miércoles, 18 de febrero de 2015

Resumiendo

Si tuviera una religión sería orador de palabras del amor, un cursi de los boleros de papel amarillentos, dibujados de corazones de colores tatuados en las pieles  blancas de un cuerpo escondido debajo ropajes horteras.
Hojas secas esparcidas por el suelo, como las lagrimas de la desolada señora Marquesa que nunca estuvo enamorada y se caso con el Conde del Palacio no me acuerdo el nombre, hombre de sexo corto y cabeza canosa. La señora siempre amo en silencio al seminarista hijo de la vecina.
Cada amanecer es un arranque de sonetos del poeta enamorado que nunca beso a ninguna señora, solo conoce labios pintados de rojo pasión.
Soy el hortera que escribe palabras de amor, el rufián de las noches robadas en las barras del bar, en busca de unos pechos y un poco de amor, resumiendo sigo altivo y elegante hombre de los ramos de rosas y declaración amorosa.
Un día me enamore de no se que, escribí tres cartas al día y nunca llego al destino, la Barbie vivía  en las altas esferas de la ciudad, nunca leyó los sonetos del mendigo enamorado de la super estrella del plasma.
Las palomas mensajeras vuelan el cielo de la ciudad contaminada sin mensajes y aquí el embaucador de las letras enamoradas, dibuja en cada hoja una de ellas, las blancas palomas, surgen de los laberintos de cristal con bolsas de plástico y rebajas por doquier el 14 de febrero.
Resumiendo el poeta de pelos blancos y sexo ni corto ni largo.
Resumiendo el poeta delirante de la vida.
Resumiendo una noche de insomnio.


No hay comentarios: