lunes, 27 de abril de 2015

Noche de luna llena

La vida es un juego de cantantes y trovadores, malabaristas soñadores que pueblan las aceras de la ciudad. Quisiera ser aprendiz de palabras y versos entre acordes de una guitarra, en la calle estrecha de los enamorados. Quisiera ser el mago de los pinceles y lienzos, que cada mañana pinta a su musa en los jardines perdidos y fuentes secas. Quisiera ser el hombre de las rimas que recita en cada esquina del metro, repleto de gentes vestidas con trajes de la soledad.
Quisiera ser varias cosas a la vez, simplemente soy un enamorado del lápiz y papel en el juego de la vida, en el tablero del parchís.

Noches de luna llena
Viejos amantes.
Noches sin ti.

Recuerdos en la vieja alcoba.
Dulce sonrisa.
Luna llena.

Vente conmigo.
Amada mía.
Violeta del olvido.

Noches de luna llena.
Amantes desnudos.
Noches sin ti.

Navegantes perdidos.
Noches de luna llena.
Amantes olvidados.

Soledad y miserias.
Noches de luna llena.
Noches sin ti.
Aquí sigo con mi cuartilla del dolor y lagrimas, entre las farsas de mi vida a luz de un candil, repleto de mentiras en la despedida el día de luna llena.


No hay comentarios: