domingo, 24 de junio de 2012

Al alba




Mis manos se ensucian de tinta negra de la estilográfica que se acomodan en la cuartilla blanquecina con sus partículas de polvo que habitan en silencio.
Cada sombra se transforma en palabras olvidadas en las nubes de los sentimientos contradictorios que pueblan el universo. El sastre de las palabras da forma al patrón buscando el guión perfecto en busca de viejas historias  que un día pasaron de puntillas por la vida  y nadie tuvo la valentía de iluminar las historias prohibidas por los jueces de la compostura. Viejas cartas rescatadas  con tono amarillento en sus entrañas del fondo del cajón octogenario  bailan con la luz del candil. Sus manos encuentran las notas del piano y el viento acompaña la melodía en la partitura de la melancolía. Quiere bailar, sentir el viento que entra por la ventana, buscar la paz que no consigo encontrar. Busca a la mujer que esta sentando en el sillón ocre y no la puedo ver, las alfombras lloran de desolación, los tapices de esta vieja casona están huérfanos de amor.
El sastre de la palabras vuelve a la realidad y desliza su estilográfica por la cuartilla en busca del poema que nunca consigue terminar en ellos viven historias incomprendidas, sueños olvidados y las lagrimas se deslizan sigilosamente por sus mejillas.


En la oscuridad de esta madrugada arden mis sueños que se consumen en el alba dibujando paisajes insospechados que cabalgan a lomos de mi memoria. Las palabras dibujan historias olvidadas en el tiempo mientras la luz del viejo candil ilumina la estancia mezclándose con las sombras. Dibujos que magnifican las sensaciones del alma herida que descifra los misterios de la noche que se diluyen en el recuerdo de viejos tiempos rescatados en la noche oscura de los fantasmas olvidados.

miércoles, 20 de junio de 2012

Periodismo y la crisis.





En estos días de tormentas económicas donde parece que la calma no llega como nos dice el popular refrán, es una aventura escuchar cualquier noticiero de radio, ver los patéticos telediarios o pasar a comprar por el kiosco la prensa de papel, aventurarse a leer cualquier periódico digital en la red.
Palabras que se acomodado en el sofá de nuestra casa y pasan horas tumbadas a la bartola como se dice vulgarmente. Crisis, bueno esta es la dueña de la casa, déficit, recorte, subida del IVA, prima de riesgo, rescate, intervención, sube el paro, baja la cotización a la Seguridad Social, la Bolsa a cerrado en rojo, la salida del Euro. Estas palabras son de la familia no hay día que en cualquier conversación desplegamos estas y otras palabras sobre el tapete, palabras que hace años desconocíamos, por lo menos gran parte de gente no entendida en estos menesteres. Porque si hablamos de los entendidos, si estos señores pueblan las radios en sus tertulias o en los platos de televisiones que dan unas lecciones magistrales de economía que alardean saber de todo pero en el fondo no saben de nada. Hace doce años cuando todo el mundo o España se volvía loca de sacar todo el dinero negro de la peseta en la cuenta atrás para la moneda del euro que iba invadir los bolsillos, o mejor dicho todo llevaríamos céntimos de euro, la gente se hipotecaba, compro barato y vendo caro, “Viva la Pepa” tonto el ultimo. Si no vendías la vivienda y te comprabas otra con coche incluido parecías el tonto del pueblo.
Los mercedes, BMV, Audi eran conducidos por cualquier tipejo, decían orgullosos, era mi sueño este coche, vamos que alucinante todo lo que se movía sin ton ni son. Vacaciones era el espectáculo  del poderío, en sus palabras podíamos escuchar, “ he estado quince días por las playas paradisíacas del caribe, fue genial“, vamos que iban megapijos, siendo unos megacacas.
 Esos economistas que pueblan las tertulias en las radios, nadie se le ocurría decir aquello era una verdadera locura, estábamos en el camino equivocado, es más ellos daban lecciones de inversiones en bolsa, animaban o aleccionaban como invertir el dinero después del pelotazo en la venta del pisito. En aquellos tiempos estos señores magistrados en la boquita de piñón nadie dijo señores esto es una autentica locura, vamos sin dirección, la caída pude ser muy dolorosa.
La situación económica esta mal, pero la prensa se dedica hacer leña del árbol caído, en vez por lo menos dar un poco de optimismo aquellas personas que están sin empleo que sueñan en que este mal sueño pase de una vez por todas,  los titiriteros de la prensa porque creo de informadores tienen muy poco disfrutan dando malas noticias económicas.

No puedo dejar de dar las gracias a los señores que nos han traído a esta lamentable situación, políticos sea del nivel que sea, desde presidente del gobierno,  hasta el alcalde de cualquier pedanía, pasando por todos los del escalón político y sus amigos los banqueros colocados en las Caja de Ahorros al servicio del poder que han  lapidado y el Banquero sin escrúpulos que están saliendo muchos a la palestras, por ejemplo los de la Caja de Ahorros del Mediterráneo se enriquecido a costa del trabajador  y del pequeño empresario que es quien esta pagando estos desmanes de estos vividores de lo ajeno que merecen pasar a poblar la población reclusa de este país.

Señores informadores de radio, televisiones, prensa de papel o digital un poco de rigor cuando hablen de lecciones económicas porque son como los buitres les gusta la carroña.


sábado, 16 de junio de 2012

Ruido



Sentado en  la mesa del café de los sentimientos  tomo mi café con leche condensada llamado coloquialmente bombón, juego con la cucharilla en la tacita y el plato. Detrás de los cristales de la coqueta cafetería la ciudad camina a velocidad vértigo, los cláxones de los coches policiales hacen sonar sus sirenas entre los desesperantes atascos en esta hora punta que es la mañana en cual todos tienen prisa por llegar a sus puestos laborales.
La música ambiente suena en la cafetería de los sentimientos, detrás de mi mesa desayunan dos mujeres de mediana edad en una conversación muy expresiva, claman venganza contra sus ex maridos. Justicia, denuncias, demandas, abogados, son palabras en el aire que se pierden con rabia en el ambiente de la cafetería, sus conversación era placida y se han convertido en insultos contra los antiguos cónyuges y sus queridas familias.
No puedo dejar de olvidar al escuchar estas palabras la canción del maestro Joaquín Sabina llamada ruido.
Mucho, mucho ruido.
Ruido de ventanas.
Nido de manzanas,
Que se acaban por podrir.

Ruido de abogados.
Ruido compartido.
Ruido envenenado.
Demasiado envenenado.

Que hermoso es el amor y que triste el desamor.
El desamor se viste de venganza y habla de justicia, denuncias en los juzgados, abogados engominados que cambian la pluma estilográfica por los cuchillos de oro.
¡ Maldito cabron, que se fue con una  de veinte años menos!.
¡ Menudo hijo de Satanas!
! El muy hijo de mala madre se quedo con todo el dinero y el coche, me ha dejado con toda una hipoteca que pagar….el paro se acabo, !
El anillo se perdió por un triste contenedor de la esquina, las fotos lloran en silencio en el fondo de un cajón. Los antidepresivos son los aliados de la noche, los recuerdos de la alcoba duelen. Los niños lloran porque no viene papa y les digo esta de viaje con una secretaria de pechos de silicona y de coño fácil.
Maldijo tu nombre, maldijo el día que te conocí. Boquita de piñón, mentiroso compulsivo, que un día me pusiste los cuernos, seguiste el camino del juego de dos mujeres a la vez, hasta que tu torpeza te descubrió.
Que triste es el final del amor, llevado en hombros el ataúd camino del cementerio, lagrimas y rabia acompañadas de coronas de los abogados.
- Las mujeres siguen conversando en injurias para sus querido y adorables ex maridos.

Me levanto de la mesa del lado de estas dos matajaris del amor. No puedo dejar de sonreír tímidamente, la tristeza me invade cuando recuerdo los días y noches que el desamor se cruzo en vida hace una década.
Demasiado ruido.
Salgo a la calle, camino por la acera recordando los cuchillos afilados de estas mujeres hambrientas de venganza.
Volveré al café de los sentimientos y brindare por los que sueñan por un amor, mi nuevo amor, por la felicidad presente y por los años que me quedan por disfrutar y saborear el amor, como este café con leche condensada que he tomado, e intentado no caer en los errores pasados, si el amor caprichoso decide coger la libertad y marcharse no maldeciré su nombre, simplemente lo dejare marchar libremente y agradeceré por los buenos momentos que me deparo y los guardare en mi cofre del corazón.


lunes, 11 de junio de 2012

Noches de sombras



Las sombras en la noche se acomodan. Hombres sedientos de venganza, dibujos en sus caras. La noche es oscura, tinieblas pueblan el cielo.
Carreras a gran velocidad por las calles estrechas, blasfemias y gritos, balas desorientas, reflejo de cuchillos en cada esquina.
Coches patrullas encienden sus sirenas, entre voces de auxilio, el silencio lo magnifica todo, la noche lo escenifica, es la película de las viejas sombras.
Los malos huyen a gran velocidad buscan refugio en cualquier portal.
La vida recorre los laberintos de los viejos antros.
La ciudad en las noches oscuras.




lunes, 4 de junio de 2012

La escritora novel





En un bello pueblo costero con la llegada del verano se poblaba de turistas de todas las índoles y las autoridades celebraban la festividad de la patrona la Virgen del Carmen en honor a sus humildes pescadores que habitaban aquellas tierras mediterráneas. Organizaban todo tipo de actos, entre otros el mercado medieval y casetas de venta de libros, como no podía ser también estaba las famosas tómbolas, tiovivos, noria y demás atracciones de esta clase de divertimientos.
En las casetas destinadas a la venta de libros en ellas estaban tres escritores presentando sus libros e intentando vender sus ejemplares a la gente que transitaba tranquilamente por el paseo marítimo.  En la caseta número uno estaba un hombre que estaba viviendo sus años de jubilación en la escritura de libros y venta los mismos, en los cuales tenia varios títulos de otros años que tanta satisfacción le habían dado.
En la caseta número dos en ella estaba una joven escritora de cabellos negros y ojos marrones licenciada en historia que esta intentando abrirse camino en el difícil arte de escritora. En esta jovenzuela la simpatía era radiante cuando la gente te acercaba para mirar o curiosear varios títulos que presentaba en aquella modesta caseta literaria.
En la caseta número tres un hombre de mediana edad que en su tiempo libre tenia por afición el noble arte de narrar en paginas novelas de intriga. En esta feria tenia la ocasión de presentarlas en publico y venderlas.
La gente cuando el sol estaba en su ocaso llenaba el paseo marítimo tranquilamente paseaban tanto por el mercado medieval como en las casetas de libros, como es de costumbre se paraba en las casetas y tenderetes.
Cuando se acercaban a la caseta número dos, un hombre de mediana edad que merodeaba por allí, pregonaba con voz muy alta a los futuros compradores.
- Ese libro no vale nada, es muy caro.
-Vais a gastar vuestro preciado dinero en semejante memez.

La joven escritora sonreía a estas palabras, ella muy centrada intentaba explicar a los presentes cual era la trama de sus obras escritas.
Aquel hombre que parecía un moscardón revoleteando por la caseta intentado ridiculizar a la joven, cada vez vociferaba más, la joven aguantaba estoicamente aquella situación.
- El argumento es malísimo.
- Sus tapas son de escasa calidad.
- Su precio es carísimo.
Así durante toda la tarde noche. Hubo algún comprador que le amenazo en que se callase o llamaba a la policía.

Al día siguiente por la tarde la misma cantinela, voces, burlas.
La joven escritora con exquisita educación le dijo.- Señor pude decirme porque no le gustan mis libros.
Porque son falacias, idioteces, estupideces, y están muy mal escritos.
Dígame Señor donde esta lo usted dice, para poder corregirlas si usted me demuestra que tiene razón.
- Sus tapas son horribles, feas y  los libros son muy caros.
Señor ha leído alguno de mis libros.
-No, ni los leeré.  ¡Jamás!. Nunca leeré sus libros.
No entiendo señor mis criticas hacia mis libros y mi persona. Para dar una opinión objetiva tenia haber leído alguno de mis libros, no entiendo tanto odio y rencor.
- Simplemente porque eres mujer.

PD. En pleno siglo XXI sabemos que en algunas culturas sigue estando presente el machismo como en siglos  posteriores, lo más curioso en el mundo occidental aquel denominamos el primer mundo, el mundo de las libertades, sigue existiendo, no tan latente en la calle, en cambio puertas para dentro como vulgarmente llamamos esta vivo. Cuantas mujeres dentro de su hogar son un cero a la izquierda y están a las ordenes de Vuecencia el macho ibérico. No vale decir en las clases bajas, si en estas quizás sea más predomínate, no olvidemos la clase medía y la querida clase alta donde se mezcla el lujo, glamour, en muchas su misión es ser mujer florero.