miércoles, 26 de agosto de 2015

Curiosidades sobre la vestimenta masculina

Foto de un domingo de la década de los años sesenta.


Un breve repaso a la historia de la vestimenta masculina. Simple curiosidades que son poco conocidas.
Antes de la Primera Guerra Mundial el frac era considerado como un atuendo formal para vestirse, después de la seis de la tarde.
Terminada la Segunda Guerra Mundial, el traje chaqueta  remplaza al chaqué en la mayoría de ocasiones formales como atuendo valido para ocasiones de tarde, pasando el esmoquin para eventos nocturnos  más formales y al propio chaqué para lo más solemne de las mañanas.
La camisa en el S. XIX era considerada como prenda de ropa interior y lo cual no se mostraba. Los botones de la camisa no hacen su aparición hasta 1871, solo servia este atuendo para protegerse del frío y evitar olores corporales.
A principios del siglo pasado independiente de la clase social, nadie salía de su casa sin el sombrero, era parte del vestuario masculino, protegía tanto del calor como del frío.
El abrigo tiene sus orígenes del mundo militar, fue la prenda escogida por los soldados para resguardarse del frío hasta la Segunda Guerra Mundial.

En los años de Eduardo VII, Príncipe de Gales e hijo de la Reina Victoria de Inglaterra, en las casas de la Alta Burguesía inglesa tenían  habitaciones separadas para las damas y para los caballeros, pudiéndose estos retirarse a fumar sin molestar a los acompañantes femeninas con el humo. Los caballeros al entrar a la dependencia para tal acto, se enfundaban en unas chaquetas conocidas para fumar “ Smoking jacket “ y para tras abandonar el habitáculo se desprendían de ella y así protegían su ropa y olor del humo para no molestar a las damas.
La pluma hasta los años cincuenta era una fiel aliada en los bolsillos de las chaquetas de los caballeros.
Hasta bien entrado los años cincuenta, vestir con tirantes era algo totalmente normal, independiente de la clase social.


Algunas frases sobre la moda masculina.
La elegancia empieza por los pies.
La corbata es el hombre que la lleva. Refleja la personalidad.
El reloj habla de su propietario.
Nada es ser tan peligroso como ser demasiado moderno.
La dejadez en la vestimenta es un suicidio moral.( Honoré de Balzac).
El bruto se cubre, el rico se adorna, el fatuo se disfraza, el elegante se viste. ( Honoré de Balzac).
La elegancia es sinónimo de sencillez y saber estar.


lunes, 24 de agosto de 2015

Cada día es diferente


Días de paso, aves matutinas, transeúntes anónimos, pueblan las calles de la vieja y maltrecha España.
Damas de olvido se anuncian por la red, amor de bajo precio, tiempo difíciles para los corazones de bajo coste. Parlanchines en las emisoras, voces sin rumbo, todos saben la receta y nadie acierta en esta crisis.
Hombres y mujeres  sufren los efectos secundarios de los antidepresivos, que recetan los médicos de bata blanca y mirada fría, nadie puede conciliar el sueño, las mesitas de noche se llenan de pastillas.
Jueces y abogados, resuelven pensiones compartidas entre desolación de los niños, que nadie les da voz y voto, del desconcierto de sus padres, en sus discusiones constantes.
 Los claxon son los reyes de las calles de la ciudad es hora punta, el semáforo en rojo, el anciano de paso lento y sosegado que le cuesta cruzar el paso de peatones. Todos tienen prisa, para llegar al destino de los delirios.
Escuelas repletas de niños que a la salida les esperan los jubilados, con el carro y la merienda, aulas multicolores de la España tricolor.
La cae la noche, hay tormentas en los pisos, no llegan a fin de mes, por muchos números que hagan, siempre hay un aviso de un pago inesperado.
La ciudad comienza apagar las luces, los malos buscaran la oscuridad, las sirenas suenan al fondo, todos corren a esconderse, los antros viejos de la ciudad huelen a vómitos y alcohol.
Cada día es diferente, en cambio muchos se repiten, el mismo guión, los mismos protagonistas, lo único que cambia es la hoja del almanaque.


domingo, 23 de agosto de 2015

La oportunidad diaria



No pido estar libre de temor,
sino tener el valor de enfrentarlo.
No pido el fin de mi sufrimiento,
sino corazón suficiente para dominarlo.

Que mis ojos no busquen aliados
en el campo de batalla de la vida,
sino que pueda yo buscar mis propias fuerzas.

Que no tenga que implorar, temblado, mi rendición,
sino que pueda, con paciencia, conseguir mi libertad.

Bendición para todos.
Nada se pierde tan a menudo.
Como la oportunidad diaria.

Marie von Ebner- Eschenbach.
Escritora austriaca  1830-1916.

miércoles, 19 de agosto de 2015

Luna de mis noches

Cada noche a luz de la lumbre, recuerdo tus palabras, truenan en mi mente, recorren todos sus entresijos, hay momentos de soledad que son eternos, el viejo libro sigue abierto por donde lo dejaste. No puedo cerrar sus páginas, tú olor esta presente en ellas.
No quisiste llevártelo en la noche de la despedía amarga, cuando la luna en lo más alto lloraba de desamor. Dejaste mi regalo en la vieja estancia, colocado en el atril, y en la página del desencuentro.

Hoy desesperado he puesto el vinilo del viejo bolero, que tantas veces bailemos en la alcoba del desenfreno, y nuestros cuerpos desnudos se unían siendo lujuria y pasión.

Luna en lo alto.
Luna de mis locuras.
Luna de mis noches.

Noche de boleros.
Boleros de pasión.
Viejos boleros.

Luna de mis sueños.
Luna de mi penuria.
Luna del olvido.

Aquí sentado en el balcón, el libro sus lagrimas, la luna y su soledad.
Mi soledad sin ti.
Luna de mis noches.






jueves, 13 de agosto de 2015

Microrrelatos en una tarde de verano

Microrrelatos en una tarde de verano, calor en las calles, aquí refugiado en mi morada a la espera de la noche. Microrrelatos sin titulo, pero con esencia, como la vida misma que no es cuento, es realidad en una pantalla de plasma, que se provecta cada mañana, al comenzar un nuevo día.
Después de tomar un café y con una rosa imaginaria, dejo fluir los dedos en el viejo teclado del pc, intentando ahuyentar los fantasmas del pasado.


El despertador tan inoportuno como siempre, el sueño se evaporo y el cuento se acabo.
Las noches de sexo en sabanas viejas con olor a jazmín, quedo en las sombras de la alcoba, el calor de la noche del verano, y el fresco que entraba por la ventana de madera carcomida, lo devolvió la dura realidad.
Eran sueños mezclados con recuerdos y melancolía que se confundían con las lágrimas de la despedida.  
El cuento se acabo.
No lo aceptaba.
El sexo fue la esclavitud.

El amor nunca existió.


---------------------------------------------------

Sigue jugando.
No pares.
TU LENGUA ES DUEÑA DE MI CUERPO.

Soy solo tuya.
No pares.
Sigue jugando.

Tus manos.
Tu cuerpo.
Tu lengua.

No pares.
Sigue jugando.
Orgasmo es infinito.

Luces de colores,
Fuegos artificiales.
Gemidos y suspiros.

-----------------------------------------------------------



 Soy tipo perdedor.
Que huele mal.
Siete vidas tengo.
Gato soy.

Perdedor de mujeres.
Sonrío siempre.
No guardo rencor.
Mujeres de amor.

Siempre sale el sol.
Dicen los psiquiatras.
En desván del desamor.
Manual de la felicidad.

Colores de carnaval.
Atuendo en la noche.
Copas y risas.
Cartera despojada.

Perdedor de amores.
Amores olvidados.
Amores clandestinos.
Amantes perdidas.


---------------------------------------


 Cara de paleto.
Vestido Hugo Boss
Pelo engominado.

Visa por montera.
Cheques sin fondo.
Farsante de naipes.

Capo en la oficina.
Descapotable en verano.
Dios del destino.

Alquiler de noches.
Cinco estrellas.
Sena a sus pies.

Presidente del consejo.
Consejo de embusteros.
Accionista sin titulo.

Besos comprados.
Besos robados.
Besos  obsoletos.

Un tipo que se cree que es Dios, cada mañana cuando entra por la oficina, los pelotas salen a besar sus pies, las niñas monas le besan en la mejilla, y él se cree el Dios de las Fulanas, Mortadelo y Filemon lo acomodan en sus aposentos. Y los pringaos de la oficina que se cagan con su puta madre sin articular palabra para pasar a lamer el culo.








miércoles, 12 de agosto de 2015

Pensamientos de una mañana


Una mañana solitaria envuelta de silencio, divagando en mis pensamientos. Entendí que el hombre lleva la maldad en sus entrañas envueltas con ropas de colores y sonrisa postiza. Por mucho que el señor de la bata blanca del Ambulatorio de las pastillas, con tarjeta de psiquiatra quiera decir todo lo contrario, y discutir hasta la saciedad. Los hijos discuten por las monedas de los padres ganadas con mucho esfuerzo y sudor. Esas monedas se viste con la etiqueta de la marca HERENCIA.

Hay palabras que se esconden en los silencios.
Silencios que nacen de las palabras.
Secretos al viento.
El viento lleva el nombre Herencia.

Seguí caminando envuelto de mis pensamientos profundos y sinceros, ahora en mi mente paseaban fragmentos de una conversación, si es que cuando hay dinero por el medio, ni la madre que los pario conoce a sus retoños entrados en años  y poco pelo, con abundante avaricia en sus venas.

Cosas de la vida, y del dinero, tiempos extraños, reproches, memeces, cuando se trata sumar los números de las cuentas corrientes.

Si alguien lee esto y cree que va por servidor se equivoca, o alguien cercano también, va por cantidad de hechos vas conociendo a lo largo de esta vida, muchas veces te llevas sorpresas con personas las cuales creías que eran muy cabales.

lunes, 10 de agosto de 2015

Microrrelatos en un amanecer.


Microrrelatos en un amanecer, sin titulo, solo con la esencia y el sabor de la vida, cuando la noche ha sido tormentosa y la luz del día olvida los viejos sueños que se esconden en el armario de los delirios.


Papel manchado, letras con gotas de sudor, promesas falsas, palabras heridas de muerte. Amante de la arrogancia, mentiras en sus ropas.
Dinero y codicia.
Pobreza en su alma.
Miseria en su corazón.
             -----------

Mírame a los ojos cuando te hable.
-        No me mientas.
Deja los faroles para la otra.
Saca el AS de tus sucios bolsillos.
Estoy cansada ser la baraja del Poker.
¡Lárgate!
Maldito bastardo de colores.
                --------------

Los versos se confunden en la lluvia. La noche es oscura, la niebla es dueña de ella. Las sombras deambulan entre las brunas, el silencio es el dueño de los adoquines.
Espadachines a sueldo.
Rudos y veloces.
Sangrientos de venganza.
Monedas de oro.
      --------------


Días de ruido.
Voces de impotencia.
Abogados sin escrúpulos.
Jueces adormilados.
Comienzo el juicio.
Custodia y pensiones.
                ------------

Cartas olvidadas.
Lagrimas secas.
Letras solitarias.
Viejas promesas.
Deseos y pasiones.
Pasado en sus vidas.
Melancolía en sus entrañas.