miércoles, 30 de diciembre de 2009

Cartas



Todos los días mecánicamente al entrar en el portal de entrada a los viejos pero coquetos pisos, recogía el correo depositado en el buzón. Nada más acceder al ascensor que le llevaba al décimo piso, ático donde se recogía tras la jornada de duro trabajo, echaba por encima un pequeño vistazo a las cartas malditas, siempre recibos bancarios, luz, agua, hipoteca, entre otras cosas y publicidad a su nombre de ganador de maravillosos premios que nada más entrar iba a parar a la papelera sin abrir la carta, en aquellos instantes el corazón se acelero como un atleta en el tramo final de los 100 metros lisos, un calor recorrió todo su cuerpo en aquel pequeño habitáculo ascendente, al llegar a la puerta B, le cayeron las llaves al suelo de la rapidez que quería entrar, encendió la lámpara isabelina que daba resplandor aquel clásico salón, de pie abrió la carta, el matasellos era de Berlín, mientras leía le temblaban las manos, se dejo caer en el sofá de tapiz ocre, las imágenes de color crema de las paredes, acompañadas de oleos azulados, comenzaron a vislumbrar sombras oscuras entre todos los objetos, tonos difusos, volvió a leer la carta por tercera vez, estaba tiritando de frío, el sudor de la sien empapaba toda la cabeza, no quería entender nada, le costaba asimilar lo que estaba leyendo.
Las palabras se cruzaban por su mente, los silabas retroban en su cabeza, la mirada fría de aquella mañana estaba allí presente, en aquel maldito 14 de febrero cuando en silencio abandono el ático.
No le quedan lagrimas, se acabaron después de dos años donde creyó que se iba volver loco, días de psicólogos, tardes psiquiatras, pastillas, noches de insomnio. Los años no le habían hecho olvidarla, si dejarla de quererla.
Sonó el teléfono, no se inmuto. Las lagrimas eran para la otra.
Ella había muerto.
La foto que había dentro del sobre la rompió en diez pedazos los años que duro el amor, las tiro por la ventana en una noche fría madrileña.

PD. La foto es de internet.

jueves, 24 de diciembre de 2009

Nieve entre las vias


Iba sentada en mi asiento del tren altaria los paisajes que se divisaban eran de estampa navideña el blanco cubría los campos manchegos. La melancolía me abrazo, cuando una noche siendo una niña de pocos años en tren nocturno comenzaba a rodar desde la antigua estación del norte en Madrid destino a Coruña las imágenes en sepia recorrían los túneles ferroviarios de mi mente, aquella niña de rubia de coletas sentada en el compartimiento del vagón de aquellos legendarios trenes recorrían España de noche llamado el tren del correo. Al despertar aquella mañana ver tras el cristal el manto blanco, mama me explico que afuera hacia mucho frió y por eso la nieve cubría los campos y árboles. Las navidades de aquel año fueron diferentes las lagrimas de mama eran constantes, le preguntaba porque lloraba, me contestaba, lloro porque es navidad, entonces la abuela me cogía de la mano me llevaba a ver las vacas, me iba diciendo el nombre de cada una, al final de las vacaciones me sabia el nombre de todas, la abuela les hablaba con cariño, le decía te entienden, ella reía, todas las noches me encantaba ver como las ordeñaba.

Aquí sentada en mi asiento, no me apetece leer, ni ver la peli tan mala, ni siquiera coger el libro que me acompaña a diario, mientras estoy contenta de ver a mama feliz, Juan es lo mejor que le ha pasado, la quiere, la mima, la ama, sobre todo es muy buena persona, lo mejor que le paso fue que papa la abandonara o mejor dicho nos dejara, no nos quería, él solo era un mujeriego.
La nieve limpia el corazón, el alma sucia, necesito limpiar la imagen de papa del que solo recuerdo en fotos de blanco y negro.

PD. La foto es de internet

viernes, 18 de diciembre de 2009

Feliz Navidad


Os deseo a toda la familia blogera felices fiestas.

Que una estrella nos guié desde lo más alto a toda la gente de bien por un MUNDO EN PAZ.
Donde la piel y el color solo sea una anécdota, las fronteras solo sean imaginarias, las banderas solo sirvan para adornar las calles, el agua potable sea un bien de todos, que nadie sufra más atrocidades en esta bendita tierra que es la nuestra. Que las personas intenten ser simplemente personas.

FELIZ NAVIDAD.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Noches de literatura.




La noche es oscura, la templaza del clima costero la hace más llevadera.
El café es el compañero infatigable de la velada, la música suena suavemente con un volumen muy bajo que acompaña el silencio. Él escribe con caligrafía perfecta en una cuartilla inmaculada la pluma se desliza como un florete de esgrima buscando el cuerpo contrario, ella esta en el pc, con suavidad se desliza entre las teclas negras, están en la misma habitación sumergidos en sus historias, tienen algo en común que aman la literatura.
El amor y la literatura es la pasión perfecta para adentrase en los recovecos de los misterios de la vida. Cada uno dibuja en palabras sus personajes en el fondo son ellos mismos, lo saben, pero les cuesta reconocerse, es simplemente LITERATURA.
Los dos él y ella.

PD. La foto es de interent.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Un día 24



Eran las ocho de la noche en una tarde lluviosa, encendió el camping gas puso una sartén con aceite a calentar, mientras pelo dos patatas, preparo un huevo. Ceno patatas fritas y un delicioso huevo frito, hoy los espantosos contenedores de basura estaban vacíos, era 24 de Diciembre, tenia una deliciosa cena, otras noches comía sobras de desperdicios, mientras saborea la cena acompañado de la botella de tinto.

Él y su soledad de la chabola.
Soñaba con su Belén.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Ya llegan.....




Los días se van acortando, el sol esta perezoso, las noches son largas y frías, las ciudades se llenan de luces de colores, la música suena dentro de las tiendas, cenas de empresa, cenas de familia, muchedumbre por las principales avenidas cargadas de bolsas de compras, tarjetas de crédito saboreando la recién paga extra.

Familias en el paro agotando los últimos compases de los días de prestación, otras hace meses que se les termino, días negros, días amargos, días de tristeza, donde el sol tibio no puede secar sus maltrechas lagrimas en los rostros, corazones olvidados, velas que se van diluyendo lentamente en la agonía de no ver el final, mirada a la esperanza, pidiendo que el año venidero les de la posibilidad de poder encontrar un trabajo digno. Mientras luchan por poder sobrevivir en la maratón de las navidades, la publicidad hace su trabajo busca el consumismo es quien aporta la felicidad, otro año los amantes de la navidad gozaran de villancicos, cenas copiosas, vestidos recién estrenados para la ocasión de gala, serán compañeros de la Visa, sus caras alegres, sonrientes, mientras el Belén de la vida habrá muchos pobres pastores luchando por tener una cara alegre porque sus retoños lo noten lo menos posible, así es la vida, niños que la noche de reyes solo se dediquen abrir muchos regalos, en cambio otros saborearan el pequeño juguete que con mimo habrán traído los reyes paternales, el instinto les dirá que dentro de ese juguete hay mucho amor.
Lo cuidaran, lo mimaran, porque es su tesoro preferido.
Sus padres. Sus Queridos Reyes.
Que ningún niño se quede sin un juguete.
Una sonrisa de un niño es el mejor regalo este viejo planeta.
Dona un juguete, por ellos.