domingo, 18 de febrero de 2018

Colores difusos

Viejos tratantes,
palabra de honor
en sus labios,
manos entrelazadas.

Naipes en el tapete,
trileros de la vida,
españoles fuleros
de corbata y gemelos.

Sol de julio,
cervezas en el chiringuito,
sombrilla y crema solar,
apariencias del pueblo.


Tormenta en la conciencia,
promesas al viento,
sonrisa en sus labios,
teatro desde el atril.

España descompuesta,
felicidad en la Visa,
montaña rusa en sus días,
fieras enjauladas.

Rojos o azules,
fachas o comunistas
mentes adoctrinadas,
futbol y paella.

Días de tormenta,
tardes zozobra,
horizonte perdido,
colores difusos.






sábado, 3 de febrero de 2018

Punto y final


Poesía es tristeza,
abrigada de la melancolía
que cubre el alma herida.

Los días grises del corazón,
un paraguas en el diluvio,
lagrimas buscan el olvido.

Las arrugas son dulzura
en las heridas malditas,
cicatrices del corazón.

Pasado y presente
confusión del carnaval
en la comedia del amor.

Mañana será un nuevo día,
un amanecer en el horizonte,
un arco iris después de la tormenta.

Ruinas y espinas,
flores en el desierto,
alianzas sin sentido.

Días grises en el acantilado
en este duelo de las entrañas,
descifrando los juegos del amor.

Tardes en el ocaso,
como este amor,
punto y final.




domingo, 28 de enero de 2018

Pequeña reflexión

La riqueza consiste mucho más en el disfrute que en la posesión
ARISTOTELES.

Las personas nos cuesta disfrutar de las pequeñas cosas, los pequeños momentos, la sociedad desde fuera nos invita a la posesión de lo grande, la imagen perfecta, nuestro ego se siente importante, se cree un Dios Todopoderoso, cuando el humano es un ser diminuto en el universo, que olvida el placer de un rayo de sol, una puesta de sol, el sentir las gotas de lluvia, las ráfagas de viento, entre estas y muchas más. Cuando el universo nos invita a disfrutar de toda su esencia que nos rodea en el día a día, que no queremos ver, o estamos demasiados ocupados en banalidades e inmersos en la posesión de lo grande, del tener para ser, para que nos valoren bien. Vivimos corriendo de un lado hacia otro, generando una circunferencia de estrés allá donde vamos para llegar al fin de semana, donde las pequeñas dosis de alcohol esconderán la timidez alternando con la copa en la mano, y una sonrisa de felicidad o buscaremos esta en una gran superficie para colmar la ansiedad aunque sea solo comprando un trocito de tela.
En esta pequeña reflexión es recordar que la riqueza, es el disfrute de los que nos ofrece el universo, es la conexión de la esencia del ser humano, los pequeños placeres de la vida.


sábado, 6 de enero de 2018

Noche de magia




Noche de emociones,
luces de colores en el cielo,
brillo en los ojos,
y una estrella ilumina el firmamento.

Noche de encanto,
bufandas y gorros,
caras de ensueño,
carrozas y camellos.

Noche de ilusión,
cabalgatas recorren las calles,
cartas descifradas,
sueños en los deseos.

Noche de sorpresas,
olas de sentimientos
pueblan los corazones
de grandes y pequeños.

5 de enero,
siguen la estrella
son los sabios de oriente,
noche de magia.


jueves, 4 de enero de 2018

Tardes grises

Heridas de un viejo corazón
en las noches confusas,
poetas sin rima,
recitan versos al corazón.

Soledad en el anden,
pasillos del metro,
fugitivos de la comedia,
a la espera del vagón,

Perdedor en la huida,
sin cita a ciegas
y con el corazón tatuado,
malabarista del dolor.

Acuarela en mis lagrimas,
alianzas en el cajón,
espinas en corazón,
viajes de la memoria.

Paseos por la arena,
mediterráneo de caracolas,
soledad de los náufragos,
miedo a los recuerdos.

Tardes en el ocaso,
sin ti,
sin las olas,
tardes grises.

miércoles, 3 de enero de 2018

Inspiraciones nocturnas y soledad

Cada noche de luna llena, rescato mi viejo diario del cajón del olvido, y a luz de la lumbre relato el cuento que me dictas. Con  música de fondo del vinilo suenan boleros, la inspiración duele en las noches de luna llena de invierno, que cae sobre mis espaldas dañadas de desamor y lagrimas que dejo plasmadas en mis cuentos  del viejo diario.

PD. Microrrelato que participo en concurso de máximo cinco líneas de letra Arial 12, formato Word.

domingo, 31 de diciembre de 2017

Mi casa y mi corazón

Si salgo un día a la vida
mi casa no tendrá llaves:                                    
siempre abierta como el mar,
el sol y el aire.

Que entren la noche y el día
y la lluvia azul, la tarde;
el rojo pan de la aurora;
la luna, mi dulce amante.  
                 
Que la amistad no detenga
sus pasos en mis umbrales,
ni las golondrinas el vuelo,
ni el amor sus labios. Nadie.
Mi casa y mi corazón
nunca cerrados: que pasen
los pájaros, los amigos,
el sol y el aire.

MARCOS ANA 2011