan de ella las noches de tormenta cuando los más viejos comentan que les contaron que era todo hermosura en su rostro, finura en su cuerpo.


martes, 15 de noviembre de 2011

El mar a nuestros pies


Sentados en el paseo marítimo, viendo el mar, me acompañabas, te acaricie la mano y sonreíste. Una paloma juguetea tranquilamente por la arena buscando los corazones de dos enamorados.  El mediterráneo estaba en calma en una mañana de sábado, cerramos los ojos, sentimos la brisa que acariciaba  nuestros rostros.
Te di un beso.
Abriste los ojos y me dijiste. - Te quiero.
La paloma nos miro y alzo el vuelo hacia felicidad.
En la arena dibuje un corazón.
El mar a nuestros pies.



sábado, 12 de noviembre de 2011

Cuerpos desnudos


Beso tu boca, juego con tu lengua, mi mano recorre tu espalda. Cierro los ojos, sueño que soy tuya, juegas con mi cuerpo.
La noche de silencio se vuelve noche de locura.
Tu cuerpo desnudo, mis manos acarician tus pechos, juego con tus pezones. Mi lengua se sumerge en el oasis. El mar comienza a enloquecer, las olas van sin dirección, la tempestad ilumina el cielo.
Entro en tu sexo.
Navego poco a poco.
Mi velero se adentra en el mar.
La tormenta ha estallado.
Gimes de placer.
No eres tú.
No, querida.
Es locura.
No tienes control de tu cuerpo.
La tormenta golpea  con rabia.
Las olas estallan……

Me abrazas, te beso, me miras a los ojos, la calma se instala en nuestros cuerpos desnudos el silencio esta repleto de palabras hermosas.
Te quiero.

Ifach


Ifach altivo y majestuoso.
Ifach a nuestros pies.
Amor en el peñón.
Besos y caricias.
Fotos y sonrisas.
Amor en Ifach.
El peñón de
nuestro amor.

Paseamos de la mano.
Tus ojos son mi luz.
Tu boca mis besos.
La nubes grises
amenizaban la tarde.
Las olas jugaban
en el acantilado.

Tu Ifach.
Eres testigo.
Nuestro amor
en el peñón.

Ifach mi velero.
Ifach altivo y majestuoso.
Ifach a nuestros pies.

Besos a bordo del velero.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Rosas mojadas


El silencio es su espejo, dolor en el corazón, la tristeza de vestido.
No tenia rencor, tampoco odio, eran cosas de la vida, no sabe como fue, si tuvo la culpa o no, solo sabía que caminaba bajo la lluvia.
- Querida, no me queda más remedio que confesarte una cosa. Quiero que sepas la verdad. Hay otra en mi vida.
Lo siento. No quería hacerte daño.
Desapareció entre los paraguas de los transeúntes, la rosa se quedo llorando, ramo de flores en la mano como una estatua en medio de la calle.
Hoy sigue lloviendo desde hace una semana, como siempre en Coruña, los días grises son latentes en el otoño.
Cabellos mojados, botas entre los charcos, chubasquero en el cuerpo, camina por la Calle Real los paraguas de colores son anónimos van sin dirección alguna, la soledad es su compañera.
Días de tristeza.
Días de lluvia.
Coruña siempre fiel a la lluvia.
Rosa sigue vendiendo flores a la entrada del mercado de San Agustín.
Rosas mojadas.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Hola


Nunca había visto unos ojos tan bonitos, aquella mañana quede hipnotizado. No sabía si era una princesita de cuentos infantiles o la sirenita.
-Hola- Dijo.
Me quede mudo. Reaccione pasados unos segundos. - Hola-.

Bajo en la siguiente parada del Bus.
Se despidió. - Hasta luego-.
Hasta Luego. Conteste con una voz nerviosa.

Todas las mañanas voy en el mismo autobús de línea a la misma hora, no la he vuelto a ver.
Sueño con sus ojos.
Unos ojos hermosos.
Azules.
Guardo aquella mañana en mi retina.
La chica de los ojos azules, suéter rojo y vaqueros ajustados.
Se despidió. - Hasta luego-.
Hasta luego. Conteste.

martes, 8 de noviembre de 2011

Concierto de Amaral en la Volvo.






Eran las nueve de la noche los barcos estaban preparados para comenzar la aventura de la Volvo Ocean Race en la vuelta al mundo de vela, última noche antes de la salida de la Volvo, un mes de conciertos, Amaral cerraba el colofón de las noches de concierto en el puerto de Alicante.
Y a las diez y unos minutos en el escenario el dúo zaragozano acompañados de su banda y con un comienzo espectacular.
La noche fue mágica, la brisa del mar nos acompañaba, las guitarras deleitaban, Eva maravillaba con su voz, la gente saltando y cantando una y otra vez como un martillo en la pared. Los días de verano quedaron en la playa de Riazor entre la revolución del Big Bang. Yo creía ser Robin Hood caminado hacia la Antartida. Y dime si sientes lo mismo cuando vas en una montaña rusa, íbamos como locos, como hablar el universo sobre mi, en solo un segundo esperando un resplandor. Hoy es el principio del final no se que hacer como mi vida.

La noche fue especial, baile, cante, salte y disfrute de su música, acabo el concierto y caminábamos por el puerto y pensaba si las calles pudieran hablar, moriría por vos. Entre las luces del puerto te encontré y nunca te olvidare.
Tu y yo nos besamos.
Tu y yo bailamos.
Nosotros nos amamos.
Amaral sigue sonado en nuestro corazón.
Fue una noche de concierto.
Tu y yo.
Cuando suba la marea.
Cantaremos.
Hacia lo salvaje.
Me besaras.
Te amare.
Sin ti no soy nada.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Malditos recuerdos


Nubes grises
en mi corazón.
Lluvia en
mis pies.
Soledad en
las calles.

Otoño en
el recuerdo.
Te quiero olvidar
y no puedo.

Tu lluvia
me enfurece.
Vagueo por tus
calles y
blasfemo en tu
presencia.

Otoño triste.
Otoño lluvioso.
Otoño ventoso.

Te quiero olvidar
Y no puedo.

Robaste mi amor.
Me dejaste sin sueños.
Otoño furioso.
Otoño sin piedad.
Maldigo tu nombre.


Te quiero olvidar
y no puedo.

Aquí sentado en el acantilado te recuerdo una y otra vez.

sábado, 29 de octubre de 2011

Cuéntame un cuento


Cuéntame un cuento, si de los tuyos, desde la inocencia. Transforma el sueño en un cuento que tu tanto sabes narrar.
Cuentos perdidos.
Cuentos olvidados.
Cuentos rescatados de un viejo baúl.
Cuentos del viejo corazón.
Cuéntame un cuento de esos que tu sabes que tanto me gustan.
Si de esos, de los tuyos y míos, solo nuestros que saben especial como el olor de una pastelería con pasteles recién salidos del horno, que tanto nos encantan.
Tus cuentos en tus labios.
Tus cuentos en tus ojos.
Cuentos de papel.
Cuentos de tu voz.
Cuentos de tu imaginación.
Cuentos de algodón.
Cuentos sencillamente, sueños de historias fascinantes que los personajes salen de la cajita de tu corazón cuando se acaba la escena vuelven silenciosos a ella, mientras mis ojos se enmudecen de lagrimas mezcladas de tristeza y emoción.
Cuentos a luz de una chimenea.

miércoles, 26 de octubre de 2011

No te entiendo.


Era domingo a mediodía recién levantada y tomando un café con leche, la noche del sábado fue especial me había regalado un anillo, que llevaba puesto desde aquel instante. Esta feliz y radiante con mi regalo, mis ojos eran felicidad, mi amor no se podía esconder, era maravilloso mi chico.
Que ves en ese chico, estas ciega.
- Simplemente amor.
No es atractivo, no se, sinceramente que ves en él..
- Un corazón, que más quiero, un buen corazón. - Mama. Un buen chico del que estoy enamorado. Un hombre me quiere, un corazón repleto de amor.
No te entiendo, hija mía, toda la vida educandote para esto.
-Que quieres que entienda que toda la vida has vivido con el machista de papa.
Ya sabes que el, siempre ha sido así, pero en un buen hombre, trabajador, tiene sus defectos como todos.
-A claro como todos, si te entiendo, siempre has estado acojonada, aquí la última palabra la tiene vuecencia y la criada mira para otro lado. Te recuerdo mama una cosa es trabajador y otra dictador, ya sabes quien trabaja aquí, él, pues manda su señoría , esa palabrita la llevo escuchando desde que iba al colegio. Tu si que has estado ciega toda la vida, bueno quizás nos has tendido agallas de mandarlo a galeras.
Así que no te metas en vida, bastante tienes con vuecencia., encima ya sabes, eso, que tu sabes y callas, todos sabemos que papa es un putero.
No te consiento que digas eso de papa.
- Tu si que estas ciega, mama, encima me dices a mi que si estoy ciega. Es mi padre, pero se que es un mal padre, un mal marido, que quieres más una mala persona, eso si muy buen trabajador, para las putas.

Mama tu sigue con la careta de actriz que lo haces muy bien.

lunes, 24 de octubre de 2011

Mariola



Mujer de mis sueños, reina de mis besos, veo en tus ojos dos estrellas que me iluminan cada noche, tu corazón es amor, tus manos calman mi sed, el sol calienta tu cuerpo cada mañana, tu sonrisa es alegría, me encanta verte desde la distancia, segura de ti misma, como siempre has sido, mujer fiel. Eres finura cuando caminas por la pasarela de la vida con tus cabellos de rizos morenos y tus vaqueros ajustados.
Dime que sientes.
Dime si tu corazón llora de alegría.
Me encanta tu voz cuando entre susurros me dices, te quiero mi niño.
Todas las mañanas después de la ducha, escribo con mi estilográfica y un folio en blanco en la mesa caoba del salón, dejo correr mi imaginación, canto al amor, las palabras se deslizan por la hoja entre garabatos bien trazados, la sonrisa es mi espejo, el corazón mis sentimientos. Cierro el sobre con tu dirección, pego el sello lo guardo en mi cartera.
Salgo a la calle cuando el sol despierta del letargo nocturno camino por las calles estrechas adoquinadas, sus moradas siguen en silencio, el castillo esta de centinela, bello pueblo amurallado lugar que en invierno la nieve visita sus calles los turistas gozan del encanto mágico con sus cámaras, donde se mezcla el arte y el encanto en sus fotos, el sosiego de nuestra gente es palpable, lugareños amables que engalanan sus casas de amor. La influencia de la media luna es nuestro pasado y la iglesia de estilo gótico preside la plaza mayor todo un marco de belleza infinita, se aprecia la cultura mora y cristiana. Nuestro pueblo, este que nos vio nacer, crecer, el que unos años abandonemos físicamente por los estudios, nunca por el corazón esta repleto de galantería señorial en muchas de sus casas esta su escudo heráldico, y en todas la rosa del amor.
Deposito la carta en el buzón de correos, la dejo deslizar con suma delicadeza porque ahí están mis palabras de amor hacia ti, querida y amada.
El viejo cartero cerca del medio día cuando pasa por tu trabajo en su reparto te deja la carta, un hombre de aquí del pueblo, amable, educado y muy discreto, que en sus días de mozo escribió cartas de amor.
El otro día me lo encontré a mitad de tarde recorriendo los senderos de nuestros montes, subimos juntos al nacimiento del rió, me encantaron sus palabras esta en los últimos días de su trabajo, le queda terminar el año, después será un hombre que paseara como muchos de nuestros mayores todo el día gozando de su merecida jubilación, lleva cuarenta y cinco años de cartero, había una cosa que le entristecía, dejara de llevarte las cartas de amor.
Con esto de Internet y de los móviles ser cartero estos última década es muy aburrido, no hay cartas de amor, las que nos llegan son las avisos de pagar, luz, agua, bancos, duelen nada más verlas. La semana pasada encontré en la buhardilla de mi casa en un armario que llevaba muchos años sin abrir, en el fondo de un cajón, cartas de amor, me acorde de vosotros, en esos momentos las mariposas se mezclaron con mis lagrimas que afloraron por mis mejillas. Eran las cartas amarillentas de mis años del servicio militar en Aiun cuando le escribía cartas de amor a mi prometida, sinceramente cuando leía aquellas palabras de la juventud de mi amor a mi querida difunta esposa supe todo el amor que le entregue durante toda la vida que Dios nos permitió estar juntos. Note mi corazón fatigado, muy cansado, era muy grande esta contradicción tristeza, alegría por volver a tener estas cartas en mis manos. Ese mismo día por la noche una luz ilumino mi corazón, deje la tristeza olvidada, me puse a escribir una carta de amor a mi esposa, así cada noche, cuando termino, salgo a la ventana miro el cielo veo dos estrellas que me miran sonrientemente, se que es ella desde el cielo me da la gracias por las cartas. Noto su amor desde la lejanía y la vez tan cerca.
Todas las mañanas cuando a tu novia le entrego la carta de amor, la melancolía me invade, sabes una cosa, nunca a un cartero se le ocurriría abrir una carta ajena, muchas veces una luz fugaz pasa por mi mente, me encantaría saber que palabras secretas de amor se esconden en estas cartas, en el momento que entrego la carta en mano a tu novia veo en sus ojos la belleza del amor. No hay palabras que puedan describir la felicidad de sus ojos verdes, son como la luz de un faro a mitad de noche que se ve desde toda la bahía con una belleza infinita.
Él cada noche y un servidor cada mañana escribimos una carta de amor con la ilusión del enamorado donde las letras son dueñas del destino del amor.
Espero el 14 de febrero del invierno que esta por llegar para que en el altar de nuestra majestuosa iglesia gótica, pueda pronunciar estas palabras que sueño todas las noches “si te quiero como esposa” estarás guapísima como siempre pero ese día serás la más guapa de este planeta con tu vestido blanco inmaculado. Tu pelo de cabellos rizados y tus ojos verdes que son esperanza, caminaras por las calles estrechas adoquinadas del pueblo con tu ramo de flores radiando felicidad en tu noble y hermoso corazón.
Querida Mariola, te quiero. Una 13 de Diciembre naciste en este hermoso pueblo, un día en el comenzaban las fiestas de Invierno en Honor Santa Lucia, aquel día la luz brillo desde el cerro que lleva el nombre de la Santa en este bendito pueblo morisco de la sierra de Mariola. Cuenta la leyenda que era muy hermosa como tu, eran tiempos del emperador Tiberio Claudio Nerón, estas tierras había minas de oro y se extrajo en tiempos romanos, estas proporcionaban muy buena vida a Sexto lo cual la consabida en envidia ajena. Nerón que no andaba boyante de dinero y su pueblo estaba algo revuelto le pareció que pasaran al patrimonio de Sexto. Comenzó a querer conquistar a la bellísima hija de este que se llamaba Mariola y esta paseaba por las sierras con una enorme pantera traída de África. Mariola le dejo bien claro que no quería casarse con él. Y el emperador que era bastante malvado comenzó su cruzada contra el padre y a la hija. Sexto fue acusado de incesto como castigo fueron despeñados desde la roca Tarpeya un lugar en Roma que estaba destinado para esta clases de castigos. Esta sierra lleva el nombre de una hermosa mujer que es como estos parajes bellos. Mariola era muy guapa, es como tú. Querida Mariola la belleza esta en vuestros rostros y lo más encantador en el corazón de ambas, el amor es la estrella que ilumina nuestros parajes.
Quiero que la leyenda se cambie, que en estas tierras esta la mujer más guapa que nunca he visto, Mariola una joven que un día la bese me hechizo de amor.

El cartero será nuestro testigo de boda.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Caminando


Las nubes invaden mi cabeza.
Los días son de tormenta.
Las calles son la soledad.
Soy la soledad viviente.
Camino por la desazón.
Encuentro la tristeza.
Me visto de amargura.
Aquí este idiota
no entiende nada.

Voy caminando con los recuerdos a mi espaldas.

martes, 18 de octubre de 2011

Porque sigues aquí....



Tu me crees.
- No.
Entonces porque me escuchas.
- No te escucho simplemente te oigo.
¿ Que oyes ?
- Palabras.
Es verdad que no me escuchas.
- Si, solo oigo decir mentiras.
Porque sigues aquí.
- Por pereza.

lunes, 17 de octubre de 2011

No soy....


Me distes tus besos.
Te dije que esperases.
No hiciste caso.
Aquí sigo.
Tu has perdido.

A ti querido solo
te gusta el vicio.
Si querido.
Tu no buscas amor.
Quieres sexo.
Yo no soy tu puta.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Una mañana otoñal.


En esta mañana gris otoñal, delante del espejo de mi alcoba, intentando encontrar los colores de mi ropa, el armario esta repleto, la ropa veraniega aun esta visible por los estantes. Soy el desastre de las combinaciones sigo sin saber que prendas elegir. La duda es constante, por fin como siempre por la vía rápida, vaqueros, suéter gris y deportivas.
Salgo a la calle camino hasta la parada de bus más próxima de mi domicilio cinco minutos por la acera del barrio hasta que por fin llego, me siento debajo de la marquesina, van llegando pasajeros en ellos veo sus vidas en sus atuendos, la ropa los delata. Subo al bus, me cojo a la barandilla, vamos como siempre acelerones, frenazos, sonidos de cláxones por toda la calle, todos tienen prisa, de reojo todos nos miramos, nadie mira a nadie, cada uno es un relato, o una historia, otros quizás sean poesías en sus vidas. Llego al final de mi trayecto abandono este artefacto con ruedas dejo dentro las vidas anónimas que sigan el trayecto, camino siguiendo las baldosas de la acera sorteando algún excremento de perrito, he llegado con tiempo de antelación, como siempre soy muy puntual a la cita.
Entro en una cafetería pido un café con leche, me aposento detrás del cristal, de aqui se divisa el mundo exterior. Saco mi libreta de mi bandolera, desenfundo mi pluma, comienza la aventura por el mundo de las letras. La paz y el sosiego recogen cada palabra, son relatos de la imaginación que se mezclan en la realidad, colores del cielo repleto de cometas que buscan su espacio. El relato avanza como el minutero de mi reloj de pulsera con precisión y perfección. Las tonalidades van cambiando en mi mente, los pasajes ocultos encuentran la luz en busca de una realidad escrita.
Ha pasado media hora, me levanto y paso por caja, salgo a la calle doy unos pasos, llamo al timbre se abre la puerta, cojo el ascensor que me lleva al tercer piso, amablemente una señorita joven me indica el camino de sala de espera, me acomodo en uno de sus sofás, ella cierra la puerta, aquí estoy viendo los cuadros espantosos y las revistas del Muy Interesante en una mesa pequeña de aspecto siniestro y del mal gusto quien decoro esta sala de estar.
A los pocos minutos aparece la misma joven de cabellos rubios y sonrisa afable me indica el camino que conozco a la perfección.
Entro a la consulta, me recibe mi psicoanalista con su cara de jugador de poker, tomo asiento.
Lo que aquí ocurre, pertenece a mi locura.

domingo, 9 de octubre de 2011

Baile del fracaso


Dibuje unas alas,
en ellas tu cara.
El viento llora
en silencio tu ausencia.
A la sombra del recuerdo,
mis lagrimas se acomodan
en mis mejillas.
La inocencia de un niño,
el dolor de un anciano,
es la nube que invade
mi conciencia.
Garganta sedienta y muda.
Sueños perdidos.
Baile del fracaso.

sábado, 8 de octubre de 2011

Buenos días.


Tranquilamente sentado a la luz blanquecina que ilumina las madrugadas en este viejo cuarto de paredes blancas y cuadros heráldicos presiden la estancia el cual es mi refugio donde la paz y el sosiego viven placidamente.
Rezo por el poeta cansado, la pluma escribe al desamor, su cuerpo es desolación, no sabe quien es, el camino es oscuro en sus noches blancas de insomnio, las lagrimas se mezclan en la cuartilla de tinta negra.

Admiro al marinero que nunca tiene rencor, conoce las injusticias del mar, siempre acaban como amigos, ambos conocen el respeto mutuo y la lealtad.

Busco hombres que miren a los ojos cuando hablen, nunca mienten, la sinceridad es su bandera, los actos están repletos de amor en sus hechos, la gratitud es su bendición y todas las mañanas se visten de calma y paciencia.

Recuerdo al viajero hombre solitario no tiene ningún destino, ama el presente, vive la experiencia, degusta las leyendas del destino, observa como un niño cuando descubre todo su alrededor, no conoce los prepucios, sabe que la vida es maravillosa y por eso descubre nuevos pasajes bíblicos del mundo, historias de un pueblo primitivo que llega hasta sus días, y él anota en su diario de viajero para comprender la vida misma.

Sigo rezando por el poeta, que noche tras noche llora en amargura su despedida.
Hombres y mujeres de este mundo. La mejor noticia es cuando nace un niño, es un nuevo explorador de la vida.
La peor noticia, que el hombre es un experto en complicar las cosas hasta tal punto que el odio, venganza y rencor son su pensamiento diario.

Admiro al marinero.
Busco personas con calma y paciencia.
Todos somos viajeros de la vida.

Esta amaneciendo los primeros rayos de sol son plasmados por el pintor, los sueños se pierden en el olvido, y aquí sentado delante de mi libreta encontrando la paz y el sosiego de la mañana.

Tengan ustedes buen día.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Amante




En esta mañana del final del estío, el amante navega por el mar en calma a la espera que las tormenta iluminen el cielo de colores y el mar enloquezca. El destino es el puerto quedan horas, espero llegar antes que Satanas comience a delirar.
Sigo navegando como amante, sueño que alguien me reciba, el secreto pesa en mi espalda, nadie sabe nada de nuestro amor. Sigo silencio esperando el día que pueda izar las velas del amor y navegar en libertad por este mar que es parte de mi mundo.
He llegado a puerto amarro mi velero, miro el cielo, el maldito Satanas comienza afinar los instrumentos de la orquesta, la luz se divisa a lo lejos, los rompeolas aguantan las primeras embestidas del demonio. Con la soledad del amante abandono el puerto en busca del refugio en la ciudad esta a punto de comenzar el rezo.
La espera es muy larga, me pide paciencia. Miro en silencio el cielo y busco tu respuesta a mis preguntas. La tormenta ha comenzado, el vendaval golpea violentamente los mástiles que aguantan el envite. Ahora mismo estamos en las mismas condiciones tenemos dudas y desesperación ante la tormenta. Este silencio es insoportable en este mundo de ilusos, quiero dejar de ser tu amante y ser tu hombre.
Eres querida como el mar, al final siempre vuelvo a ti.

lunes, 3 de octubre de 2011

Despertar a tu lado


Despierto a tu lado.
Tus ojos son dos estrellas.
Soy el viejo enamorado.
El dulce hombre.
El amante de los sueños.

Tu sonrisa me cautiva.
Tu boca me secuestra.
Tus pechos me enloquecen.
Tus caderas me obsesionan.
Tu pubis….
Si, tu pubis, me pierde.
Si querida, me pierde.
Tus gemidos.
Tus orgasmos.
Me pierden.
Me encanta ver tu cara
de niña mala y traviesa.

sábado, 1 de octubre de 2011

El cielo


Veo tus deseos anudados en mi cuello. Noto tus caricias como recorren mi torso. Dibujo pensamientos, escribo palabras en mis dedos jugando con tus pezones, círculos imaginarios que se mezclan en las líneas rectas avanzando hasta el pubis.
Beso tu pubis.
Mi lengua se pierde en tus recovecos.
Beso la luna.
Suspiras en el cielo.
Mis dedos encuentran el fuego.
Tu cara excitada, sopla al viento.
La marea comienza a subir lentamente.
Las olas enloquecen.
Tus ojos son deseo.
Tu cuerpo son los movimientos de tus caderas.
Tu boca….
Tu cuerpo es excitación.
Esta a merced de mis dedos.
Son dueños de tu cuerpo.
Veo tus ojos de fuego.
Ardes de placer.
Te vas correr.
Si querida.
Ves el orgasmo cerca de la luna.
Mis dedos son tuyos.
No dominas tu cuerpo.
Gimes.
Suspiras.
Gritas.
No paro, mis dedos son la leña en tu fuego.
No controlas tu cuerpo.
Te corres…amor.
Si amor, si amor.
Mis dedos y tu cuerpo.
Es el cielo.
Subamos al cielo.
Placer en tu cuerpo.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Un beso imaginario.


Dime que me quieres.
Dime que es para siempre.
Dime la verdad.

Te amo en silencio
Te beso en la imaginación.
Te busco en los sueños.

Querida el pasado fue el amor.
El presente es el olvido.
Y el futuro….
Esta en tus manos, no te encadenes al pasado.
Los corazones de colores, ahora son negros.
Te regalo un beso imaginario.
Te escribo un cuento para el recuerdo.
Te dijo. - Hasta siempre.
Te deseo felicidad.

Un beso imaginario.

jueves, 22 de septiembre de 2011

El hombre de la sonrisa a cuestas.


Todas las mañanas nada más levantarse se mira al espejo, este es el hombre de las sonrisas, las muecas son parte de su vida, es como el café si no lo tomas te falta algo en tu cuerpo.
Hoy es lunes, toca la sonrisa del lunes, y sus toques depende del cielo, lluvia, sol, nubes.
Cada día una sonrisa a cuestas.
De ahí le viene el mote del sonrisas.
En fin cada día una sonrisa nueva, como no, el domingo tiene sonrisa de fiesta, esta es especial, la sonrisa de ir a misa. Sonrisa eucarística.
En cambio tenia un problema el hombre de la sonrisa, la del entierro, en ella estaba estudiando en el espejo todos los días en la sonrisa mezclada con la pena y la compasión. Pasaban los días y no lograba encontrar esta sonrisa, él creía que era culpa del espejo.
Un día ocurrió que se estaba mirando al espejo y llevaba horas y horas, nada que la sonrisa no salía como el creía.
Una voz salió del espejo.
-Deja de hacer el gilipollas.
- Falso que eres un falso.
- Solo eres un pelota.

El espejo se callo para el resto de la vida.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Un espejo cualquiera en la vida


La vida en los pueblos tiene que todos nos conocemos, los mentideros viven en la sociedad de sus calles y plazas.
Iba caminando por la calle principal cuyo nombre hace referencia a la Constitución, que depende en que estado se viva el nombre de la calle, en los tiempos de la dictadura de Franco, avenida José Antonio. En las terrazas de los bares y cafeterías debajo de unas de esas sombrillas que hacen referencia a marca de cerveza e invaden las aceras muchas de ellas con el mal gusto del diseñador de turno de la casa cervecera. Dos hombres de los muchos están sentados alrededor de una mesa entre muchas, tomando sus jarritas de cerveza y hablando supongo de sus cosas, uno de ellos calvo y con bastantes kilos en la barriga y otro con pelo blanquecino invadido de las malditas canas, edad 45 años con destino a los 50 años, pues en los pueblos sabemos la edad de todos o casi todos o sino algunos se la inventan. En fin conclusión como cambiamos en los años, los encontré muy mayores para ser edades parecidas. Vamos que el almanaque de los pueblos no miente jamás, es fiel a los lugareños.
Llegue a mi casa de los espejos, me fui al espejo elegante de la casa que preside majestuosamente el salón con toda su elegancia. Me miro y le pregunto al espejo.
Es verdad que tengo pelo.
- Si señor, así lo veo, tiene usted bastante pelo.
No tengo casi canas, vamos que las pocas ni se notan.
- A si es señor, tiene pocas canas casi inapreciables, se confunden con el color castaño bastante bien y el rubio.
Es verdad que tengo buen tipo.
- Hombre, buen tipo, pues no se que decir, no me obligues a mentir. Quiere saber usted la verdad.
Por supuesto, no dudes, la verdad siempre por delante.
-Tienes un poco de sobrepeso, barriga y algo más…..que usted ya sabe.
Vale, vale, no lo digas, que te veo con ganas de joderme.
Bueno, aparento la edad que tengo, dime la verdad sin joderme.
-Señor usted sabe que los 40 años ya pasaron hace seis años, va camino de los 50.
Bueno, pero tengo aun 46 años, queda camino para los 50.
Sabes que soy presumido espejito.
-Pues así es, señor, presumido y creído de cojones.
No seas mal hablado espejo.
- Es verdad señor, creído de cojones.
Vale dejemos las cosas como están espejito puñetero.
- Usted a empezado señor, sabe que no me gusta mentir.
Pues de vez en cuando miente, cojones. Yo fui quien te compro, por lo tanto soy tu dueño.
- En el contrato señor no decía nada que tenia que mentir. Solo decía que usted tenia que limpiarme, nunca esta por labor.
Adiós espejito. Ya te limpiare.
- Mentiroso.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Regalo


Unos ojos sinceros.
Una flor.
Un verso de amor.
Un sueño.
Dos besos.
Una canción.
Todo es un TE QUIERO.
La nata de la vida.
Te quiero.
Unos ojos de enamorados son la dulzura de esta vida.

Quiero regalarte mis palabras.
Los besos son contornos de mi voz, mis manos son las frases.
Mi vida eres tu.
Tu sonrisa es mi lectura.
Leo, no me canso de leer tus labios entre mi cuerpo.
Sigo leyendo como tus orgasmos son paginas de pasión que cada noche recorren mis entrañas mientras nuestros cuerpos se empañan de sudor entre los recovecos del sexo sin pudor.
Tu piel tatuada.
Corazones dibujados.
El mar es un aullido,
cuando tus orgasmos,
enloquecen entre mis piernas.
Susurros.
Gemidos.
Placer.
Nuestros cuerpos.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Luz del amor


Luz del amor.
Dama del corazón.
Rosa de alcoba.
Mujer de los sueños.
Diva de los besos.
Te amo.
Mañanas tranquilas de verano.
Playa poniente a mis pies, besos en la arena, el viento recorre la desnudez de mis cabellos, entre los sonidos de este mar de viejos piratas.
Paseo tranquilamente por esta playa de mi infancia entre las acuarelas que en ella se dibujan, colores hermosos recorren mi mundo, recito en voz alta las poesías que una vez me enamoraron mirando este mar.
Luz del amor.