miércoles, 28 de diciembre de 2011

Cabalgata de los Reyes Magos

Monumento a los Reyes Magos de Ibi.



La festividad de los Reyes Magos es final de las fiestas navideñas, día de nervios en los niños, la noche de la ilusión hecha realidad, es el momento de la magia. La tarde es larga en los más jóvenes deseosos en ir a la cabalgata a recibir a sus Majestades de Oriente, los pajes escalera en mano suben a los balcones dejan los paquetes, los niños explotan de emoción, nervios, lagrimas, alegría y decepción por haber olvidado el regalo ansiado que ha pedido en la carta a sus Majestades.
Esta festividad es nacida en España, la cabalgata más antigua es la de Alcoy un pueblo al norte de Alicante, ahí es donde nació la cabalgata de los Reyes Magos.
Esta ciudad por aquellos años 1866 era una ciudad industrial casi de las más importantes del Reino de Valencia, sus fabricas de papel y textil eran el motor la ciudad y de la provincia de Alicante.
Unos jóvenes alcoyanos comenzaron la historia de la cabalgata de los Reyes Magos que el 5 de enero invade de luz y color los pueblos y ciudades de España.

Los pajes negros subiendo los juguetes en las escaleras a las viviendas.

En 1866 unos chavales en Alcoy en la tarde noche del 5 de enero, salen en cabalgata anunciando la llegada de sus Majestades, esta noticia es reflejada en la prensa alcoyana más concretamente en El Diario.
Después de este año no vuelve a salir hasta 1885, son años de acontecimientos políticos relevantes en España, la caída de la Reina Isabel II, la llamada Revolución de “ la Gloriosa” el reinado de Amadeo, la I Republica y la vuelta a la monarquía de un Borbón Alfonso XII hijo de Isabel II. Según el dato 1885 viene reflejado en el diario Eco.
Por aquellos años estuvo organizada por la Sociedad Recreativa El Panerot hasta el año 1915. Tras esta entidad le suceden en la organización otras como el Circulo Católico, el Circulo Industrial, algunas filaes y también Radio Alcoy.
Hubo un paréntesis durante la triste Guerra Civil 36-39.
Desde 1940 hasta 1965 el Frente de Juventudes la cual le sucedió Asociación de Amigos y Damas de Reyes Magos hasta 1984 que el Ayuntamiento y la Asociación San Jorge hasta la fecha. Esta última asociación colaboraba desde el año 1960 en la cabalgata.
El domingo anterior a la cabalgata se celebra el “ Dia dels Pastorets” que data de finales del SXIX concretamente el año 1889 donde numerosos niños vestidos de pastores desfilan junto a rebaños de ovejas para ir al pesebre a obsequiar regalos al niño Jesús que acaba de nacer.
El 4 de enero es el” día de bando i les burretes” bando del Embajador Real. Los niños depositan las cartas en los buzones que llevan las burritas en sus lomos. El Embajador hace de 25 a 28 paradas para leer el mensaje que cada año escribe un escritor local. Los personajes del famosísimo Belén alcoyano el “Tirisiti se unen al bando con sus personajes. Este acto del Embajador real la primera vez que se realizo fue en el año 1924.

5 de enero la cabalgata recorre las calles más emblemáticas de Alcoy.
Esta cabalgata tiene una curiosidad que en el año 1972 el Rey Baltasar que en toda España desfila en tercera posición, paso en Alcoy a ir el segundo. Lo cual la hace más significativa y con más vistosidad.

Podemos también citar en la ciudad de Ibi existe la primera plaza dedicada a los Reyes Magos de gran belleza su escultura. Y en otro pueblo que donde la muñeca es el motor industrial desde hace unos años esta el Parque de los Reyes Magos concretamente en la Villa de Onil, en el cual el 5 de enero a las siete de la tarde se recibe a la comitiva de Sus Majestades Los Reyes de Oriente para comenzar la cabalgata en la localidad.
Podemos decir que los pueblos que hoy se denominan el Valle del Juguete que son Ibi, Onil, Tibi, Biar y Castalla muchas de sus factorías se dedican a la industria del juguete, lo cual esta tradición la hace más entrañable entre sus gentes.

Mural del Parque Reyes Magos de Onil.
Muñecos de la Asociación Reyes Magos de Onil.
Moto de hojalata fabricado por Rico de ibi en 1930.
Tractor de hojalata fabricado en Ibi a principios del S.XX.

lunes, 26 de diciembre de 2011

El viejo marinero



En una vieja cabaña en el final de la playa vivía un hombre de avanzada edad de aspecto muy mayor, lo cual no era tanto, el mar castiga la piel en la vida de marinero.
Hacia años abandono los barcos el artrosis compañero en estos años le hicieron dejar la vida del mar entre lagrimas se instalo junto al mar en la cabaña de madera.
Siempre sonreía, era difícil ver su semblante serio. Su vista fija mirando el mar, predecía las tormentas con mucha facilidad. Los vientos las formas de las nubes y sus huesos nunca fallaban en sus predicciones y como no la luna y el sol.
Pasaba horas y horas mirando el mar con la mirada perdida en el horizonte sentado entre las rocas, su vida eran sencilla que no tenia casi nada en su casa de madera un camastro una silla y una mesita pequeña acompañada de un candil. Los niños del pueblo bajaban muchos días a la playa y jugaban entre las rocas a pescar. Él les explicaba como pescar de manera fácil, sus palabras eran dulces con una voz casi ronca. Mi vida esta junto al mar les decía aquellos chavales mientras festejaban cada vez un pez pescaba el anzuelo. A ellos les costaba de entender la vida de un hombre de ropas viejas y descoloridas, barbas largas y blancas, cabellos plateados largos.
Un día les dijo.
En esta vida lo importante es encontrar la felicidad. Si no pides nada ella viene a ti desnuda y virgen, entonces no hay mejor placer de este mundo de vestirla a tu imagen y semejanza.
En el mar hay tormentas y eso para mi fue felicidad, porque él te enseña que tiene sus propias reglas o la aceptas o te vas de él. Conoces la calma y la saboreas, sus enseñanzas son no tener prisa nunca, encuentras la paz y el sosiego.
Nunca te mentira, te enseñara que nada en este mundo vale más que tu vida. Te dicta que la paciencia y humildad es la riqueza de la vida.
Mi vida es humilde en ella he encontrado la felicidad en el mar y junto a él.
Si algún día me voy quiero seguir en el mar con mis cenizas.
Seguir siendo feliz.
Una mañana desapareció nunca más se supo, dejo escrita un papel.
Me voy con mi barca y mis huesos maltrechos a navegar en busca de la libertad que me niegan la gente de este maldito pueblo.

A la mañana siguiente una excavadora destrozo la cabaña para dar paso a los cimientos de un hotel.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Historia de la muñeca


Se acercan las fiestas de navidad son símbolo de reunión familiar y regalos. En estos días que los grandes almacenes están repletos de gente comprando regalos navideños, he considerado escribir sobre los juguetes en especial del nacimiento de la muñeca en España. Un breve repaso a los inicios de la muñeca en los años últimos años del siglo XIX y primeros del XX.


En un principio las muñecas y muñecos representan una niña o un niño de carácter abstracto. El niño o la niña le adjudican un nombre que quiere o le gusta y la dota de personalidad. En los años 1930 los industriales del ramo muñequero comienzan a cada serie de ejemplares a darles un nombre comercial.
La imaginación de la niña se desliza cuando la muñeca esta en sus manos en la cual fluyen conversaciones intimas y privadas con la muñeca en la cual muchas veces imita a su mama, todo esto nace de un hermoso e inocente corazón repleto fantasía maravillosa e impregnado de una magia del mundo de la infancia.
Hay muñecas para jugar y otras para mirar. En las colecciones podemos observar que fueron denegadas a las niñas. Estas han sobrevivido en las vitrinas del salón de coleccionista. Coleccionar muñecas es distinto a coleccionar otras cosas por muy variopintas que puedan parecer. Las miras y ellas te devuelven la mirada, sucede que comienza el amor entre tus ojos y sus ojos. Te atrapan y te vencen. La calidad artística con sus vestidos lujosos de la época que vieron la luz de las manos del creador buscando la perfección nacida de su corazón.
En la antigua Roma cuando las niñas llegaban a la pubertad donaban sus legados de muñecas a la Diosa Venus, como despedía de la infancia. Muchas de estas muñecas de colección procedían de Francia que en el siglo XIX tenían el mayor prestigio del mundo en cuidar a sus muñecas como a las propias damas de alta cuna parisina. La mujer española en aquellos años la alta sociedad de nuestro país cuando visitaban Paris se traía consigo alguna de estas muñecas que tras ser admirada por la familia y amistades pasaba a formar parte de la vitrina del salón. En aquellos años estaban también las muñecas de porcelana que eran Alemanas y se podían ver las casas pudientes españolas como un autentico objeto de lujo. Marcaba la feminidad de aquellas señoras y la tendencia a las modas europeas que solo ellas podían frecuentar.
Las primeras muñecas fabricadas en territorio español fueron obra de un artesano alfarero de un pueblo del norte de Alicante, exactamente Onil. En el año 1878 Ramón Mira tuvo la idea de fabricar muñecas de barro este fue el comienzo de la industria muñequera en España. Amasando la arcilla, la introducía en unos moldes de barro que después de secarse un poco permitían extraer las figuras que luego eran cocidas, pintadas y vestidas. En 1895 Ramón Mira consigue la patente por su invento de “barniz especial para muñecas”.
Tras el barro se intento con otros materiales yeso, cola, serrín-cola formando una pasta que se colocaba dentro del molde que ahora era de bronce y allí se prensaba. Después pintado el cuerpo se le colocaba la cabeza de porcelana que era importada de Alemania. Más tarde el cuerpo es sustituido por una mezcla casi comestible; harina de algarrobo, maíz, avena formando una “gacha” a la que se le unían trozos de papel y cartón, una vez lograda esta masa se metía en el molde de hierro o bronce y la pieza obtenida se ponía a secar al sol. La pieza ya endurecida por el calor se revestía con una capa de cola y blanco de España y se lijaba. De aquí se paso al cartón prensado que estuvo bastantes años y por fin se llego en el año 1950 al plástico.
Donde tuvo varias trasformaciones dentro de la era del plástico como en 1959 se paso a un plástico más blando, el polietileno y el cloruro de polivinilo.
En la década de los años 1960 los avances en el sector muñequero que esta en plena evolución y expansión en todos sus aspectos aparecen las voces, balbuceos, caminan y además a las muñecas se le complementan con accesorios y nace de los creadores algún hermano que acompañaba a las muñecas.
Los cimientos de la muñeca en Onil fue obra de Ramón Mira que paso a Eduardo Juan Sempere como el pionero del impulso en los años 1900 de la industria muñequera en España.
Por aquellos años nos situamos como anécdota de una letra de copla en el cual se hace referencia a la venta de las muñecas en España por aquellos primeros años de siglo pasado.
Con unos versos con matiz picaro.
Un muñequito quise cómprame / y caprichosa me fui a un bazar/ y un guapo moza al despacharme/ ¿ Que va señora, dijo, a comprar?/ Y yo le dije comprar quería/ un muñequito para jugar/ ¿Y yo señora no serviría?/ Jesús que cosas hay que escuchar.
Ante el asombro del vendedor le explica.
¿ Por que te asombras, mujer/ de esta interrogación?/ Pues tú misma vas a ver/ que en las manos de una mujer/ muñecos los hombres son.

En esta foto del primer creador de muñecas en España Ramón Mira se puede ver las muñecas que fabrica en 1895. La confección de los vestidos eran hechos por su mujer Petra García.
Por aquellos años quien trabajaba en las empresas de muñecas era sobre todo las mujeres y niñas. Como se puede comprobar todo el personal era femenino.





Esta foto tomada en el año 1920 se puede apreciar el secado de los cuerpos, piernas y los brazos de la muñeca. Una de las jóvenes del centro de la foto es la abuela del autor de este blog.

Esta la muñeca Cayetana que en 1948 bajo el patrocinio de la Duquesa de Alba salio al mercado juguetero.

martes, 6 de diciembre de 2011

El cielo es azul



El tiempo camina rápidamente sobre nuestros hombros, las arrugas nacen en nuestros rostros, las canas se apoderan de los cabellos. Miramos la esencia de esta vida con sonrisas malévolas, el hoy es el camino, el ayer dejo de existir y el mañana es el vuelo de los sueños por un cielo repleto de esperanza.
Besos a ti.
Mi vida.
Corazón de la esperanza.
Dulce mujer.
Mi amor.
El cielo es azul,
Como tus besos.
Y tú lo sabes.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Diario de un anciano


En esta mañana de un tibio invierno, el sol luce tímidamente, sentado en el mismo banco de la explanada viendo pasar los días.
Sol que iluminas mi vida.
Amante de verano.
Compañero de invierno.
Sol de mis días.
Sol de invierno.
En esta ciudad costera las palmeras son la flora de este paseo, leo placidamente el periódico, las palomas juegan entre mis pies comiendo unas migas de pan.
Alicante sonríe.
Sol que iluminas mi vida.
Una mañana más esta ciudad de adopción de mi jubilación, no olvido mi querido Burgos. Aquí paso los días de invierno mirando el puerto.

II

Un día la vida me golpeo el corazón, fue un lunes de otoño, dejo este mundo cuando teníamos el futuro de la vida por delante en esta tercera juventud, muchas ganas de vivir aquí frente al mar, disfrutar del sol de invierno. Años de trabajo, felicidad con nuestros niños de pequeños, luchas con adolescentes y ahora que creíamos ser el príncipe y la princesa del amor.
Lunes de lagrimas.
Otoño negro.
Cáncer maldito.
Sueños rotos.
Alicante nos esperaba.
Cáncer maldito.
Hijo de Satanás.
Maldito bastardo.
Te odio.
Cáncer.
Mis lagrimas encogen mi corazón en este paseo que tanto soñábamos pasear cogidos de la mano en los inviernos.
Quiero dejar de llorar y no puedo, esto es una losa muy pesada para mi espalda maltrecha de tanto dureza de años trabajo.

III

Todas las tardes paseo por el Postiguet esperando la despedida de este sol de invierno y no puedo dejar de recordar los días que pasábamos con nuestros hijos pequeños en esta playa en verano, castillos de arena, luchas para que salieran del agua después de dos horas jugando con las olas y aquí conocieron en su adolescencia el primer amor del verano en la noche de las hogueras. No puedo dejar de recordar los castillos de fuego artificiales en la semana de San Juan que tanto nos gustaba este espectáculo de pólvora y fuego en el cielo de esta playa.
Paseos por el Postiguet.
Playa hermosa.
Mar azul.
Arena de oro.
Días de verano.
Nuestra playa.
Hoy miro.
Te veo aquí.
Paseando por el Postiguet.
Playa hermosa y coqueta.
Nuestra playa.

IV

Todas las noches después cenar me bajo al puerto. Las luces tenues iluminan este paseo, la humedad cala en mis huesos maltrechos.
Tengo miedo a las noches, el insomnio es mi compañero de fatiga.
Los sueños se evaporan, la noche todo lo magnifica, la crueldad es infinita. No se si mañana estaré en este mundo o igual estoy más cerca de ti.
Las estrellas iluminan el cielo raso, las pesadillas resplandecen el cielo, igual soy un cobarde por no querer afrontar la realidad. Quien sabe, si soy o no, me da igual, soy un cobarde.
El cobarde esta en el puerto, cada día le cuesta más ir para el apartamento e intentar conciliar el sueño. Recuerdo el día que tus cenizas descansaron en el puerto que era tu voluntad, en el mar, soñando con los barcos del puerto.
Querida Carmen.
Tus cenizas están en aquí, me cuesta moverme de este lugar.
Me voy para casa.
Hasta mañana.
Querida.
Carmen siempre te querré.
Las luces del puerto se apagaron es media noche.

Tus pechos


Tus ojos son luces que iluminan mi corazón cada noche.
Tus besos me vuelven loco.
Tus pechos…..
Tu pubis.
Tu sexo.
Juego cada noche.
Te busco.
Te encuentro.
Te amo.
Noches de amor.
Días de pasión.
Tus pechos……
Tu pubis.
Cada noche enloquece.
Nadie me puede parar.
Tus pechos….
Me enloquecen.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Cartas de un vagabundo.


Una noche escribí una carta de amor, no se a quien iba dirigida. Tú la encontraste. Ahora es tuya.
Vieja reina de la noche, leíste mis palabras, en ellas habitan dulzura, sinceridad, encontraste un corazón repleto de amor y te quedaste sorprendida de los colores de mi vida. Querida reina de la noche, señora de las almas vagabundas y desorientadas encontraste mi carta en un viejo portal un día que el amor no se vendía.
Esta es parte de mi herencia.
Cartas de un amante imaginario.
Cartas de amor que todas las noches sueña una mujer que vende amor a cambio de unos sucios euros.
Cartas de un vagabundo de la puta vida.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Otra noche igual

Esta noche oscura y larga consumiendo cigarrillos detrás del ventanal, con la mirada ausente, el insomnio no deja en paz, los nervios se rebelan en mi cuerpo, las imágenes son como una pantalla de una sala de cine en blanco y negro, secuencias una detrás de otra, con voces difusas, necesito descansar mi cuerpo esta maltrecho. Las cenizas y las colillas son parte del cenicero en las largas horas que recorren en la oscuridad, busco una respuesta y no la encuentro en estas malditas y gigantes noches oscuras, un martillo golpea mi cabeza una y otra vez. Las brujas deliran en el cielo, las reinas de la noche buscan el solitario del amor, hombres sin escrúpulos pululan estos antros de mala muerte, entre copas de alcohol y música siniestra. Las sirenas rompen el silencio de la noche, coches patrullas corren velozmente detrás de la presa malvada  en las calles desiertas, la lluvia busca acomodo en el asfalto entre bostezos imaginativos. Aquí con el humo del cigarrillo hago círculos que se pierden en soledad de esta noche de la montaña rusa.
El programa de radio termino, la locutora del amor se despedía hasta mañana, su voz débil y tierna pasa al olvido entre melodías. Aquí recordando la voz anónima del oyente compañero de las noches sin final, prometo que  no volveré a llorar, aguantare otra noche sin dormir.
Delirios de una noche más.
Noche para el olvido.
Noche de truenos en mi cabeza.
Noche de fantasmas en la alcoba.
Comienza amanecer, se acabo la pesadilla, la ducha será el final de esta noche como otras noches sin sentido.
El amor del desenamorado.
Manchas negras en mi corazón.





http://fonoteca.esradio.fm/2011-11-15/carta-de-amor-otra-noche-igual-36028.html
Pinchar en el enlace para poder escuchar el relato en el espacio esamor de esradio presentado por Ayanta Barili.  Esamor fue galardonado el mejor programa de noche en las ondas.