sábado, 15 de noviembre de 2014

El reloj


Los días pasan a una velocidad tremenda, las semanas vuelan, los meses del almanaque cambian muy rápido, pronto dejaremos el 2014, sera todo pasado, recuerdos de buenas o malas vivencias. En estos días de otoño que son más cortos de luz natural, parecen que van en alta velocidad.
Pronto llegara la navidad, los mensajes de paz invadirán nuestros hogares, nos harán ser más buenos en estos días, que pena que las marcas publicitarias nos recuerden que hay que ser buenos en estas fechas entrañables. Cuando que hay que ser todo el año, en todas las situaciones, ser compresivo con los demás, ayudar al necesitado, en estos momentos de  tremenda dureza social que viene por la crisis que azota nuestro país, muchas veces unas palabras de animo, una sonrisa, una palmada pueden ser el balsamo a quien esta pasando muy malos momentos.
En fin los días pasan a velocidad de vértigo, el otoño nos regala el amarillento de sus hojas en los arboles y en el suelo, nuestros cuerpos van con prendas otoñales e invernales, las chimeneas comienzan a encenderse, disfrutemos del otoño, de sus días, y por supuesto de la vida.
Las manecillas del reloj siguen su curso fielmente en sus pasos segundo a segundo, minuto a minuto.

Reloj fiel y sincero.
Manecillas del compás.
Marcas las horas.

Reloj en la pulsera.
Reloj en el campanario.
Reloj del salón.

Reloj de sol.
Reloj de arena.
Reloj digital.

Reloj que marcas nuestros días, siempre pendiente de ti, corremos por no llegar tarde, nos desesperamos cuando es la hora y no se cumple el horario.
Reloj dueño de nuestras vidas.

PD. El reloj de la foto, es una pequeña herencia de mi abuelo, que guardo en el cajón de los recuerdos.

No hay comentarios: