miércoles, 12 de agosto de 2015

Pensamientos de una mañana


Una mañana solitaria envuelta de silencio, divagando en mis pensamientos. Entendí que el hombre lleva la maldad en sus entrañas envueltas con ropas de colores y sonrisa postiza. Por mucho que el señor de la bata blanca del Ambulatorio de las pastillas, con tarjeta de psiquiatra quiera decir todo lo contrario, y discutir hasta la saciedad. Los hijos discuten por las monedas de los padres ganadas con mucho esfuerzo y sudor. Esas monedas se viste con la etiqueta de la marca HERENCIA.

Hay palabras que se esconden en los silencios.
Silencios que nacen de las palabras.
Secretos al viento.
El viento lleva el nombre Herencia.

Seguí caminando envuelto de mis pensamientos profundos y sinceros, ahora en mi mente paseaban fragmentos de una conversación, si es que cuando hay dinero por el medio, ni la madre que los pario conoce a sus retoños entrados en años  y poco pelo, con abundante avaricia en sus venas.

Cosas de la vida, y del dinero, tiempos extraños, reproches, memeces, cuando se trata sumar los números de las cuentas corrientes.

Si alguien lee esto y cree que va por servidor se equivoca, o alguien cercano también, va por cantidad de hechos vas conociendo a lo largo de esta vida, muchas veces te llevas sorpresas con personas las cuales creías que eran muy cabales.

No hay comentarios: