miércoles, 9 de agosto de 2017

La estación sin amor


Sentado en la estación
acompañado de la melancolía,
pasado de recuerdos,
miedos en el anden.

No llega el tren,
la espera es eterna,
miró alrededor
simplemente veo
las sombras de mis entrañas.

Desnudo al miedo,
enfrente uno del otro,
se ríe de mi,
siempre gana.

Nadie en la despedida.
ni besos, ni abrazos,
solo el miedo y servidor.

Mañana será otro día,
eso dicen,
mañana otro día sin sal
como muchos otros.

Testigo y notario
de mi vida,
abandono la estación
del tren que nunca pasara
por el anden de los cobardes.

No existen ni 14 febreros,
ni rosas el 23 de abril,
solo cartas de un abogado
con acuso de recibo
y deudas que finiquitar,

La única deuda es el olvido
del amor y los besos al despertar,
que se escondieron en el armario
para terminar con el amor.

Acabo estas palabras,
en la puerta de salida
de una estación que nunca existió,
como el amor sin soledad.




No hay comentarios: