jueves, 16 de octubre de 2014

Un diario de amor

Cada mañana en silencio escribía unas letras en su diario, la figura central era el amor. Con las ventanas abiertas y el sonido de las olas del mar al fondo, posaba su caligrafía en la cuartilla del diario que compro en la ciudad del amor.
Escritos que muchas veces terminaban en poesía, su pasión, maldecía a su timidez porque allí se escondía versos hermosos, dignos de ver la luz.
Escritos al amanecer que colmaban la sed de sentimientos de amor que nacían de su humilde y noble corazón.

"Tu sonrisa me ilumina en el caminar de la vida, tus besos calman mi sed, nuestros cuerpos es el fuego de la pasión".
Cada beso es una flor.
La rosa del amor.
Amor en el amanecer.

En estos días que vivimos y que las redes sociales son los iconos de los jóvenes en esta sociedad moderna, el cuaderno o diario intimo, esta siendo olvidado, pocos  revelan en ellos sus sentimientos de amor, escritos con estilográfica y caligrafía perfecta. Los diarios están pasando al olvido, estos cofres del corazón, algún día desaparecerán  y en ellos se  perderá la magia de las letras enamoradas escritas a mano, de puño y letra.

No hay comentarios: