domingo, 4 de octubre de 2015

Noticias y tertulias radiofónicas


Escuchando la radio en una de las tertulias sabelotodos en política y sus causas, y después las noticias en los  boletines cada hora noticias poco agradables. Los analistas con carnet político escondido en algunos de los bolsillos, dan su humilde parecer, que de humilde tiene poco o nada. Como la editorial de la cadena que tiene un accionariado al que no hay que molestar y recibir prebendas publicitarias  oficiales, o no oficiales, de grandes empresas que suscitan tales favores. Emite su juicio cargado de intereses a su favor y desprestigiando al adversario político y empresarial.
 Todas las noticias son de crisis, crisis que nadie reconoce como culpable en si mismo, en cambio el culpable es del vecino político, guerras en el mundo, quienes la han llevado no son sus amigos.
Crisis siempre ha habido y hay, seguirá su cauce cada tiempo, guerras siempre hay, el mundo es grande, lo que pasa que si a los grandes les interesa dar noticias se dará y si no se omitirá, migraciones de refugiados siempre a estado ahí, si algunas poderosas cadenas mundiales les convine económicamente que se conozcan tenga por seguro que se conocerán, a eso si sin decir la verdad, quien vende armamento por la puerta trasera, en fin todo es puro negocio en el mundo, seguirá habiendo crisis por que es negocio, seguirá habiendo guerras, porque es negocio, y los fraudes por las  clases políticas cercanas a las cajas del poder económico, estarán al orden del día, metiendo la mano en la caja del dinero ajeno, por cierto muchos andantes de la vida que se creen honrados y no están en la política, cuando no los ven en sus vidas, meten la mano en la caja, es la codicia humana en la cual vivimos.
 Resumiendo que los sabelotodos de las tertulias radiofónicas son igual que el ser humano, bla, bla, bla, y la codicia manda.
Las noticias son intereses partidistas, así para estar meridiana mente informado hay que escuchar cadenas de todos los bandos políticos y distintos accionariados.
Y así y todo dude usted de la supuesta veracidad.

No hay comentarios: