miércoles, 26 de agosto de 2015

Curiosidades sobre la vestimenta masculina

Foto de un domingo de la década de los años sesenta.


Un breve repaso a la historia de la vestimenta masculina. Simple curiosidades que son poco conocidas.
Antes de la Primera Guerra Mundial el frac era considerado como un atuendo formal para vestirse, después de la seis de la tarde.
Terminada la Segunda Guerra Mundial, el traje chaqueta  remplaza al chaqué en la mayoría de ocasiones formales como atuendo valido para ocasiones de tarde, pasando el esmoquin para eventos nocturnos  más formales y al propio chaqué para lo más solemne de las mañanas.
La camisa en el S. XIX era considerada como prenda de ropa interior y lo cual no se mostraba. Los botones de la camisa no hacen su aparición hasta 1871, solo servia este atuendo para protegerse del frío y evitar olores corporales.
A principios del siglo pasado independiente de la clase social, nadie salía de su casa sin el sombrero, era parte del vestuario masculino, protegía tanto del calor como del frío.
El abrigo tiene sus orígenes del mundo militar, fue la prenda escogida por los soldados para resguardarse del frío hasta la Segunda Guerra Mundial.

En los años de Eduardo VII, Príncipe de Gales e hijo de la Reina Victoria de Inglaterra, en las casas de la Alta Burguesía inglesa tenían  habitaciones separadas para las damas y para los caballeros, pudiéndose estos retirarse a fumar sin molestar a los acompañantes femeninas con el humo. Los caballeros al entrar a la dependencia para tal acto, se enfundaban en unas chaquetas conocidas para fumar “ Smoking jacket “ y para tras abandonar el habitáculo se desprendían de ella y así protegían su ropa y olor del humo para no molestar a las damas.
La pluma hasta los años cincuenta era una fiel aliada en los bolsillos de las chaquetas de los caballeros.
Hasta bien entrado los años cincuenta, vestir con tirantes era algo totalmente normal, independiente de la clase social.


Algunas frases sobre la moda masculina.
La elegancia empieza por los pies.
La corbata es el hombre que la lleva. Refleja la personalidad.
El reloj habla de su propietario.
Nada es ser tan peligroso como ser demasiado moderno.
La dejadez en la vestimenta es un suicidio moral.( Honoré de Balzac).
El bruto se cubre, el rico se adorna, el fatuo se disfraza, el elegante se viste. ( Honoré de Balzac).
La elegancia es sinónimo de sencillez y saber estar.


No hay comentarios: