sábado, 29 de octubre de 2011

Cuéntame un cuento


Cuéntame un cuento, si de los tuyos, desde la inocencia. Transforma el sueño en un cuento que tu tanto sabes narrar.
Cuentos perdidos.
Cuentos olvidados.
Cuentos rescatados de un viejo baúl.
Cuentos del viejo corazón.
Cuéntame un cuento de esos que tu sabes que tanto me gustan.
Si de esos, de los tuyos y míos, solo nuestros que saben especial como el olor de una pastelería con pasteles recién salidos del horno, que tanto nos encantan.
Tus cuentos en tus labios.
Tus cuentos en tus ojos.
Cuentos de papel.
Cuentos de tu voz.
Cuentos de tu imaginación.
Cuentos de algodón.
Cuentos sencillamente, sueños de historias fascinantes que los personajes salen de la cajita de tu corazón cuando se acaba la escena vuelven silenciosos a ella, mientras mis ojos se enmudecen de lagrimas mezcladas de tristeza y emoción.
Cuentos a luz de una chimenea.

miércoles, 26 de octubre de 2011

No te entiendo.


Era domingo a mediodía recién levantada y tomando un café con leche, la noche del sábado fue especial me había regalado un anillo, que llevaba puesto desde aquel instante. Esta feliz y radiante con mi regalo, mis ojos eran felicidad, mi amor no se podía esconder, era maravilloso mi chico.
Que ves en ese chico, estas ciega.
- Simplemente amor.
No es atractivo, no se, sinceramente que ves en él..
- Un corazón, que más quiero, un buen corazón. - Mama. Un buen chico del que estoy enamorado. Un hombre me quiere, un corazón repleto de amor.
No te entiendo, hija mía, toda la vida educandote para esto.
-Que quieres que entienda que toda la vida has vivido con el machista de papa.
Ya sabes que el, siempre ha sido así, pero en un buen hombre, trabajador, tiene sus defectos como todos.
-A claro como todos, si te entiendo, siempre has estado acojonada, aquí la última palabra la tiene vuecencia y la criada mira para otro lado. Te recuerdo mama una cosa es trabajador y otra dictador, ya sabes quien trabaja aquí, él, pues manda su señoría , esa palabrita la llevo escuchando desde que iba al colegio. Tu si que has estado ciega toda la vida, bueno quizás nos has tendido agallas de mandarlo a galeras.
Así que no te metas en vida, bastante tienes con vuecencia., encima ya sabes, eso, que tu sabes y callas, todos sabemos que papa es un putero.
No te consiento que digas eso de papa.
- Tu si que estas ciega, mama, encima me dices a mi que si estoy ciega. Es mi padre, pero se que es un mal padre, un mal marido, que quieres más una mala persona, eso si muy buen trabajador, para las putas.

Mama tu sigue con la careta de actriz que lo haces muy bien.

lunes, 24 de octubre de 2011

Mariola



Mujer de mis sueños, reina de mis besos, veo en tus ojos dos estrellas que me iluminan cada noche, tu corazón es amor, tus manos calman mi sed, el sol calienta tu cuerpo cada mañana, tu sonrisa es alegría, me encanta verte desde la distancia, segura de ti misma, como siempre has sido, mujer fiel. Eres finura cuando caminas por la pasarela de la vida con tus cabellos de rizos morenos y tus vaqueros ajustados.
Dime que sientes.
Dime si tu corazón llora de alegría.
Me encanta tu voz cuando entre susurros me dices, te quiero mi niño.
Todas las mañanas después de la ducha, escribo con mi estilográfica y un folio en blanco en la mesa caoba del salón, dejo correr mi imaginación, canto al amor, las palabras se deslizan por la hoja entre garabatos bien trazados, la sonrisa es mi espejo, el corazón mis sentimientos. Cierro el sobre con tu dirección, pego el sello lo guardo en mi cartera.
Salgo a la calle cuando el sol despierta del letargo nocturno camino por las calles estrechas adoquinadas, sus moradas siguen en silencio, el castillo esta de centinela, bello pueblo amurallado lugar que en invierno la nieve visita sus calles los turistas gozan del encanto mágico con sus cámaras, donde se mezcla el arte y el encanto en sus fotos, el sosiego de nuestra gente es palpable, lugareños amables que engalanan sus casas de amor. La influencia de la media luna es nuestro pasado y la iglesia de estilo gótico preside la plaza mayor todo un marco de belleza infinita, se aprecia la cultura mora y cristiana. Nuestro pueblo, este que nos vio nacer, crecer, el que unos años abandonemos físicamente por los estudios, nunca por el corazón esta repleto de galantería señorial en muchas de sus casas esta su escudo heráldico, y en todas la rosa del amor.
Deposito la carta en el buzón de correos, la dejo deslizar con suma delicadeza porque ahí están mis palabras de amor hacia ti, querida y amada.
El viejo cartero cerca del medio día cuando pasa por tu trabajo en su reparto te deja la carta, un hombre de aquí del pueblo, amable, educado y muy discreto, que en sus días de mozo escribió cartas de amor.
El otro día me lo encontré a mitad de tarde recorriendo los senderos de nuestros montes, subimos juntos al nacimiento del rió, me encantaron sus palabras esta en los últimos días de su trabajo, le queda terminar el año, después será un hombre que paseara como muchos de nuestros mayores todo el día gozando de su merecida jubilación, lleva cuarenta y cinco años de cartero, había una cosa que le entristecía, dejara de llevarte las cartas de amor.
Con esto de Internet y de los móviles ser cartero estos última década es muy aburrido, no hay cartas de amor, las que nos llegan son las avisos de pagar, luz, agua, bancos, duelen nada más verlas. La semana pasada encontré en la buhardilla de mi casa en un armario que llevaba muchos años sin abrir, en el fondo de un cajón, cartas de amor, me acorde de vosotros, en esos momentos las mariposas se mezclaron con mis lagrimas que afloraron por mis mejillas. Eran las cartas amarillentas de mis años del servicio militar en Aiun cuando le escribía cartas de amor a mi prometida, sinceramente cuando leía aquellas palabras de la juventud de mi amor a mi querida difunta esposa supe todo el amor que le entregue durante toda la vida que Dios nos permitió estar juntos. Note mi corazón fatigado, muy cansado, era muy grande esta contradicción tristeza, alegría por volver a tener estas cartas en mis manos. Ese mismo día por la noche una luz ilumino mi corazón, deje la tristeza olvidada, me puse a escribir una carta de amor a mi esposa, así cada noche, cuando termino, salgo a la ventana miro el cielo veo dos estrellas que me miran sonrientemente, se que es ella desde el cielo me da la gracias por las cartas. Noto su amor desde la lejanía y la vez tan cerca.
Todas las mañanas cuando a tu novia le entrego la carta de amor, la melancolía me invade, sabes una cosa, nunca a un cartero se le ocurriría abrir una carta ajena, muchas veces una luz fugaz pasa por mi mente, me encantaría saber que palabras secretas de amor se esconden en estas cartas, en el momento que entrego la carta en mano a tu novia veo en sus ojos la belleza del amor. No hay palabras que puedan describir la felicidad de sus ojos verdes, son como la luz de un faro a mitad de noche que se ve desde toda la bahía con una belleza infinita.
Él cada noche y un servidor cada mañana escribimos una carta de amor con la ilusión del enamorado donde las letras son dueñas del destino del amor.
Espero el 14 de febrero del invierno que esta por llegar para que en el altar de nuestra majestuosa iglesia gótica, pueda pronunciar estas palabras que sueño todas las noches “si te quiero como esposa” estarás guapísima como siempre pero ese día serás la más guapa de este planeta con tu vestido blanco inmaculado. Tu pelo de cabellos rizados y tus ojos verdes que son esperanza, caminaras por las calles estrechas adoquinadas del pueblo con tu ramo de flores radiando felicidad en tu noble y hermoso corazón.
Querida Mariola, te quiero. Una 13 de Diciembre naciste en este hermoso pueblo, un día en el comenzaban las fiestas de Invierno en Honor Santa Lucia, aquel día la luz brillo desde el cerro que lleva el nombre de la Santa en este bendito pueblo morisco de la sierra de Mariola. Cuenta la leyenda que era muy hermosa como tu, eran tiempos del emperador Tiberio Claudio Nerón, estas tierras había minas de oro y se extrajo en tiempos romanos, estas proporcionaban muy buena vida a Sexto lo cual la consabida en envidia ajena. Nerón que no andaba boyante de dinero y su pueblo estaba algo revuelto le pareció que pasaran al patrimonio de Sexto. Comenzó a querer conquistar a la bellísima hija de este que se llamaba Mariola y esta paseaba por las sierras con una enorme pantera traída de África. Mariola le dejo bien claro que no quería casarse con él. Y el emperador que era bastante malvado comenzó su cruzada contra el padre y a la hija. Sexto fue acusado de incesto como castigo fueron despeñados desde la roca Tarpeya un lugar en Roma que estaba destinado para esta clases de castigos. Esta sierra lleva el nombre de una hermosa mujer que es como estos parajes bellos. Mariola era muy guapa, es como tú. Querida Mariola la belleza esta en vuestros rostros y lo más encantador en el corazón de ambas, el amor es la estrella que ilumina nuestros parajes.
Quiero que la leyenda se cambie, que en estas tierras esta la mujer más guapa que nunca he visto, Mariola una joven que un día la bese me hechizo de amor.

El cartero será nuestro testigo de boda.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Caminando


Las nubes invaden mi cabeza.
Los días son de tormenta.
Las calles son la soledad.
Soy la soledad viviente.
Camino por la desazón.
Encuentro la tristeza.
Me visto de amargura.
Aquí este idiota
no entiende nada.

Voy caminando con los recuerdos a mi espaldas.

martes, 18 de octubre de 2011

Porque sigues aquí....



Tu me crees.
- No.
Entonces porque me escuchas.
- No te escucho simplemente te oigo.
¿ Que oyes ?
- Palabras.
Es verdad que no me escuchas.
- Si, solo oigo decir mentiras.
Porque sigues aquí.
- Por pereza.

lunes, 17 de octubre de 2011

No soy....


Me distes tus besos.
Te dije que esperases.
No hiciste caso.
Aquí sigo.
Tu has perdido.

A ti querido solo
te gusta el vicio.
Si querido.
Tu no buscas amor.
Quieres sexo.
Yo no soy tu puta.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Una mañana otoñal.


En esta mañana gris otoñal, delante del espejo de mi alcoba, intentando encontrar los colores de mi ropa, el armario esta repleto, la ropa veraniega aun esta visible por los estantes. Soy el desastre de las combinaciones sigo sin saber que prendas elegir. La duda es constante, por fin como siempre por la vía rápida, vaqueros, suéter gris y deportivas.
Salgo a la calle camino hasta la parada de bus más próxima de mi domicilio cinco minutos por la acera del barrio hasta que por fin llego, me siento debajo de la marquesina, van llegando pasajeros en ellos veo sus vidas en sus atuendos, la ropa los delata. Subo al bus, me cojo a la barandilla, vamos como siempre acelerones, frenazos, sonidos de cláxones por toda la calle, todos tienen prisa, de reojo todos nos miramos, nadie mira a nadie, cada uno es un relato, o una historia, otros quizás sean poesías en sus vidas. Llego al final de mi trayecto abandono este artefacto con ruedas dejo dentro las vidas anónimas que sigan el trayecto, camino siguiendo las baldosas de la acera sorteando algún excremento de perrito, he llegado con tiempo de antelación, como siempre soy muy puntual a la cita.
Entro en una cafetería pido un café con leche, me aposento detrás del cristal, de aqui se divisa el mundo exterior. Saco mi libreta de mi bandolera, desenfundo mi pluma, comienza la aventura por el mundo de las letras. La paz y el sosiego recogen cada palabra, son relatos de la imaginación que se mezclan en la realidad, colores del cielo repleto de cometas que buscan su espacio. El relato avanza como el minutero de mi reloj de pulsera con precisión y perfección. Las tonalidades van cambiando en mi mente, los pasajes ocultos encuentran la luz en busca de una realidad escrita.
Ha pasado media hora, me levanto y paso por caja, salgo a la calle doy unos pasos, llamo al timbre se abre la puerta, cojo el ascensor que me lleva al tercer piso, amablemente una señorita joven me indica el camino de sala de espera, me acomodo en uno de sus sofás, ella cierra la puerta, aquí estoy viendo los cuadros espantosos y las revistas del Muy Interesante en una mesa pequeña de aspecto siniestro y del mal gusto quien decoro esta sala de estar.
A los pocos minutos aparece la misma joven de cabellos rubios y sonrisa afable me indica el camino que conozco a la perfección.
Entro a la consulta, me recibe mi psicoanalista con su cara de jugador de poker, tomo asiento.
Lo que aquí ocurre, pertenece a mi locura.

domingo, 9 de octubre de 2011

Baile del fracaso


Dibuje unas alas,
en ellas tu cara.
El viento llora
en silencio tu ausencia.
A la sombra del recuerdo,
mis lagrimas se acomodan
en mis mejillas.
La inocencia de un niño,
el dolor de un anciano,
es la nube que invade
mi conciencia.
Garganta sedienta y muda.
Sueños perdidos.
Baile del fracaso.

sábado, 8 de octubre de 2011

Buenos días.


Tranquilamente sentado a la luz blanquecina que ilumina las madrugadas en este viejo cuarto de paredes blancas y cuadros heráldicos presiden la estancia el cual es mi refugio donde la paz y el sosiego viven placidamente.
Rezo por el poeta cansado, la pluma escribe al desamor, su cuerpo es desolación, no sabe quien es, el camino es oscuro en sus noches blancas de insomnio, las lagrimas se mezclan en la cuartilla de tinta negra.

Admiro al marinero que nunca tiene rencor, conoce las injusticias del mar, siempre acaban como amigos, ambos conocen el respeto mutuo y la lealtad.

Busco hombres que miren a los ojos cuando hablen, nunca mienten, la sinceridad es su bandera, los actos están repletos de amor en sus hechos, la gratitud es su bendición y todas las mañanas se visten de calma y paciencia.

Recuerdo al viajero hombre solitario no tiene ningún destino, ama el presente, vive la experiencia, degusta las leyendas del destino, observa como un niño cuando descubre todo su alrededor, no conoce los prepucios, sabe que la vida es maravillosa y por eso descubre nuevos pasajes bíblicos del mundo, historias de un pueblo primitivo que llega hasta sus días, y él anota en su diario de viajero para comprender la vida misma.

Sigo rezando por el poeta, que noche tras noche llora en amargura su despedida.
Hombres y mujeres de este mundo. La mejor noticia es cuando nace un niño, es un nuevo explorador de la vida.
La peor noticia, que el hombre es un experto en complicar las cosas hasta tal punto que el odio, venganza y rencor son su pensamiento diario.

Admiro al marinero.
Busco personas con calma y paciencia.
Todos somos viajeros de la vida.

Esta amaneciendo los primeros rayos de sol son plasmados por el pintor, los sueños se pierden en el olvido, y aquí sentado delante de mi libreta encontrando la paz y el sosiego de la mañana.

Tengan ustedes buen día.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Amante




En esta mañana del final del estío, el amante navega por el mar en calma a la espera que las tormenta iluminen el cielo de colores y el mar enloquezca. El destino es el puerto quedan horas, espero llegar antes que Satanas comience a delirar.
Sigo navegando como amante, sueño que alguien me reciba, el secreto pesa en mi espalda, nadie sabe nada de nuestro amor. Sigo silencio esperando el día que pueda izar las velas del amor y navegar en libertad por este mar que es parte de mi mundo.
He llegado a puerto amarro mi velero, miro el cielo, el maldito Satanas comienza afinar los instrumentos de la orquesta, la luz se divisa a lo lejos, los rompeolas aguantan las primeras embestidas del demonio. Con la soledad del amante abandono el puerto en busca del refugio en la ciudad esta a punto de comenzar el rezo.
La espera es muy larga, me pide paciencia. Miro en silencio el cielo y busco tu respuesta a mis preguntas. La tormenta ha comenzado, el vendaval golpea violentamente los mástiles que aguantan el envite. Ahora mismo estamos en las mismas condiciones tenemos dudas y desesperación ante la tormenta. Este silencio es insoportable en este mundo de ilusos, quiero dejar de ser tu amante y ser tu hombre.
Eres querida como el mar, al final siempre vuelvo a ti.

lunes, 3 de octubre de 2011

Despertar a tu lado


Despierto a tu lado.
Tus ojos son dos estrellas.
Soy el viejo enamorado.
El dulce hombre.
El amante de los sueños.

Tu sonrisa me cautiva.
Tu boca me secuestra.
Tus pechos me enloquecen.
Tus caderas me obsesionan.
Tu pubis….
Si, tu pubis, me pierde.
Si querida, me pierde.
Tus gemidos.
Tus orgasmos.
Me pierden.
Me encanta ver tu cara
de niña mala y traviesa.

sábado, 1 de octubre de 2011

El cielo


Veo tus deseos anudados en mi cuello. Noto tus caricias como recorren mi torso. Dibujo pensamientos, escribo palabras en mis dedos jugando con tus pezones, círculos imaginarios que se mezclan en las líneas rectas avanzando hasta el pubis.
Beso tu pubis.
Mi lengua se pierde en tus recovecos.
Beso la luna.
Suspiras en el cielo.
Mis dedos encuentran el fuego.
Tu cara excitada, sopla al viento.
La marea comienza a subir lentamente.
Las olas enloquecen.
Tus ojos son deseo.
Tu cuerpo son los movimientos de tus caderas.
Tu boca….
Tu cuerpo es excitación.
Esta a merced de mis dedos.
Son dueños de tu cuerpo.
Veo tus ojos de fuego.
Ardes de placer.
Te vas correr.
Si querida.
Ves el orgasmo cerca de la luna.
Mis dedos son tuyos.
No dominas tu cuerpo.
Gimes.
Suspiras.
Gritas.
No paro, mis dedos son la leña en tu fuego.
No controlas tu cuerpo.
Te corres…amor.
Si amor, si amor.
Mis dedos y tu cuerpo.
Es el cielo.
Subamos al cielo.
Placer en tu cuerpo.