domingo, 30 de noviembre de 2014

Balón de playa

Gente como alma en pena.
Grita al viento, voces de improperios.
Y ahora, grita, Goool.

Juegos con el balón.
Juegos de la imaginación.
Grada de pasión.

Banderas ondean en sus manos.
Pancartas de letras de niños.
Sombras en el césped.

Tú solo tú, ídolo del ego.
Espejo de los niños.
Balón de playa.

El oro en tus cuentas.
Suiza o Andorra.
Diablo perverso.

Fotos y micrófonos.
Sonrisa artificial.
Simple realidad.


Cansado de tanta tontería, los telediarios, los periódicos, todos hablan del merecimiento del Balón de Oro a Cristiano. En este país sumergido en una crisis económica y de valores nos preocupamos de tales tonterías, después nos quejamos de como va la vida.
Este fin de semana gente ANÓNIMA en los supermercados de toda España haciendo una encomendable labor de ayuda a los demás, si que se merecen todo el reconocimiento por parte de los medios de comunicación que solo han dedicado unos simples segundos en sus imágenes.
Esta gente es la que merece el premio, no se si de Balón de Oro, pero si de CIUDADANOS EJEMPLARES Y CON VALORES.

No hay comentarios: