domingo, 20 de septiembre de 2015

¡ Malditas Guerras !

Arena y barro es el destino,  entre la razón y la huida.
La maldición de los hombres que desde el viejo pulpito truenan las bombas de las palabras repletas de mentiras y odio. La caduca diplomacia alertada en sus mundos de dólares en sus cuentas suizas, miran hacia el otro lado y se encojen de hombros, sonrisas de ganador, ellos son los viejos políticos de pocos escrúpulos en las  cúpulas de los gobiernos poderosos, que venden armas a doquier,  los dictadores las emplean contra sus hijos huérfanos democracia.
Tristes guerras, malditos dictadores, y satanas en los vendedores de muertes del primer mundo.
Sangre y barro en las camisas de los huidos en busca de paz, huyen de sus raíces, siempre hay un perdedor, son ellos los inocentes, nadie los quiere, son hijos de la guerra que ellos no buscaron y se encontraron con las bombas y balas.

Solo quieren un hogar para vivir en PAZ.

No hay comentarios: