domingo, 26 de marzo de 2017

Deambulando por la vida



                                                            
                                                           Deambulo por el sendero.
                                                           Lejos del pasado.
                                                            Quien me conozca.
                                                            Que me olvide.

Es tan largo el caminar,
necesito descansar,
llevo cargada la mochila,
luces y sombras,
son parte del pasado.
Esperanza en el mapa,
tesoro escondido,
en las aguas del pasado.


Primavera despierta,
eres luz y energía,
eres la sonrisa de
la vida.
Verde es tú color,
horizonte dibujado,
en las acuarelas
del pintor.
Eres la reina,
paisaje del amor,
con la unión de la flor.
En el vuelo de los acróbatas,
dibujan figuras geométricas,
pájaros dueños de los arboles.
Duelo del invierno,
llora desde el cielo,
lluvia de abril.
¡Despierta Primavera!
Deja atrás el frio,
las mantas y estufas.
Ondea tus banderas.
Amarillo soleado.
Azul celeste en el cielo.
Verde en el campo.


Agua de mis sueños.
Fresca y pura.
Agua ligera.

Calmas la sed del caminante.
Agua cristalina.
Manantial del viaje.



Deambulo por la vida, con cara de cansado, aparecen los fantasmas, el niño de caballo cartón, cabellos plateados, camino por los pedregales en esta primavera recién nacida, dibujando corazones imaginarios en los arboles. Huyo de la ciudad, de los cláxones, contaminación, mientras deambulo por el sendero, respiro tomo aire puro, aprendiz de ruiseñor, observador de la madre naturaleza, que no olvida que nacimos de sus entrañas.
DEAMBULANDO POR LA VIDA


No hay comentarios: