sábado, 24 de noviembre de 2012

Cinco años



No soy escritor, ni lo pretendo, simplemente un observador de la vida, este blog nació con la idea de plasmar pequeñas historias ficticias y entrañables. Este medio internauta de los blogs en cual la red esta repleta, cada día nacen nuevos y cada noche mueren otros en el olvido de las pantallas. Un día del lejano mes de noviembre de 2007 fue el comienzo de esta aventura, no sabía como titular, me decidí por un nombre que era un nick en un foro de psicología. A partir de aquel día me enfunde de capa y espada e intentando guardar el equilibro sobre las tablas, comenzó la aventura de trazar letras con la espada, un espadachín novel en estos lares de las palabras reunidas. Con el corazón fue avanzado lentamente por sus recovecos de la vida buscando un pequeño espacio personal de realización. Con el juego de la imaginación entre palabras cruzadas y sencillas. Cuando esta aventura por tildarla de esta forma, quizás la palabra aventura pude sonar riesgo, escribir palabras sin ninguna pretensión, nunca llegue a pensar este recorrido de tantos años. Con el tiempo he conseguido escribir sin ataduras ni remordimientos cuando mezclo la ficción con mi realidad envuelta en papel de regalo que tanto me gusta desenvolver. En estos años muchas veces por mi cabeza a pasado por poner final a esta ventana, al final me vence el blog sigo en él secuestrado, llegara el día que será final como todo en la vida, quizás sea cuando menos lo espere.
Cada día entran visitantes anónimos según las estadísticas del bloguer tanto de España como de países de Latinoamérica, seguro que habrán opiniones buenas, regulares y por supuestos nefastas como todo en la Villa del Señor, en esta pequeña y modesta ventana todos tienen cabida. Cuando un relato, micrrorelato, o cualquier historia sale a la red deja de pertenecer es simplemente un velero en alta mar navegando a merced del viento y los caprichos del mar.
La voz es el viento.
Las letras el mar.
El relato el universo.
La sinceridad el blog.
Mis ropas la humildad.
El amor lo expuesto.
Cinco años repletos de emociones disfrutando cada minuto de la narración nacidos en esta pantalla, algunas fotografías de mi pequeña cámara y otras fotografías de la misma red de internet.
Gracias a las fotografías de Internet quienes sus autores desconozco de la cuales instantáneas he tenido el atrevimiento de publicar en blog por su inmensa belleza.
Gracias también a mi camarita y a la persona que muchas veces toma las fotos disfrutando de buenos paseos junto a cualquier puerto, acantilado o playa.
Gracias a quienes leen desde el anonimato.
Gracias a ti que has leído este articulo o comentario como quería llamarse.
Gracias.

sábado, 10 de noviembre de 2012

El hombre misterioso de las ondas




Cada noche un cuento paseaba por el habitáculo a la luz de un viejo flexo se acomodaba en el folio, de fondo una vieja gramola sonaban boleros que de joven escuchaba. El hombre de pelo blanco y años en el cuerpo deslizaba su estilográfica sobre la cuartilla, los personajes comienzan a salir de sus sombras para ver la realidad que anida en ellos. El cuento avanza con rapidez sus formas van alcanzando los entresijos y misterios de la vida.
Suena el teléfono, mira la hora en su reloj de pulsera, sabe quien esta al otro lado del celular. De lunes a jueves a la misma hora de la noche el rig-ring es tono que interrumpe a el bolero que sigue por los recuerdos del habitáculo.
Si, dime.
Buenas noches, tienes preparado el cuento. La voz de una joven redactora.
-Esta casi terminado, corrigiendo detalles y matices.
En quince minutos entras en antena.
-De acuerdo, estaré preparado y dispuesto para la narración.

Los minutos avanzan muy velozmente las manecillas reloj tienen prisa por llegar al destino, algunos tachones, sustituyen palabras, anotaciones. Leer una y otra vez, corregir matices, esta casi perfecto, siempre casi, nunca perfecto, este es el dilema que lo puede leer veinte veces siempre le encuentra a faltar algún detalle o le sobra alguna palabra.

Suena el teléfono otra vez, sabe que es para entrar en antena.
-SI-
Hola, estas preparado.
-A vuestra disposición.
En tres minutos entras en antena después del espacio publicitario.
-Perfecto.

La locutora de la noche esta hablando con un oyente, esta explicando con tristeza en sus palabras que fue abandonada por su marido después de treinta y tantos años de matrimonio que un día le confeso que se marchaba, hacia quince años tenia una doble vida con una amante. El piano suena de fondo, las palabras de tristeza se mezclan en las ondas con un tono de rabia por tal traición.
Querida Mary este cuento que todas las noches nos lee en hombre misterioso de las ondas, hoy es dedicado a ti, para que a partir de este instante levantes el vuelo de la libertad y saborees los momentos buenos de la vida que van suceder, porque no mereces derramar ni una sola lagrima más.

El cuento de esta noche se titula “ Medianoche de amor “. entonces las notas del piano acompañan a la voz del hombre misterioso de las ondas, el cuento comienza poco a poco evaporarse por las ondas, mucha gente intentando vencer al insomnio escuchan atentamente entre los recovecos de la alcoba, las sombras son los matices de la noche el cuento da luz a todas ellas.

Gracias pronuncia la locutora de las ondas al hombre misterioso por este cuento tan fantástico que esta noche como otras nos has deleitado y Mary no llores más, la vida sigue.
En las ondas suena un bolero porque el hombre misterioso elijé un bolero para el final, siempre con un toque especial que penetra en las almas de los oyentes.

Por línea interna se despide mientras suena el bolero, la locutora y el hombre misterios de las ondas.
-Hasta mañana.
Que descanses.
-Igualmente.
El hombre misterioso cuelga el teléfono y tranquilamente, enciende un cigarrillo y mecánicamente como todas las noches se asoma a la ventana, las estrellas iluminan el cielo, desde su atalaya les recita unos versos por ser fuente de inspiración.
Sabe que hay muchas almas desesperadas, tristes y solitarias que esperan el cuento  en la madrugada oscura para aliviar sus sentimientos, porque él con la maestría los lleva a cuando eran niños jugaban con toda imaginación en las calles que sus pueblos quedaron desiertos cuando siendo aun niños la familia se traslado a las grandes ciudades por un futuro mejor y recuerdan con nostalgia aquellos años de felicidad.
Todas las madrugadas cuando se va dormir es el hombre más feliz de la tierra, tres minutos en las ondas reconfortan a muchos corazones faltos de calor humano y verdadero que están sumergidas en el silencio de la noche que lo magnifica todo.
La noche es agotadora y la mejor medicina es el cuento del amor.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Altea



Todas las tardes noches del mes de julio paseaba por la avenida del puerto del pueblo donde pasa las vacaciones con mis padres. Como niño no tengo ni voz ni voto mis padres siempre me daban ordenes y las cumplo algunas veces sin mucho agrado, todas las tardes noches a pasear por el paseo marítimo.
El paseo estaba a los lados repleto de palmeras  y el mismo sitio todas las noches estaba un hombre que era pintor, con su caballete y pincel dibujaba los rostros de los veraneantes para el recuerdo de las vacaciones, la mayoría eran chicas y sus novios o a lo mejor maridos miraban expectantes. Siempre estaban algunos curiosos alrededor, como siempre he sido uno de estos, porque aunque sea un niño, soy un curioso. Aquel hombre giraba la cabeza hacia donde estaba y sonreía, entonces salía corriendo detrás de mis padres que solo se pararon el primer día a observar el resto seguían paseando. Yo en cambio todas las tardes noches me paraba y él buen hombre me sonreía, lo mismo todos los días salía corriendo.
Un día por el mes de octubre era el cumpleaños de mi compañera de colegio y novia, esto de novia secreto porque si enteran los mayores se ríen de nosotros y no se que gracia tiene con ocho años uno puede estar enamorado. Fuimos la mitad de la clase a su casa es decir quien éramos más amigos, vamos que al pelotilla de la profe no lo invito, que se aguante que es un chivato.
Nada más entrar mi querida novia  me pillo del brazo me llevo a su habitación..
Tenia un cuadro con el rostro de un niño, me dijo te pareces un montón al niño.
-No encuentro parecido- Dije todo convencido de boca para fuera.
Uff pues veo que te pareces mucho al niño.
- Quien te a comprado el cuadro.
Me lo ha regalado un amigo de mi padre que es pintor que vive en un pueblo que se llama Altea y en verano pinta a los turistas.
Desde aquel día duermo en la habitación con mi novia.
Y, el del cuadro es el mismo que escribe estas letras.
Como esto es un secreto de ambos, todas las noches le cuento una historia de amor y le doy un beso de buenas noches.

Altea es el nombre de mi amada.
En sus playas me bañe y cada día recordaba a mi joven novia.