sábado, 24 de octubre de 2009

Silencios



Las viejas historias se diluirán como una gota en el inmenso mar mediterráneo, pasaran los días, años, décadas, siglos quedaran en el miserable olvido.
Los fantasmas del pasado son miedos en el presente, quien no quiere encontrar sus raíces y vivir el resto de su vida ausente de ellos.
Silencios ante malditas herencias que nadie se atrevió a pronunciar, duermen hoy en el camposanto.
Amantes secretos que fueron sellados por unas monedas.
Traiciones que estuvieron vagueando por las oscuras azoteas.
Engaños que fueron guardados en el viejo baúl y nadie quiso abrir.
Doncellas que nunca revelaron su verdad llevaron el secreto a la tumba.
Escribanos que perdieron cualquier documento que nunca llegaron a su destinatario.
Vejaciones que el verdugo escondió.
El pasado muchas veces es un grillete en cualquier pie de un preso en un viejo y oscuro penal de una isla en el medio del mar.

Silencios escondidos.
Silencios impuestos.
Silencios perdidos.
Silencios ausentes.
Silencios indignos.

Silencios en la memoria que el pasado destruye y nadie los encontrara.

PD. La foto es de internet.

sábado, 17 de octubre de 2009

La falla.



Compro como todos los años al mismo proveedor, madera de tablas, cartón y pinturas de varios colores.
Comenzó a dar figura la pequeña falla siguiendo el boceto, cada día comprobaba que la madera era mejor que años anteriores, pasaba lo mismo con el cartón, no encontraba explicación siempre compraba la misma clase y de igual calidad. Notó que la pintura se adhería mucho mejor, necesitaba menos pasadas. En el taller se respiraba un ambiente agradable entre jornadas agotadoras de trabajo. Siempre intentando mejorar cada acabado, nunca veía el final.
Cada día que pasaba las figuras iban tomando vida se sentía más motivado para seguir trabajando con mucha más precisión.
Llego el día soñado, “ la planta” ilusionado, nervioso, impaciente como un niño en la noche de reyes, su arte estaba allí presente, las pequeñas cámaras digitales inmortalizarían aquellos muñecos llenos de vida y sensaciones diarias.
Unos hombres llamados “ Jurado” visitaron la obra, le dio pena su arte dentro de tres días ardería en llamas ante las miradas expectantes de un barrio que orgulloso estaba de su falla.
Al día siguiente le comunicaron que un “ ninot era el indultat”.
Miró el ninot le vio sonreír.
El ninot siempre supo que nunca ardería.
Ellos también tienen intuición.
El ninot indultat.

sábado, 3 de octubre de 2009

El almanaque.



Los días pasan, las hojas de calendario que desaparecen en el fondo de la vida.
El sol calienta el corazón, la confusión vive en el espejo que nos acompaña en el trayecto, palabras sonoras, palabras difusas, palabras silenciosas, rostros sonrientes, rostros peleados con el universo, rostros ausentes de este mundo. Fantasmas que pueblan la cabeza, sueños que nunca verán la realidad, utopías que dejaran de serlo, cartas que nunca llegaran a su destino, otras se perderán en el fondo de un cajón repleto de papeles, relojes que se pararan, sus agujas se oxidaran, nunca más darán los cuartos y el calendario seguirá pasando las hojas.
7, 8, 9, 10.……

PD. La foto es de internet.