miércoles, 19 de marzo de 2014

Trascendencia


La búsqueda de la transcendencia del ser humano no es tanto un deseo de inmortalidad como un anhelo de que su vida haya servido para algo. Llega un momento en que las personas necesitan un reconocimiento - en su profesión en su grupo de amigos, en la sociedad- y si no lo encuentran se desesperan o se enfrentan a su entorno llenos de rencor.
Es absurdo pretender ser especial, ya que como todo el mundo quiere serlo, uno acaba siendo tan vulgar como los demás. Las personas verdaderamente especiales son las que pasan por el mundo de puntillas sin querer llamar la atención. Precisamente por eso nos fijamos en ellas y las admiramos.

Texto de Gottfried Kerstin.

No hay comentarios: