domingo, 18 de agosto de 2013

Agosto en la ciudad


Días de agosto, tardes de abrasadoras, canto de chicharras, calles desérticas, tardes de siesta, desnudo sobre la cama, cierro los ojos y caigo en los sueños profundos de una tarde de calor.

La vida empieza ahora, es solo una actuación, títeres vestidos con traje y corbatas, pelo engominado, hablan sin cesar, falsas promesas en sus palabras, voces al viento.
La hoguera esta en todo su esplendor, calor, sudor, llamas, gritos, carreras, sirenas.
Me despierto empapado de sudor, no se donde estoy, y quien soy, mente en blanco, confusión, poco a poco vuelvo a la realidad, ha sido un sueño, tengo la boca seca, la calle esta oscura, es simplemente de noche.
La siesta se mezclo con la noche.
La noche es calurosa, miro por el balcón, no hay nadie, es una ciudad fantasma.
Una ciudad dormitorio. Simplemente es agosto.

1 comentario:

pluvisca dijo...

Si, agosto me recuerda a esas pelis en las que ha desaparecido la raza humana y solo quedan 4 supervivientes en busca de algo que comer...

Besos