martes, 28 de diciembre de 2010

Reina Mora


Querida Reina Mora hoy te regalo un búcaro de agua transparente cuando mires el agua, veras el reflejo de tu belleza, la sonrisa cautivadora de mujer enamorada en el que sus ojos azules son como las estrellas del cielo que iluminan el espacio.
Reina Mora, dueña y señora.
Reina Mora, belleza y dulzura.
Reina Mora, enamorada y soñadora.
Reina Mora.
Tus manos calman mi sed.
Tus besos calman mi hambre.
Tus abrazos calman mi vida.
Tu sonrisa es mi amor.
Las flores de tu jardín,
son el amor en mi vida.
Reina Mora.
Jardinera de mi vida.
Reina Mora.
Eres mi reina.
Miro la luna.
Veo tu cara.

Mi Reina.
Reina Mora.
Reina de mis noches.


Pd. La foto es de internet.

viernes, 24 de diciembre de 2010

El principe.


Mi corazón esta huérfano, la vida me ha enseñado que los cuentos son mentiras escondidas dentro de otras mentiras. El baúl de los secretos ha dejado de existir, las noches debitan los corazones, la melancolía duerme placidamente en algún rincón de mis entrañas. Bebo, fumo, la música suena en mi cabeza, cada noche sueño en encontrar una dama que calme mi sed, como aquellas de los cuentos que me contaba mi abuela en los días de lluvia mientras el fuego calentaba nuestros rostros.
Hoy miro las luces del puerto en busca de algo, no se muy bien que busco, canto con mi guitarra sentado en viejo y sucio banco mirando la bocana del puerto, palabras sin sentido acoplándolas a las viejas cuerdas desafinadas, estrofas que compuse a un viejo amor.
Las luces del puerto se apagan al llegar la media noche, como aquel día que te marchaste y dejaste una rosa entre las aguas del desembarcadero en el silencio de la noche.
Cada día los cuentos dicen que la princesita se caso con el príncipe, fueron felices todas las chorradas que se inventaron unos seres aburridos en sus vidas anodinas.
El príncipe sigue llorando cada noche, el frió recorre mi cuerpo, quiero vivir en una burbuja llena de sabores, días de amor, hoy mis días son días de lagrimas, flores llorando ante tu lapida.
Mis libretas están repletas de poesías de amor, se han quedado viudas, solitarias, mañana las dejare delante de tu lapida, las flores del cuento de unos principitos.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Noches



Quiero regalarte mis palabras.
Los besos son contornos de mi voz, mis manos son las frases.
Mi vida eres tu.
Tu sonrisa es mi lectura.
Leo, no me canso de leer tus labios entre mi cuerpo.
Sigo leyendo como tus orgasmos son paginas de pasión que cada noche recorren mis entrañas mientras nuestros cuerpos se empañan de sudor entre los recovecos del sexo sin pudor.
Tu piel tatuada.
Corazones dibujados.
El mar es un aullido.
Cuando tus orgasmos,
enloquecen entre mis piernas.
Susurros.
Gemidos.
Placer.
Nuestros cuerpos.


La foto es de internet

lunes, 6 de diciembre de 2010

Días de lluvia



Dentro de mis manos hay cuentos de amor.
Dentro de mi corazón hay esperanza.
Dentro de mi cabeza, hay fotogramas de enamorados.
Soy un viejo amor, ausente desde la melancolía en los días de lluvia que mojan mis cabellos plateados cuando mis rotos zapatos caminan por las aceras de esta vieja ciudad casi olvidada como el que escribe, entre viejos recuerdos celuloides desde la esperanza.
Guardo en mi vieja chaqueta de color verde botella entre sus bolsillos maltrechos esta amarillenta hoja.
El olvido tatuado.
Silencio.
Me faltan palabras.
Mi vida es un desierto.
Silencio.
Besos al aire.
Desde este olvido.
Tatuado.


La foto es de internet.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Un Vals



Te regalo mi amor.
Mis besos de magia.
Los poemas son el sol.
Los versos es el amanecer.
Dos enamorados.
Un te quiero.
Dos enamorados.
Un corazón.
Dos enamorados.
Un vals.
Dos enamorados.
Un faro.
Dos enamorados.
Una rosa del amor.

Dos enamorados.
Un príncipe.
Una princesa.

Dos enamorados.
Un cuento.
Un sueño.

Dos enamorados.
Un, dos, tres, un vals.
Un, dos, tres, el vals.
Un, dos, tres, bailemos.
Un vals.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Mediterraneo


Que bello es el atardecer entre las olas del tranquilo mediterráneo, los dibujos en la arena son las huellas de este viejo mar. Aquí sentado en la orilla, doy riendas a mis letras bañadas de salitre en esta inmaculada hoja que pronto será parte de tu corazón. Los poemas nacen del sosiego de mi alma que aquí encuentra, los versos aparecen como las olas sobre mis pies suavemente.
Besos de rosas.
Besos de dulzura.
Besos de amor.
Besos de pasión.
Simplemente besos.
Tus besos.
Mis besos.
Nuestros besos.
Mi amor.
Tu amor.
Nuestro amor.

El amor en el mediterráneo.

lunes, 8 de noviembre de 2010

El marinero


Los besos son recuerdos.
Los días son olvido.
El mar desesperación.
Las barcas son la soledad.
Mi vida es una barca.
La soledad me destroza.
Tú amor navega en otra barca.
El marinero llora en soledad.

La soledad me destroza.
Cada noche en la oscuridad
me envuelve la melancolía.
El mar borro tus huellas
en la arena, corazones
dibujados en días soleados.

Quiero olvidarte.
Dejarte de amarte.
Quiero borrarte
de mis días,
de mis noches.
Solo quiero
que desaparezcas,
me dejes libre.
Quiero ser
dueño de mi vida.
Quiero.
Quiero.
Ser quien era.
Quiero que mi barca navegue en libertad.

miércoles, 20 de octubre de 2010

El otoño


El otoño me busca, me encuentra, me gusta. La paz y el sosiego es mi vida, con el gris mezclado de ocre entre sus nubes. El desnudo de sus campos, el viento marca el compás, las primeras lumbres en las chimeneas en las casas de los pueblos altivos, el cripta de la leña en todo su esplendor, la oscuridad mezclada entre los fantasmas nocturnos que pueblan las vidas tristes, melancólicas, personas que odian el otoño, maldicen que la noche pliegue sus velas en el puerto, las aguas se embravecen de madrugada contra los acantilados en busca de su libertad.
Me recojo y disfruto de los besos que saben a vino, los corazones se encuentran, los cuerpos llegan al orgasmo, el sexo se envuelve en las noches de otoño entre las mantas del amor.
El otoño acoge los cuerpos en los días de lluvia, locura de la vida, la libertad se pierde entre las avenidas repletas de gente, el colorido de los paraguas dibuja el cuadro que el pintor sueña cada mañana desde el portal de las sombras otoñales.
El otoño son recuerdos.
Recuerdos buenos.
Querido y viejo otoño tus vinos me envuelven en su aroma.
Cada mañana mi copa brinda a los sueños.
Sueños de otoño.
Sueños grises.
Sueños hermosos.
Solo son sueños.
Sueños otoñales.
Sueños a la esperanza.
Sueños ocres en tus manos.

viernes, 8 de octubre de 2010

Crisis


La palabra crisis se ha instalado en nuestra sociedad, a tomado asiento en el sofá del salón, la prensa, la tele, la radio a todas horas hablan de cifras horrorosas, en los sueños la crisis nos persigue, en las calles, bares, mercados, todos maldicen la crisis.
Nadie se ha parado a pensar que en esta era de la comunicación vertiginosa de nuestros días han nacido crisis silenciosas.
Cada día nuestra sociedad esta caminando por la vida perdiendo valores éticos, primordiales, que rigen las personas, la amabilidad, la coherencia en sus decisiones, el respeto ajeno, los buenos modales, las charlas tranquilas y pausadas, simplemente siendo uno mismo.
Esta sociedad esta basada estos últimos años en la cultura del poco esfuerzo que cuesta de conseguir los objetivos, cuando estos no se cumplen comienza el camino de la dejadez, culpabilidad, y entra la famosa depresión.
Crisis de identidad.
Crisis en las palabras.
Crisis en los pensamientos.
Crisis de valores.
Seguimos culpando los males a la crisis económica sin saber que estas otras si las podemos dominar y muchas veces son las grandes desconocidas en las personas.
La crisis del respeto.

jueves, 7 de octubre de 2010

6 de Octubre


Hay pequeñas maravillas en nuestra vida, pasajes hermosos, momentos de felicidad.
Ser querido es felicidad.
Sonreír es ser feliz.
Un beso puede ser felicidad.
Un abrazo de un ser querido es felicidad.
Disfrutar del momento es felicidad.
Recibir un regalo es un gran momento.
Si el regalo es de corazón, es la plenitud de la vida.
Un regalo de amor.
6 DE OCTUBRE.
Grandes personas que regalan por amor.
Tesoros.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Un día más.


En mis manos hay cuentos.
En mis ojos dos estrellas.
En mi corazón hay soledad.
Todos son recuerdos.
Mi amor sigue vivo.
La espera es una eternidad.


PD. La foto es de internet.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Antonio Machado



Una tarde parda y fría
de invierno. Los colegiales
estudian. Monotonía
de lluvia tras los cristales.

Un 22 de enero de 1939 Antonio Machado salía de Barcelona en una ambulancia que les ocultaba de la huida, a su madre enferma, Antonio, muy quebrantado; José, el hermano pintor, y su esposa, Matea Monedero. El vehiculo apenas podía avanzar en medio de la avalancha de los que escapaban de la triste España por cualquier medio sin orden y concierto.
El 28 de enero se instalaron en un pueblecito francés, Colliure, la pobreza en los españoles es tan extrema que los Machado la sufren, no tienen más lo que llevan puesto, ni ropa, ni libros, ni casi dinero, solo tenían un poco les habían dejado. La dueña de la pensión, que por su natural o por su origen es española se apiada de este grupo tan serio, tan triste, que se sientan en un rincón de la mesa del comedor, observa que no bajan todos juntos a comer, hasta que averigua que cada uno solo tiene una camisa, cuando la lava, usa la del otro para bajar al comedor vestido decorosamente, luego sube a la habitación se la devuelve para que baje a su vez., Madame Quintana entonces le proporciona algo de ropa para todos.
La madre cada vez estaba más enferma, Antonio anda con la salud muy quebrantada, solo alguna vez dio un paseo con su hermano José.
Antonio solo llego a escribir fuera de España un solo verso, que guardó garrapateado en un papel en el bolsillo del abrigo y que su hermano José encontró a su muerte.
- Estos días azules y este sol de la infancia-

El 19 de febrero se metió en la cama estuvo tres días agonizando al lado de la madre, que, en estado en coma, agonizaba también. Para ella fueron sus últimas palabras. ¡ Adiós madre, adiós madre! , pero ella no podía oírlas. El 22 de febrero de 1939, a las tres y media de la tarde murió Antonio Machado.
En el sepelio del día 23 entre los asistentes sólo hubo dos figuras de importancia: Julián Zugazagoitia, hombre de confianza de Negrín y el Jefe militar del bando republicano, el general Vicente Rojo. Zugazagoitia hablo en el entierro, Rojo calló. La mortaja, por decisión del hermano fue una sencilla sabana blanca, el ataud cubierto de una bandera española republicana. Algunos republicanos que estaban cerca de Colliure al enterarse se acercaron a despedir al poeta en un entierro de tristeza, soledad y pobreza escalofriante.
Manuel Machado hermano de Antonio en julio del 36 cuando empezó la guerra estaba en Burgos visitando a una hermana monja de su mujer Eulalia y prima de los machado. Allí vivieron durante la contienda, Manuel se entera de la muerte de su hermano por el cartero que le traía la prensa y le dijo haber visto la noticia en un periódico extranjero. A pesar de las dificultades, consiguió pasar a Francia y llegar a Colliure pocos días después del entierro, encontrándose, junto a la tumba de su hermano, la de su madre que desconocía.

- Y cuando llegue el día del último viaje
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar
Me encontraréis a bordo, ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar-


Hoy quiero rendir un pequeño homenaje a uno de los grandes poetas españoles que sus letras siguen acompañados en estos días, letras inmortales, de todos son conocidos sus poesías, ensayos, el amor a su amada fallecida. Escribir de la obra Antonio Machado esta casi todo escrito, he querido hacer este sencillo homenaje a un poeta que a la hora de su muerte fue tan triste como la de tantos españoles, aunque fuesen de diferentes ideologías, donde que decir, Antonio abrazo la republica, y Manuel se considero conservador, los dos sufrieron la pena de la desolación, tristeza y lagrimas.

Datos y fotografías extraídos del premio espejo España 1994.

sábado, 18 de septiembre de 2010

El tren


Mi vida ha dejado de existir, estoy en el anden, no se a donde voy, solo se que espero el tren. Las cartas reposan tristemente en una vulgar papelera del barrio, las fotos descansan en paz en cualquier cementerio de recuerdos. Mis cincuenta años son una mochila pesada entre mi espalda, tus veintinueve vuelan en busca de otra presa inocente, besos, promesas, noches de locura amor, alcohol y pasión, en tu mundo de silicona mental.
Estoy seguro de nunca me amaste, solo fingiste, me mentiste, falsa mujer de vestidos de imitación.
Las palabras viajan en este tren del desamor, un tren que nunca volverá a su destino.
Falsa mujer.
Triste hombre.
Mujer mentirosa.
Hombre ignorante.
Soñadora de sueños irreales.
Vagabundo en los sueños.
Tristes vidas.
Grises vidas.
Mentiras de la vida.
EL TREN DEL OLVIDO.



PD. La foto es de internet.

sábado, 11 de septiembre de 2010

El vals


Hoy quiero bailar
el vals contigo.

Mi corazón te ama,
llora en soledad
desde el olvido.

Cierro los ojos
y te imagino,
reina de mis días.

La música suena,
tu no estas.

Quiero bailar
el vals contigo

Tu me olvidaste.
Yo te amo.

Cada noche
te busco,
no te encuentro.

Reina de mis días.
Satanas en mis noches.

Quiero dormir.
No puedo.

Quiero olvidarte.
No puedo.

Reina de mis días.

PD. La foto es de internet.

martes, 7 de septiembre de 2010

Una corona


Los besos iluminan los corazones, el jardín de las rosas esta repleto de amor, el sol calienta sus historias, ellos ríen, entre copa y copa, la música suena, ellos bailan. Las noches no volverán a ser oscuras en sus vidas, las historias florecen en sus corazones, el hombre del pelo blanco y la mujer de la esquina.
Cada tarde las mismas caras en la misma barra de un bar cualquier de ciudad perdida en algún país, nadie conoce a nadie, todos saben quienes son, quizás muchas de las almas que habitan el oscuro antro tienen historias comunes, nadie quiere hablar de ellas, olvidar la pesadillas de sus noches en los viejos colchones, donde la desazón habita en la almohada, cuerpos huelen a sudor rancio, hombres y damas que esconden sus miserias, entre copa y copa fuman un par cigarros entre el olvido de la miseria.

El la miró.
Ella sonrió.

El le hablo.
Ella le contesto con voz triste.

El siguió hablando.
Ella comenzó a sonreír.
Apoyados en la barra del bar pasaron la tarde lluviosa y triste que recordaba sus vidas, cincuenta y tantos años en el olvido tenia él, ella bastantes menos, un par de cafés y unas copas de coñac calentaban sus cuerpos, la ciudad afuera se había vuelto loca entre la lluvia, claxones, todos tenían prisa, menos ellos, él seguía hablando, ella sonreía, él le escribió un poema en una servilleta de papel, ella lloro de emoción, él la beso, ella se calmo.
Cada noche ella cantaba guitarra en mano los poemas de su amado, sus corazones eran viejos cofres abiertos al amor, al ser desempolvados se convertían en pasión entre sabanas, besos, caricias, te amo, te quiero, orgasmos anidaban las noches de amor.
Todos los sábados bailaban el vals de la mariposas en el viejo y humilde salón de la casa de él, la luna sonreía al haber que sus vidas ahora era esperanza, ilusión, la vida les negó muchas cosas, en cambio el amor olvidado en ambos, despertó del letargo de sus tristes y oscuras vidas.
.
El pasado lo enterraron en aquel bar.

No comieron perdices, pero fueron felices, ella dejo ser puta, ahora era toda una bella dama, él siguió siendo el barrendero poeta de la ciudad donde la droga acampa a sus anchas en las calles del viejo barrio entre cuchillos, sangres, muertos al llegar la noche, por culpa de la mierda que reina en esta miserable ciudad.
La puta droga sigue haciendo estragos en hombres solitarios, entre aquellas callejuelas hambrientas del polvo blanco.

El es Ángel.
Ella Magdalena.
Cada mañana los besos saben a miel, la reina de la casa se mira al espejo se ve guapa.
El amor enterró a la maldita y asquerosa droga.

Una corona dejaron en el centro de la ciudad.
Recuerdo de tus seres queridos.

Esta historia es ficticia, pero puede ser verdad en alguna parte del mundo.
El amor es la medicina de la vida.

PD. La foto es de internet

domingo, 5 de septiembre de 2010

5 de Septiembre

Quiero abrazarte.
Quiero besarte.
Quiero amarte.

Besos de pasión.
Besos de amor.
Rosa del amor.

Ojos de luz.
Mujer de amor.
Dulce mujer.

Enciendo las velas.
5 de septiembre.
Sueño.

Botas de terciopelo.
Rosa del amor.
Botas de terciopelo.
Nubes de caramelo.
Rosa del amor.

Mi princesa.



viernes, 27 de agosto de 2010

Cartas



Mañanas soleadas.
Tardes grises.
Noches de luna llena.

Mi vida en una carta.
Letras bañadas
Papel mojado.

Un cartero triste.
Solo son cartas.
Cartas de desamor.


PD. La foto es de internet

jueves, 26 de agosto de 2010

Rosa




Jardinera del amor todas las mañanas al salir el sol cuidas el jardín de las rosas y ellas bailan cuando tu voz de enamorada pronuncias sus nombres.

Tus besos son un te quiero.
Tus besos son tu nombre.
Tus besos son amor.
Tus besos son imaginarios.
Tus besos son la nata del amor.
Tu nombre es rosa del amor.

PD. La foto es de internet.

miércoles, 25 de agosto de 2010

El poeta nocturno


El poeta busca el paraíso de las letras, lo llevan al precipicio, las palabras olvidadas cubren la libreta de los sueños, al fondo una vieja radio suena con la canción de Aute “ Rosas en el mar”. Los fantasmas de la noche pasean entre las sombras por las paredes blanquecinas penetrando en el mundo de los vivos entre las tinieblas de la pluma que habita en la mesa caoba.
Personas sin nombre.
Hombres sin rostro.
Cementerios sin cadáveres.
Buitres revoloteando el cielo.
Aullidos de lobo en luna llena.
El poeta es un espadachín dando mandobles a diestro y siniestro con un florete imaginario ante un enemigo ausente que camina despacio entre el habitáculo sin saber el destino de su esencia. El hombre de la pluma es un desconocido vagabundo por las miserias siniestras de su mundo.

Busca días de paz.
Encuentra noches eternas.

Busca escribir.
Encuentra desolación.

Busca verdad.
Encuentra mentiras.

Sigue buscando.
No encuentra nada.

Mis noches.

Mis noches son deseo.
Tus manos son pasión.
Nuestros cuerpos  amor.
Cada mañana es un TE QUIERO.
Cada noche es un TE AMO.
Te imagino y te beso.
Mi Reina.










PD. La foto es de internet.

domingo, 15 de agosto de 2010

Tú y Yo


Tú deseo.
Yo fuego.

Tú la luna.
Yo el sol.

Tú amor.
Yo pasión.

Tú el día
Yo la noche.

Tú los labios.
Yo mi lengua.

Tú y yo.

Tú la música.
Yo melancolía.

Tú y yo.
Orgasmos..Tú y yo.


PD. La foto es de internet.

domingo, 8 de agosto de 2010

Perro Viejo

He dejado mi nombre en una ciudad maldita que intento borrar de mi mente, he venido a este lejano país a enterrar el pasado. Desde mi atalaya de la libertad con traje nuevo no me arrepiento de nada, los cementerios están repletos de flores huérfanas que se alimentan de las lagrimas que piden justicia.

Las películas en blanco y negro salpican los viejos arrabales humildes, las macetas no existen entre las ventanas donde cuelgan ropas descosidas y detrás de ellas se esconden los malos que durante el día duermen entre el olor podrido cuando el sol calienta, las ratas se confunden entre las casas huyendo de los gatos esqueléticos.
Los días pasan, los hombres mienten, los años cansan, tatuajes que pierden el sentido. Las sombras nacen cada noche en cualquier oscura esquina como algo fantasmagórico. El viento habla cuando los buenos duermen desconocedores de su maldita pena, las balas esperan, las estrellas observan, caras ocultas, tensión en los músculos, piel erizada, nervios templados, revolver esperando.

Noches de encargo.
Noches de frialdad.
Noches de dolor.
Noches de muertes.
Noches de precio.

Mi nombre es Perro Viejo.
La celda que espere.
Mi cuerpo esta cansado.
La soledad es mi condena.

 
 
PD.La foto es de internet.

viernes, 6 de agosto de 2010



Solía pensar que la vida es cuento y me encontré que es un juego, los cuchillos que habitan en cada esquina, las mascaras detrás de cada puerta. Las palabras son pistolas con el cargador repleto de balas.
Los buenos se convierten en malos, siguen siendo buenos. Los malos quieren ser buenos, solo saben ser malos. Los ejércitos declaran la paz en un mundo lleno de muertos y nadie ve las lagrimas de los niños huérfanos. El mundo da vueltas, sigue dando vueltas, los hombres buscan el futuro encuentran sueños rotos, los locos soñadores lloran en una esquina igual que las princesitas de las pasarelas que la silicona les ha abandonado.
La vida dejado de ser un cuento se ha convertido en un juego y cada 22 de diciembre todos sueñan con el juego del azar, dinero, coches, felicidad, cava, desilusión el 23 de diciembre el juego llora, las historias viven en este mundo de locos, donde los hombres lloran en soledad el desamor entre silencios, la soledad camina por la vida, mujeres que les prometieron amor hoy encuentran venganza. Niños en cualquier pupitre de la escuela tienen todo lo material entre sus manos, carecen del cariño de sus padres, en esta vida solo importa el éxito, allí siguen cada mañana en el pupitre sin valores. Ancianos que cobran la factura de la vida con intereses muy altos para el resto de sus días.

La vida son historias, cada día el sol se despierta entre las pesadillas de la noche oscura para terminar con la triste historia.

viernes, 30 de julio de 2010

Cada amanecer


Últimamente voy por la vida en busca del amor, comparto colchones diferentes cada noche, me enamoro mirando las estrellas en la playa con mujeres de envidia, donde el sexo se confunde entre la locura de orgasmos..
Cuerpos bronceados que todo hombre sueña en sus noches de locura me rodean sus brazos y al amanecer cada día unos pechos se apoyan entre mis hombros, miro el cuerpo desnudo, solo veo soledad.


Sigo buscando el amor.
Quiero encontrar la felicidad.
Quiero bailar con el amor.
Quiero encontrar el amor.
Solo encuentro el amor de carnaval.
Y la mascara sigue soñando cada amanecer con el amor.

La foto es de internet.

sábado, 24 de julio de 2010

Valentin


Se perdió entre la niebla espesa que caminaba sobre la ciudad con la melodía de las teclas del viejo piano en la noche difusa en la ciudad desértica donde las luces de neón se mezclaban con la oscuridad a lo lejos y a la vez cerca de la vida existente. Nunca fue amado, no conocía la palabra amor en sus oídos, sus labios eran huérfanos de besos, conocía la soledad con la cual coqueteaba entre los pasajes profundos de sus entrañas cuando se posaban en las interminables noches de desencanto.
El saxo del amor suena en un rincón del burdel con el hombre del pelo blanco y barba tocando jazz como todas las noches, es el poeta del amor entre las notas de la partitura vieja que se posa ante sus lentes.
Las vendedoras fumaban tranquilamente apoyadas en la barra, rubias, morenas, pelirrojas de bote, cuerpos exuberantes, delgados, jóvenes, maduras, era el amplio catalogo mezclado entre las nacionalidades que habitaban cada noche en diferentes colores de piel.
El amor nunca es eterno, dicen ellas, cuando lloran los hombres entre sus caderas los desengaños de la infiel de su santísima.
Vendo amor entre mis pechos.
Hagamos el amor.
No llores más por amor.
Deja que mi pubis sea tu bálsamo en la vida.
Valentín compro amor.
Le vendieron sexo, simplemente sexo sin sentido.
Valentín siguió sin conocer el amor.
Conocía el desamor a la vida.
En aquel antro solo quedaban, historias de desamor, engaños, y sobre todo historias malditas.
Cada noche los sueños venden sus cuerpos a las almas desaparecidas y solitarias.
San Valentín no existe, los ramos de rosas no encuentran destino.
Las flores al llegar a la pensión lloran desconsoladamente porque ellas son el desamor perdido entre las nieblas de la vida que siguen soñando en una oportunidad nueva en la que la soledad deje ser el amante al alba.


Puede que el poeta escriba al amor, puede que este enamorado, puede que sean solo tristes palabras. El corazón baila con la soledad en el viejo burdel de sexo y alcohol, mientras cada noche el hombre del pelo blanco y barba blanca sigue tocando enamorado de su saxo. El poeta del desamor.

San Valentín no existe.

Valentín intenta dormir cada noche en su casa, las teclas del viejo piano se mezclan con las notas del saxo.


PD. La foto es de internet.

miércoles, 21 de julio de 2010

La pluma.



La vieja pluma dejo de avanzar, reposo tranquilamente sobre la cuartilla, el viejo escritor de pelo canoso puso el final al relato, donde la muerte es para ambos el final deseado.
Las palabras recorren los laberintos de la vida, historias olvidadas vuelven a renacer caminado despacio dibujando desnudos del alma que el escribiente va plasmando en el amor que siente a la literatura.

Mi vieja pluma
esta triste.
Las lagrimas
secaron el alma.
El corazón
esta huérfano.
La pluma ha muerto
Mi vieja pluma
reposa tristemente
en la cuartilla.


La foto es de internet.

domingo, 20 de junio de 2010

Quizás.



El silencio se apodero de su vida, la sonrisa dejo de existir, sus ojos se escondían detrás de unos cristales oscuros, sus pasos al caminar eran lentos.
Las flores dejaron paso a las lagrimas, el móvil dejo de sonar, las bellas palabras se enmudecieron entre nubes de terciopelo que adornan un cielo gris.
Los paseos entre las olas de nuestro mar, esa playa donde amar, reír, jugar, solo son viejos recuerdos de la memoria..
Quizás un día o una noche los sueños desaparezcan, se marchiten con las nubes de terciopelo.
Quizás….


Quizás todo sea un sueño.
Maldito sueño.
Quizás.
Quizás.
Quizás.


PD. La foto es de internet.

domingo, 13 de junio de 2010

El cuadro

Las mañanas amanecían dibujando el sol despertando del letargo nocturno, el invierno en aquella isla se volvía taciturno, la fina arena de la playa solitaria desparecía entre las olas del mar que jugaban ferozmente.
La calma era constante el llegar todos los días aposentarse en su roca preferida donde divisaba la vieja albufera, la libertad era inmensa cuando preparaba todos los artilugios como un sacerdote en la liturgia diaria, paleta, lienzo, colores, el viento se mezclaba con el salitre entre el sonido majestuoso del mar acompañado de unas solitarias gaviotas que todas las mañanas recorrían el cielo con sus acrobacias elegantes.
Nunca había soñado con esta jubilación, siempre pensaba paseando por un paseo cualquiera de la ciudad apoyado del bastón buscando cualquier banco huérfano para leer placidamente la prensa diaria aprovechando el tibio sol invernal. Los días de colegio hoy paseaban por su memoria, lentamente recordaba en blanco y negro aquellas viejas aulas destartaladas donde la pared estaba presidida por un crucifijo y al lado una foto del caudillo, los días que tocaba dibujo sin esfuerzo sus manos eran finas y ágiles, era en lo único que el sobresaliente aparecía entre sus notas desastrosas, plagadas de suspensos, aquel joven no sentía nada cuando su hoja blanca tomaba formas sorprendentes para los demás, odiaba estudiar y con todo aquello relacionado, solo soñaba en salir pronto del infierno de las aulas, tirones de pelo, oreja, copiar escritos de castigos, días sin el tan añorado patio que tanto les gustaba cuando la pelota les hacía soñar con vestir algún día la camiseta de su equipo preferido, por cualquier memez se le prohibía sin él. Aquella injusticia se volvía en rebeldía silenciosa.
Con el cansancio de los años, la dureza sufrida en andamios al sol, frió, lluvia, manos de callos, espalda dolorida, sudor, lagrimas escondidas, sufrimiento, dolor en las entrañas durante muchos años, imágenes que le daban fuerza para poder seguir luchando, hablando en silencio en diálogos misteriosos en el mundo de los dos. Cada día antes de empezar la jornada laboral entre ladrillos, miraba al cielo pedía protección en aquellas alturas, donde las fachadas iban tomando forma natural que el capataz ordenaba con su voz grave con cierta mala leche.
El rostro iba tomando forma, la belleza en sus ojos era infinita, aquella carita angelical que un día el malvado Satanas les quito de las manos que siempre recordara desde sufrimiento del corazón cuando le dieron la noticia, quiso morirse en aquellos instantes, nunca creyó en Dios, desde aquel día lo maldijo con todas sus fuerzas, sus preguntas no encontraban respuestas.
No tenia delante ninguna foto, estaba en su cabeza, allí todas las mañanas pintando a su hija hablaba con ella desde la cercanía de la playa, donde tanto disfrutaron los tres, la belleza de aquel lugar era infinito cuando su niña, su única hija y su mujer disfrutaban los domingos de verano.
El lienzo cada día era más hermoso, sus manos volaban como las gaviotas en las acrobacias elegantes, los colores buscaban su acomodo, el amor estaba presente en cada pincelada mezclada de lagrimas solitarias, que libremente recorrían las mejillas acomodándose en su rostro fatigado de años a la intemperie.
Sabía que estaba en sus últimos años igual eran diez que cinco, a sus setenta y tantos viudo de la vida, quería ser enterrado junto a su hijita de cinco años, estar juntos todo el tiempo que esta malvada vida les prohibió.


Las lagrimas posan
en mi corazón.

Todos los días
te recuerdo
balbuceando papa.

Tu voz recorre
mi cuerpo cada
vez que te oigo.

Hoy sigo llorando
en mi silencio
mientras pinto
tu dulce carita,
que fue mi faro
en días negros.
Que tantos hubo.

Que largo ha sido el trayecto.


PD. La foto es de internet.

jueves, 3 de junio de 2010

Mi corazón


Hoy mi corazón esta ausente después de tantos años soportando el silencio. Las promesas duermen en el olvido de una buhardilla polvorienta y oscura. Las cartas son cenizas, palabras, letras que se marcharon con el humo negro, en busca de libertad, los poemas han muerto, las lagrimas se confundieron con la lluvia en los días de otoño, las flores dejaron de reír en mis entrañas.
Quiero volver a vivir, sentir, amar, solo ser quien era, aquella chica alegre de cabellos negros y mirada inocente que siempre reía de cualquier memez de la vida.
Dudo ahora desde la distancia a miles de kilómetros donde el océano intenta calmar mis sentimientos, intentaras hacerme feliz con tu amor, porque siempre supe, pero no quise ver, había mucha falsedad en tus palabras, sobre todo mucha cobardía en tu cuerpo envidiado por muchas mujeres. Ahora estarás placidamente viviendo un amor fingido, aparentas ser un hombre educado, ejemplar, sobre todo respetado por tus influencias, sigues presumiendo con tus amistades de tu poder económico, social del que estas muy orgulloso, en tu vida de falsedades.
Cuando haces el amor con tu santa esposa se que piensas en mi, cierras los ojos aparezco entre tu mente, porque mi cuerpo, mis orgasmos te enloquecían, lo que más te encantaba, que estaba enamorada de ti, soñaba contigo a todas horas, te quería como nadie te amo. Mi dulzura, mis sonrisas, besos, te calmaban en los días que encontrabas respuestas a tus preguntas vanidosas, ahora que cada noche sigues con tu esposa a tu lado mientras duerme, las noches de insomnio cuanto que darías que fuera yo quien esta al otro lado del colchón, cada mañana cuando te levantas mientras te afeitas me ves en el espejo, coges el móvil me llamas, nadie te responde, las lagrimas se confunden entre la espuma de afeitar.
No quiero sufrir sola, que seamos los dos, porque fuiste tu el cobarde, hombre de palabras falsas, promesas en papel bañadas con gotas de agua, las letras se difuminaron como tu conciencia, todo porque tuviste miedo, si, miedo, tan seguro que aparecías ante tu mundo de poder empresarial donde el ejecutivo que muchos añoraban, ya ves, eres un sucio cobarde.
Sigues soñando cada noche conmigo, con mi cuerpo, mis orgasmos, yo simplemente sueño con otro hombre que pueda ser feliz, si, puede ser que sea como yo, que solo tenemos lo puesto, porque lo demás lo tenemos en el amor que damos a quien nos ama de verdad, simplemente amor.
Seguro que seré feliz, tu no.
El sol ilumina mi corazón.

PD. La foto es de internet.

martes, 25 de mayo de 2010

Cada mañana.

Cada mañana al despertar veo tu foto en la cómoda, esa sonrisa que me cautiva, la luz de tus ojos azules, los labios sensuales, te miro entre legañas en mis ojos, me das fuerza para comenzar el día agotador que se posa ante mí.
El amor y desamor juegan en el tablero de la vida, la alegría la decepción mueven piezas amenazando al rey que guarda las cartas de amor amarillentas de caligrafía perfecta en un cajón.
Las flores adornan el amor en cada rincón de mi posada, dando calor como tu sonrisa cada vez que decoras mis estancia con tanta elegancia que posees entre tus ojos.
La música es la melodía de tus palabras cuando tímidamente pronuncias mi nombre.
Los buenos momentos son las imágenes de celuloide recorren mi mente, risas, besos, juegos, miradas, abrazos, cada mañana espero que nuestra historia de amor siga el camino dentro de nuestros vaivenes de la vida.
El amor es ingenuo, cada vez mucho más, la inocencia es el juego de la inseguridad en el amor verdadero que cada historia se mezcla entre la realidad y la ficción, el paso del tiempo deja al descubierto nuestras miserias en los momentos oscuros.
El sentimiento virgen se desgasta entre la palabra pareja y amante, se confunden entre ambos, la confusión se acomoda en los días grises.
Hay días que soy dos hombres a la vez, el amante y el infiel, sigo buscando encontrarme a mi mismo entre mi corazón loco.
Los ramos de flores no entienden la locura del amor, porque todo es bendito amor.
Besos escritos en un poema cada noche cuando mis sueños recorren tu terciopelado cuerpo, entre vaivenes de mis engaños, siento que cada día te quiero más.
Me envuelvo en la burbuja del tiempo dejo pasar la vida.
Cada mañana me levanto veo tu foto en ella hay dos mujeres. La amante y la insegura.
Cada mañana.
Cada mañana.

PD. La foto es de internet.

viernes, 14 de mayo de 2010

Secretos


Hay días que te sigo desde la distancia, otros intento no verte. En los días negros te odio, me encantaría darte un beso, no me atrevo, abrazarte, cogerte de la mano, bailar un vals, siempre te llevo en mi corazón frío, necesito calor para poder caminar todas las mañanas, el maldito sol no calienta mi cuerpo huérfano. Mis lagrimas recorren las mejillas, cuando vas cogido de la mano de Anna, noto punzadas de dolor en mi maltrecho corazón, se que soy vuestro amigo, el mejor amigo para ti, en cambio a Anna le tengo odio, es mi demonio que recorre mis venas cada vez que os veo besaros, aquel día en la facultad en que nos conocimos los tres, supe que era mi adversaria, mis ilusiones se desvanecieron, tenia miedo a perder a mi mejor amigo, solo se que soy un maldito cobarde.
Te ame en silencio.
Soñé noche
tras noche
en ti.
Tus manos
las imagine
entre las mías,
Tu voz
me cautiva.
Tu cuerpo
me hipnotiza.

Te imagine nuestros cuerpos desnudos buscando los secretos del alcoba, solo se que para todos somos muy buenos amigos, casi inseparables, nadie sabe que en mi corazón eres mi amor, intento ir con algunas chicas fingiendo ser un chico normal, he tenido varias novias, lo único que he conseguido es sentirme como un sucio y traidor hombre. Cada noche al cerrar los ojos en la oscuridad aparece tu cuerpo recorriendo palmo a palmo mi cuerpo desnudo hasta llegar a mi sexo donde sueño con tu lengua jugando con el.
Que difícil es en esta vida estar enamorado de tu mejor amigo, no poder contar este secreto a nadie, es como estar en la prisión del deseo, donde los barrotes te separan de la dura realidad, una condena silenciosa donde dudo que los sueños existan, porque los míos difícilmente verán la luz, siempre en la oscuridad de la vida.
Cada noche te quiero más, cuando beso tu foto que reposa en mi cómoda.

PD. La foto es de internet.

sábado, 1 de mayo de 2010

Noches de dudas



La noche era oscura, las luces de la ciudad se divisaban desde lo alto del cerro como un diminuto árbol de navidad. El silencio era misterioso, las gotas lluvias se mezclaban entre los cabellos ondulados negros y blancos.
Los paseos nocturnos mientras la ciudad dormía a sus pies, calmaban la angustia entre la soledad nocturna. Los senderos de ascensión se confundían entre el laberinto de las contradicciones que vivía al llegar la noche, se acomodaban en la mente, acompañadas de las mis miserias, que vagueaban por el cuerpo atenazado por el miedo.

Te besare.
Te amare.
Desde el cielo.
Desde la tierra.

Los susurros.
En tu oído.
Sellara el amor.

Un beso.
Un secreto.
TE AMARE.

Cuando un amor platónico se vuelve una pesadilla.


Foto es de internet.

sábado, 17 de abril de 2010

Primavera




Hoy quiero amarte desde el silencio de mis días, cuando llega la noche mis sueños son todos tuyos, me envuelves en una capa de niebla entre mis pasadizos oscuros, la luna altiva y serena me guía en tus besos imaginarios, me envuelvo en mis sabanas esperando que algún día vuelva todo a la realidad.
Es primavera es mi esperanza, todas me recuerdan a nuestro primer beso, una noche de sábado por las callejuelas antiguas del casco viejo, nuestros labios se encontraron la magia se instalo entre ambos, caminado despacio abrazándonos en cada esquina, al llegar a la playa solitaria e oscura nuestros cuerpos se amaron mientras las olas del mar acompañaban nuestra respiración, vimos nuestro primer amanecer juntos tumbados en la arena dibujando corazones con nuestro nombre dentro.
Si, es primavera, lo se, sigo aquí sentada en esta playa esperando que estos sueños despierten, veo tu cara sonriente cuando miro la luna, eres tu, lo se, estas ahí arriba mirando desde tu atalaya nuestra playa, esperando el amanecer lleno de promesas, si eres tu, tú sonrisa te delata, no te escondas, a mi no me engañas, te encanta jugar, no puedes negar que estas ahí, la luna no existe es tu cara.
Hoy es sábado de primavera, te recuerdo entre lagrimas, odio a ese maldito cáncer, se dedico a jodernos la vida, te sigo viendo tu cara en la luna, esperare el amanecer para ver mejor tu rostro, porque si hay una cosa que nadie podrá robarme ni el puto cáncer, es que vivirás dentro del calor de mi huérfano corazón.
Seguiré soñando con nuestro amor, cada primavera al amanecer.


PD. La foto es de internet.

jueves, 15 de abril de 2010

El viejo pintor



La joven guía perfectamente uniformada bien maquillada con tonos acordes al pañuelo que cubría su cuello y acompañada de un olor agradable a perfume explicaba con voz dulce, en ingles perfecto las técnicas del pintor de la obra que frente a una excursión de turistas japoneses que en silencio observaban el óleo admirándolo con expectación que colgaba en el museo. En un lado un hombre de cabellos blancos recogido con una coleta, barba blanca recortada, arrugas en la frente miraba el cuadro, observaba detalles que la joven azafata nunca detectaría, cosas que pocos encontrarían, los enigmas, misterios de aquella obra que era una de las grandes del museo y de la historia del país.


Allí estaba un pintor que conocía la dureza de la calle, días, meses, años, calor, frío pintando en las plazas de la Villa y Corte, que un día decidió encerrarse en su vieja casa o estudio dirán los artistas que se creen con más prestigio, al fin es solo una casa donde llevar la paleta entre los lienzos.

Salio despacio del museo con la cara erguida de ser un pintor. Mientras caminaba por amplia avenida rodeada por torres de edificios de oficinas donde todos llevan la misma corbata, iba pensando en el museo.
Nunca un cuadro colgara de las paredes de un museo grandioso, seguiré siendo un romántico del arte.
Hoy una voz llamaba a la puerta, sus ojos negros se concentraban ante el lienzo, la mano levantaba el vuelo como una gaviota, desempolvo el cansado corazón, dejo atrás las miserias escondidas en la azotea de la vida, el pincel estaba alegre, los colores dejaban el luto para otros, el cielo dibujaba siluetas que el infierno escondía, notaba el calor del sol, la melancolía pasaba a vivir entre los muertos del camposanto que poblaban la ciudad triste y gris que nunca iba volver.
Hoy pinta desde el silencio y la soledad que es donde encuentra la inspiración que muchos tienen miedo a encontrar

El arte es escuchar.
El arte es libertad.
Hoy había nacido un pintor libre.
El viejo pintor.


PD. El cuadro es de Eusebi Sempere, una obra abstracta.

jueves, 8 de abril de 2010

Un diario perdido. San Valentin.





San Valentín.

Hoy 14 de febrero te echo de menos, miro las fotos en el velero, tu cara angelical con los cabellos ondeando con el baile del viento, el cuerpo bronceado era como una rosa hermosa en alta mar que acompaña a mi velero en la travesía marítima de los días soleados del verano.
Ayer encontré tu carta en mi buzón, disculpándote de la huida precipitada, quiero comprender tus miedos, las dudas, las contradicciones que habitan en tus entrañas, las cadenas son imaginaciones solo había un amor puro que luchaba por ser libre, solo el maldito miedo se instalo en tu hermoso cuerpo, el frío se apodero de tu corazón entre la niebla que poblaba tu mente.

Un día en tu nueva ciudad o en tu nuevo trabajo, una luz iluminara tu corazón, te deseo que te ilumine con la misma intensidad que te entregue todo mi amor.

Sus besos eran miel.
Las noches eran pasión.
Los días amor.
.
Sus ojos fueron mi luz.
Sus pechos mi perdición.
Sus caderas la envidia.
Sus besos un huracán.
Su pubis era placer.

Olor a sabanas limpias.
Olor a su cuerpo desnudo.
Olor a perfume
Olor en mi memoria,
Noches locas de amor.
Noches de sexo.

Querer olvidar alguien es recordarlo para siempre.

Eva es pasado.

14 de Febrero 2001.

El reloj desapareció entre las aguas del mediterráneo.

miércoles, 7 de abril de 2010

Un diario perdido. Tercera hoja.



1 de febrero de 2001.

No se si soy libre o esclavo de mis días, mis noches entre el sueño de nuestro amor. El mar junto a ti colmaban mis días de felicidad, hoy solo me queda mi velero amarrado lleno de recuerdos.
Cuanto que me duele tu ausencia, quiero aprender de ella, volver a nacer, buscar la ilusión de los días azules, mis sentimientos son heridas profundas que buscan una respuesta,
Tu dulce voz vive entre mis latidos, te encuentro todas las noches en la imaginación que recorre las paredes blancas de mi alcoba. El día amanece, me levanto a las primeras luces acompañado de la soledad de la almohada. Tu dulce voz se pierde cómo el encanto de tu bello nombre Eva.
El tren para en el anden, tus caderas se pierden en el billete de ida, rezo todas las noches por el billete de vuelta.




Hombres desnudos.
Amantes silenciosos.
Hombres perdidos.
Amantes solitarios.
Frío en el cuerpo.
Debilidad en el corazón.
Sentimientos melancólicos.
Días de lluvia
recorren las arrugas
de un hambriento.
Noches de recuerdo.
Noches de olvido.
Noches sin sentido.
Soledad en el rostro.
Soledad del poeta.
Soledad del bar.

Recuerdo tus abrazos llenos de cariño, sobrevivo cuando el ángel de la tristeza me invita a pasear por el campo de los sueños, susurros al oído, besos en el cielo, rosas en el mar, mirada cómplice de los días azules de cualquier óleo que esta presente el amor eterno.
Las sombras viven escondidas en cada rincón de este mundo.
Hoy quiero morir, el amor perdido me esta diluyendo en gotas de agua que desaparecen cuando llegan ante el mar.
Eva querida Eva. Amada Eva.
El silencio envuelve mis días…..Eva.

martes, 6 de abril de 2010

Un diario perdido. Segunda hoja.


15 de enero de 2001.

Cada día que pasa es como una tormenta en mi cabeza, hay noches que quiero desaparecer a bordo de un velero sin rumbo donde el mar quiera llevarme.
Quisiera olvidarte, que abandones mi maldita cabeza, terminar con este sufrimiento, en este mundo la inocencia se paga muy cara, intento ser fuerte, lo único que consigo ser cada día más débil.
Los días de lluvia salgo de paseo por la arena de la playa solitaria que ambos íbamos cogidos de la mano, mirando el juego de las estrellas en el firmamento, las gotas mojan mis cabellos hasta que mi cuerpo se confunde con la lluvia, entonces quiero que el agua limpie mi cuerpo de tú ser que lo invades de noche y de día.
Tu sonrisa es mi hechizo, no puedo cruzarme con ninguna chica que sonría, es cuando mis ojos se enrojecen, donde todas tus sonrisas se reflejan en el cielo, me sigue cautivando. TU SONRISA.

Tardes de café.
El verbo amar.
Sonrisa perfecta.
Mirada cómplice
Días de encanto.
Días de sueños.
Días de ilusión.
Días de futuro.
Días de alianzas.
Días de TE QUIERO.

Días de desilusión.
Días de fracaso.
Días de lagrimas.
Días de niebla.
Días de sin sentido.
Días rotos.
Días tristes,
Días en el ocaso.

lunes, 5 de abril de 2010

Un diario perdido.


1 de enero de 2001.

Hoy noto tu ausencia, en estos días mi vida naufraga, intento remar en esta barca de maderas astilladas a contracorriente, la oscuridad se apodera de mis entrañas, mi cuerpo tiene frío, la soledad envuelve la atmósfera en la que habito, miedos se han convertido en las noches de larga espera, el sol no me calienta el corazón.
Recuerdos, recuerdos, recuerdos, solo me quedan recuerdos.
Tus cartas me envuelven de melancolía, las guardo como un tesoro, cada vez que las leo, las palabras se transforman en lagrimas.
La niebla cubre la ciudad todas las noches, en ella me veo reflejado, soy una sombra caminando entre la bruma, imágenes difusas, blanco y negro, la música ha dejado de sonar en mis entrañas, el silencio es un puñal amenazante el brillo de su punta resplandece entre la noche fría.
Una tarde del verano pasado nuestros cuerpos desnudos se bañaban entre los acantilados, besos, caricias, risas, juegos, solo me quedan recuerdos, recuerdos, solo recuerdos.
Llevo todos los días el reloj de pulsera en la mano izquierda, que una noche a luz de la luna llena sentados en el puerto a medianoche, me prestaste tu reloj para que nuestro amor no se para nunca, como las esferas que avanzaban en busca de las horas de amor que tendrían que venir.

Hoy veo tu foto.
Tus cabellos rubios.
Los labios de amor.
Sueño con tus besos.
Cada noche.
Cada mañana.
Al despertar recuerdo tu cuerpo.

Hoy las flores no ríen.
El cielo llora.
Las cartas han muerto.
Las promesas no existen.
Quiero desaparecer.
No puedo.
Soy un cobarde.
No encuentro respuestas.
Solo preguntas.

lunes, 22 de marzo de 2010

Fotos en blanco y negro.

Esta camara en los años 60 en la cual mi familia dsifrutaba sobre todo mi padre, que era su pequeño tesoro.
Aqui un  servidor en el año 1965, unas fotos que son parte de mi legado, las considero como mi historia, mi vida en blanco y negro.


La sensación del instante apretar el botón que hará realidad el momento que estas viviendo. Nuestra historia esta en las viejas fotos de blanco y negro que con los años el amarillento se mezcla entre las sombras que allí posan sonriente, ante la cámara de los años 60, años que el progreso se comenzaba acomodar en la casas de trabajadores, jornaleros de sudor en la frente y callos en sus manos encontraban recompensa a las jornadas duras donde se mezclaba la ilusión por la etapa que vivían, la primera televisión, el primer coche, todo era el principio, el valor de apreciar las cosas tenia un significado especial, era un tesoro en sus manos al que cuidaban, mimaban con delicadeza, la cámara de mi padre era su pasatiempo donde las fotos dejaban constancia de la historia familiar, después vino las cámara de filmar de súper 8mm que eran las delicias de todos cuando no sabias como posar cuando te estaban filmando.
La historia de nuestra vida esta en aquellas fotos en blanco y negro donde refleja las raíces de la infancia de un niño feliz.
Cuando ante mis manos las fotos se posan no puedo evitar.
Una foto es el reflejo.
Una foto es mi pasado.
Una foto es un recuerdo.
Una foto es una sonrisa.
Una foto es melancolía.
Una foto es nostalgia.
Una foto es ternura.

Querida foto tengo que darte las gracias por existir, pude que hoy en estos días no estés tan apreciada como aquellas de blanco y negro, abriste un camino nuevo para mostrar la belleza de la vida que ofrecías cuando posábamos ante tu magia que ansiosos esperábamos cuando te ibas lejos de la ciudad a que te dieran luz, donde los días de espera eran eternos, la impaciencia recorría nuestras entrañas, la sensación placentera de abrir aquel sobre blanco con las letras del laboratorio donde habías parido las instantáneas, allí estabas tu, querida foto, elegante como tu sabias, siempre perfecta, porque no podías desilusionar aquella gente que esperaba ver tu legado, la fotografía en blanco y negro.

Las fotos en blanco y negro son mi legado.

viernes, 19 de marzo de 2010

Despertarme contigo.




Quiero despertarme contigo.
Mirarte a los ojos.
Todas las mañanas.
Saludar al sol.
Besarnos al despertar.
Un día más.
Tus labios.
Los míos.
El amor de los dos.
Nuestros cuerpos desnudos.
Despertarme a tu lado.
Princesa de los ojos verdes.
Mi bella dama
De dulce mirada.
Cabellos rubios.
Princesa de los ojos verdes.
Solo quiero tu amor.
Princesa de los ojos verdes.


PD. Esta canción de Rebeca Jimenez. Quiero despertame contigo es una gran canción que su pedazo de voz la hace muy hermosa.
Disfrutar de esta voz.

lunes, 15 de marzo de 2010

Lagrimas saladas.

Dejo una rosa sobre la lapida negra grisácea, rezó en silencio, mientras veía sus ojos verdes en la foto, las lagrimas recorrieron las mejillas.

Abandono lentamente el pequeño cementerio donde el silencio se mezclaba con el viento.
Subió al coche lo puso en marcha, quedaban 100 kilómetros para llegar a casa, los niños, su marido, el mundo ficticio.

Atrás quedo el papel que dejo en la fría lapida.

Lo fui en la tierra.
Lo seré donde te encuentres.
Te buscare.
No te olvido.
Sueño contigo de noche y de día.
Tu amante.
Tu chica.
Tu amor.
Charo.



Hoy era quinto aniversario del nacimiento del amor.
En el coche sonaba su melodía.
Las lagrimas empañaban los ojos.
Lagrimas saladas.


PD. La foto es de internet.

viernes, 12 de marzo de 2010

El banco del parque.

Viejos fantasmas poblaban su rostro, mirada ausente, gestos torpes, pasaban los días, su cuerpo era muy reacio a los movimientos, la gorra siempre acompaña su poblada cabellera blanca, la barba canosa descuidada, la chaqueta verde vieja, pantalón de pana marrón descolorida era simplemente un loco, marcado por la demencia.

Sentado en el banco abandonado del parque pasaba los días tibios de sol, mientras hablaba con los pájaros, los únicos que no le abandonaban.
Todas las tardes en el ocaso del sol, se levantaba del viejo banco de hierro oxidado y abandonaba el parque.
Un día más.
Palabras sinceras en los días soleados.

PD. La foto es de internet.

viernes, 5 de marzo de 2010

El blog.



Eran las cinco de la mañana comenzaba su jornada laboral, la orquesta de los sonidos maliciosos que odiaba la gente aun quedaban dos o tres horas para comenzar amargar el día a los cuerpos desnudos que envueltos entre nórdicos descansaban placidamente.

Como todos los días empujaba su carro e iba vaciando las papeleras, limpiando las aceras solitarias en el frío que acompañaba a su cuerpo bien abrigado, se inventaba historias mientras mecánicamente trabajaba, el minutero del reloj de pulsera avanzaba a paso de procesión a golpe de tamboril.
Nadie como él conocía los colores de un amanecer, la semioscuridad teñida de rostros anónimos que desfilaban ante él, zapatos ante sus ojos esquivaban su cepillo y las historias ante esos pies, iban tomando forma, hombres y mujeres, adolescentes, miserias, excentricidades, rarezas, secretos, mentiras, todo se podía mezclar en sus vidas, paisajes de colores de todas las tonalidades, cuadros sin pintar, fotos perdidas, promesas traicionadas, olvidos del alma, miedos, fobias con la llegada de la mañana en su plenitud los relatos iban tomando cuerpo entre hojas caídas en el suelo que pasaban a formar parte de su carro, era una forma de pasar el tiempo lo mejor posible mientras su monótono trabajo podía hacer una jornada maratoniano donde nunca ves la meta.
Con la llegada del ocaso del sol invernal, comenzaba su verdadera pasión, se sentaba delante de su ordenador, sus historias matinales de su memoria se deslizaban entre las manos del teclado, como un patinador en una final patinaje artístico donde sus acrobacias y movimientos son perfectos.
Las viejas ideas matinales iban tomando matices, engalanado a los personajes de colores vivos, mezclando contradicciones entre ellos, llenos de enigmas, donde se confundían la vida con la muerte, el amor con el odio, el joven con el viejo, todo se convertía en relato con viveza entre sus sentimientos.
El viejo reloj de pulsera ahora avanzaba a velocidad de vértigo, en esos momentos el monoplaza de formula 1 era el minutero que se perdía en el tiempo donde las letras encontraban sentido en la vida.
Cada noche sus relatos quedaban escritos en su bloger, la pantalla virtual del universo, al ir a dormir dibujaba los personajes que se asomaban a su ventana del mundo, se convertían en las velas que iluminaban sus escritos en la oscuridad de la noche.

Todos los días una mujer de mediana edad de cabellos  rubios cuerpo envidiado en su juventud de posición acomodada desde una gran finca de tierras en un país sudamericano se asomaba a la ventana del hombre que siempre amo en silencio que hoy estaba al otro lado del atlántico, dejaba su comentario con un seudónimo que el nunca conocería, porque en esta vida la elección nunca es como uno quiere.

sábado, 27 de febrero de 2010

El guión.

Paseaba lentamente por las calles adoquinadas el ruido de los zapatos marcaban el paso de procesión donde el silencio se mezclaba con el viento tibio.

Las manos en los bolsillos de la chaqueta americana de pana color verde botella, las luces tenues de las farolas oscurecían el color. Las casas adornaban sus hermosos balcones con macetas, los blasones encima de las puertas de madera daban la bienvenida aquellas moradas repletas historias silenciosas a lo largo de los siglos, las calles estrechas a medida del paso de las caballerías y carruajes.
La noche era oscura, la madrugada estaba presente, la soledad caminaba entre los recovecos de la vida buscando acomodo en el mundo de los vivos.
Necesitaba inspiración para poder cumplir el guión que esta estancado, los personajes se estaban muriendo, las ideas se difuminaban mezcladas entre los que viven y los que gritan morir en paz, las dudas caminaban entre el laberinto complejo de su mente, el sol se mezclaba con la lluvia, el otoño se confundía con el nacimiento de las hojas, era el hombre de las mil caras.
Las manos estaban agarrotadas delante del teclado negro, correcciones en voz alta que se diluían en un mar inmenso, nervios, pasaban los días no avanzaba, pronto la productora se interesaría por el estado del guión de la película, el director no cesaba de mandar mensajes, se sentía como un huérfano olvidado en un hospicio.
La noche era interminable el pueblo que dormía placidamente no lograba relajarse, dio media vuelta volvió a su refugio donde se escondía y confundía con trabajar.
El fuego estaba encendido arrojo dos troncos al poco tiempo la lumbre estaba en todo su resplandor mezclado con la oscuridad de la noche era más tétrica, cogió los papeles del guión leyó en voz alta, una a una, las hojas desaparecían entre el fuego hasta que sus manos quedaron vacías.
El guión dejo de existir.
Los demonios que recorrían sus venas murieron, Satanas dejo de existir, como el amor de cartón que había destrozado su vida.
El móvil se mezclo entre las llamas.
El fuego purifica, ahuyenta todas las maldiciones.

Camino en tu búsqueda
Veo tu cara
entre las sombras.
Cogidos de la mano
nos besamos.
Tus labios.
Mis labios.
Nuestros cuerpos
gimen de placer
cada vez que nos encontramos.
El viento grita.
La lluvia aplaude.
El sol ríe.
Nosotros jugamos
a nuestros juegos.
Tu y yo.
Gritare que te quiero.
Hoy soy más libre.
La flor en tu solapa.
Sellara nuestro amor.
El silencio morirá.
El amor nacerá.
Las sombras no se esconderán
Porque tu y yo.
Nos queremos.
Gritare por el amor.
Brindare por los hombres
que aman a otros hombres.

martes, 23 de febrero de 2010

Una ovación desde el corazón.

Miraba en silencio el televisor que estaba en el estante, la gente agolpaba en la en la barra del bar, miraban atentamente la pantalla, sus manos una copa de coñac, entre imágenes y recuerdos vaciaba la copa, otra copa, iba por la tercera, ya no es un joven, su cabeza se entremezclan imágenes del presente y de un lejano pasado con lo que esta viendo, un chaval con muleta en mano esta intentando dar unos pases al tercer toro de la tarde de la feria taurina de abril Sevillana, un anciano perdedor en estos años, llevaba cargando con la mochila de la vida, muchas penalidades y desengaños días caminado por toda España, con muleta en mano, durmiendo debajo de árboles, a la puerta de cualquier plaza de toros de pueblo. El locutor audaz y de voz muy joven narra los pases del joven maestro que pisa el albero de la Maestranza en el día grande de la feria. Se extraña de los comentarios, es todo muy normal, que pocas corridas ha presenciado este narrador, esta siendo más bien una tarde insípida, un par de pases para la galería, el chico no le falta valentía y el toro busca mucho la izquierda, la experiencia nota mucho a faltar en este joven maestro, le falta templaza. Los pasodobles suenan desde el tendido de sombra, sombreros, gorras pueblan el tendido de sol, en una tarde donde el calor comienza hacer mella en Sevilla, abril los días soleados es el preámbulo de lo que se avecina en verano, en la ciudad hispalense, donde el arte de toro esta presente en sus barriadas, para eso son curristas. Silbidos para el picador, esta castigando demasiado al toro, el joven torero bebe un sorbo de agua, se dispone a poner el segundo par de banderillas, el publico aplaude la valentía del muchacho, el narrador televisivo aclama el fervor del publico, en cambio el viejo matador, lo encuentra normal, si con esa juventud no arriesga cuando lo va hacer, pero él denota bastante respeto ante el toro, le falta algo de finura, recuerda quien es su padrino, quizás le pesa mucho el nombre de su tío, aquel gran matador que ahora esta en uno de los palcos atento a la muleta de su sobrino.




De repente se cayo al suelo, era la muerte del viejo novillero, que años atrás vagueo por plazas en busca de la ansiad gloria del arte de la tauromaquia, la muerte no llego por una cogida, que quizás le hubiera encantado morir, en cambio la cornada ha sido la cirrosis.

Sueños perdidos, olvidos, no cumplidos, melancolía en su vida, muchos puntos de sutura por todo su maltrecho cuerpo en aquella España de hambre, ropa maloliente, pueblos oscuros, como novillero fracasado, que muchos lo tildaron, él nunca se vio en este papel, fue un romántico, que lucho, vivió con mucho entusiasmo, nunca se rindió, lo mezclo con el coñac, que le acompaño en noches frías que le temblaba el cuerpo en aquellos portones viejos de las plazas de toros, con el tiempo el alcohol fue tomando protagonismo en su vida, e inseparable él y la botella de coñac, vivió con un punto de locura que solo él entendía, era como un matrimonio que llevan muchos años viviendo pero nunca llegan a conocerse.

Amaba el toro, renunció mucho en esta vida por el arte, vivió pegado a el, muchas veces con la edad se buscaba la vida con el capote en cualquier pueblo en la suelta de las vaquillas cuando había que encerrar a la vaquilla, cogía el capote y la llevaba hasta el corral. Montaba plazas ambulantes, tendidos de pueblos solo por ganarse la vida pegada a ese mundo que tanto amaba.

La cornada más grande de su vida, había sido el alcohol que le atravesó el hígado, con sus pocos sesenta años no tuvo tiempo ni de llegar a la enfermería de la plaza.

En el entierro muy pocos amigos pero entrañables llevaban el ataúd a hombros, cumplieron su promesa iba vestido de traje de luces, al ser enterrado colocaron a un lado de su nicho el capote y la muleta.

Fue su último viaje y salió por la puerta grande de la vida. Como todo buen hombre de corazón. Vestido de luces y los pocos amigos que acompañaban la despedida , mientras el sepulturero hombre de cara neutra muy acostumbrado a tapiar el nichos, se quedo mirando cuando los aplausos comenzaron a sonar durante un minuto, se sumo a la ovación calida y cariñosa donde nadie ríe, y todos lloran en lo más profundo de las entrañas en las tardes donde el pañuelo blanco ondeo de las manos de sus amigos en último tributo a un hombre que nunca fue perdedor, lucho, en cambio nunca tuvo las tardes gloría que ahora mismo estaba ocurriendo.

Fue la Ovación de la tarde.

La que tanto soñó, durmiendo, despierto, en días que el alcohol le daba tregua.

viernes, 19 de febrero de 2010

Noche de tormenta.


El cielo estaba gris oscuro, el mar golpeaba violentamente la escollera. Las viejas y huérfanas barcas hoy eran astillas deambulando por el agua.

Desde mi ventana contemplaba la fuerza salvaje de la naturaleza, la soledad golpeaba mis pechos, la tristeza calaba mis huesos.
Quisiera tener agallas y tirarme al mar, desaparecer entre sus aguas como los viejos barcos que duermen en sus profundidades.
Busco un refugio, no lo encuentro, mi corazón esta sucio, mi cabeza en las noches de insomnio es un crucifico, dentro estoy allí clavada en la cruz .



Siempre te quise.
Y te querré.
Solo quiero despertar contigo.
Pasear de la mano por la orilla del mar.
No puedo olvidar.
Tu lengua recorriendo mi cuerpo.
Tus labios besándome hasta la eternidad.
Tus manos jugando con mis pechos.
Noches de amor.
Noches de pasión.
Noches de orgasmos.
Y noche de traición.
Quiero una noche de perdón.


PD. La foto es de internet.

domingo, 14 de febrero de 2010

14 de febrero




Hoy he soñado que estabas a mi lado.
El mar bravío me despertó de mi sueño.
Dibuje un corazón entre la arena.
Solo para ti hermosa dama.
Mi cabeza solo hace que pensar en ti.
Cada día es una vela en la oscuridad.
No se si es amor.
No se si es pasión.
Solo se que te amo.

domingo, 7 de febrero de 2010

Aviones plateados.

Los aviones pasaban cerca del poblado chabolista, sentado en el tronco de un árbol que habían cortado para hacer leña, los iba contando, pasaba horas mirando el cielo.

Al fondo la ciudad las sirenas sonaban, todos corrían a los refugios, a los pocos instantes se oían el silbido de las bombas y cortinas de humo al explosionar a lo lejos.
Tranquilamente miraba sin inmutarse como los plateados que a su paso el ruido de sus motores era atronador . Eran los más pobres, ahora se habían convertido en los más seguros en esta guerra, quien iba a bombardear a la pobreza de un poblado desterrado de la gran ciudad, quien tenia una chabola era el rey, ahora y antes, malolientes toda la vida, ahora eran victoriosos en esta guerra.
Unos sufrían las adversidades de la guerra, otros toda de la vida
Miseria, pobreza, ratas esqueléticas para todos, acompañados de piojos, para ellos era habitual en su vida misma.
Allí tranquilamente todos los días miraba el cielo, contando los aviones plateados que emitían un ruido ensordecedor.

 
PD. La foto es de internet.

domingo, 31 de enero de 2010

El espejo

Las arrugas me parecen perfectas que adornan mi cara, las canas acaban de nacer, cada mañana me miro en el espejo, se quien soy.

Mirada desnuda.
Inocencia de un niño.
Tristeza de un anciano.
Soledad de un vagabundo.
El reflejo del espejo de quien se posa todas las mañanas con el torso desnudo.
Hoy te vuelvo a ver.
Soy el mismo.
Quiero que me devuelvas la sonrisa que me robaste.
No quiero tus respuestas.
Solo quiero que me dejes en paz.
Eres muy superficial.
Te pasas el resto de la vida jodiendome.
Maldito espejo.



PD. La foto es de internet.

sábado, 23 de enero de 2010

Despedida


He soñado para ti toda la felicidad del mundo, hoy volveré a verte, una rosa llevare en la mano, la corbata que me regalaste, te besare en silencio, mis ojos lloran desconsolados, no quiero verte más, promesas ahogadas, ilusiones muertas.

El pasado lo enterrare, soy el presente, el destino es mi futuro.
Creí en nuestro mundo, hoy he vencido el miedo, borrado los recuerdos, mi amor camina en busca de semillas nuevas.
¡ 0jala me olvidaras¡
Te espere.
Te ame,
Te comprendí.
Te guié.
Te falto valentía
. No quiero que sigas oliendo dos colonias diferentes todos los días, que hagas el amor pensando en mí, para ti es solo un juego de sexo, el amor lo es todo para mí.


PD. La foto es de internet.