sábado, 6 de septiembre de 2014

Noches de insomnio.

Cada vez que recuerdo tus gotas de sudor en mi cuerpo, tus gritos en cada orgasmo, mis susurros.
Un amanecer despereciste, prometiste volver, no dijiste cuando.
Aquí asomado a la ventana espero en cada amanecer para ver si vuelves.
Las lagrimas invaden mi silencioso corazón.
Quisiera olvidarte.
Borrar aquellas noches de locura y pasión.
Cada amanecer es un suplicio.
Una voz de interior me dice; olvídala, es un maldito cáncer.
Quizás te olvide algún día, puede que sea hoy.

Dejarte salir mis demonios de mi mente, borrare todas tus huellas, bailare al amor en la orilla de la playa y brindare por un nuevo amor, que esta por venir, seras simplemente un vago recuerdo.
Tirare a la basura los fármacos del insomnio, para que nunca vuelva a pasar una noche en vela, por culpa de mis miserias.
Seré y soy un hombre nuevo, viviré el presente, olvidare el pasado.
El viejo amor se perderá por alta mar, a merced del viejo velero astillado.

Buenos días a la nueva vida.

No hay comentarios: