sábado, 30 de abril de 2011

Lingote de oro


En la fría noche de enero mis palabras necesitan el calor de tu cuerpo bajo las mantas del deseo.
Rozar tu cuerpo desnudo.
Jugar con tus pechos.
Navegar en tu clítoris.
Follar.
Follar hasta la saciedad.

Te regalo una pulsera,
no es de oro.
Te regalo un anillo,
no es de oro.
Te doy un beso.
Tu eres el oro.
Lingote de amor.

Cada noche encuentro tus ojos, me besas, me amas, me seduces, me enamoras, muñeca de porcelana.
Me duermo con mi cabeza apoyada en tu corazón, desnudo, relajado, después follar entre gemidos de tus orgasmos, veo reflejada la luna en el espejo.
Me acaricias el pelo como un niño, tus besos me protegen en las noches de lluvia.
Dejo que mis sueños vuelen como las gaviotas de la bahía.

No hay comentarios: