sábado, 24 de noviembre de 2012

Cinco años



No soy escritor, ni lo pretendo, simplemente un observador de la vida, este blog nació con la idea de plasmar pequeñas historias ficticias y entrañables. Este medio internauta de los blogs en cual la red esta repleta, cada día nacen nuevos y cada noche mueren otros en el olvido de las pantallas. Un día del lejano mes de noviembre de 2007 fue el comienzo de esta aventura, no sabía como titular, me decidí por un nombre que era un nick en un foro de psicología. A partir de aquel día me enfunde de capa y espada e intentando guardar el equilibro sobre las tablas, comenzó la aventura de trazar letras con la espada, un espadachín novel en estos lares de las palabras reunidas. Con el corazón fue avanzado lentamente por sus recovecos de la vida buscando un pequeño espacio personal de realización. Con el juego de la imaginación entre palabras cruzadas y sencillas. Cuando esta aventura por tildarla de esta forma, quizás la palabra aventura pude sonar riesgo, escribir palabras sin ninguna pretensión, nunca llegue a pensar este recorrido de tantos años. Con el tiempo he conseguido escribir sin ataduras ni remordimientos cuando mezclo la ficción con mi realidad envuelta en papel de regalo que tanto me gusta desenvolver. En estos años muchas veces por mi cabeza a pasado por poner final a esta ventana, al final me vence el blog sigo en él secuestrado, llegara el día que será final como todo en la vida, quizás sea cuando menos lo espere.
Cada día entran visitantes anónimos según las estadísticas del bloguer tanto de España como de países de Latinoamérica, seguro que habrán opiniones buenas, regulares y por supuestos nefastas como todo en la Villa del Señor, en esta pequeña y modesta ventana todos tienen cabida. Cuando un relato, micrrorelato, o cualquier historia sale a la red deja de pertenecer es simplemente un velero en alta mar navegando a merced del viento y los caprichos del mar.
La voz es el viento.
Las letras el mar.
El relato el universo.
La sinceridad el blog.
Mis ropas la humildad.
El amor lo expuesto.
Cinco años repletos de emociones disfrutando cada minuto de la narración nacidos en esta pantalla, algunas fotografías de mi pequeña cámara y otras fotografías de la misma red de internet.
Gracias a las fotografías de Internet quienes sus autores desconozco de la cuales instantáneas he tenido el atrevimiento de publicar en blog por su inmensa belleza.
Gracias también a mi camarita y a la persona que muchas veces toma las fotos disfrutando de buenos paseos junto a cualquier puerto, acantilado o playa.
Gracias a quienes leen desde el anonimato.
Gracias a ti que has leído este articulo o comentario como quería llamarse.
Gracias.

1 comentario:

pluvisca dijo...

Gracias a ti por esas historias escristas desde el corazón

El blog es algo que nos ayuda a sacar lo que llevamos dentro, cada uno a su manera con su estilo pero que forma parte de nuestro ser más profundo

Enhorabuena por estos 5 años

Besos