miércoles, 5 de julio de 2017

Princesita



Cielo azulado,
poniente en el cuerpo.
días de estío.

Versos noctámbulos,
a la luz de la luna,
malabares del firmamento,
un cinco de julio.

Veintiún años,
de aquel viernes,
que el universo,
ilumino mi corazón.

Luz sonriente,
altiva y bondadosa,
que sigues
la estrella de los sueños,
que iluminan tus ojos.

Cinco de julio,
no es un día más,
es el cumpleaños,
de mi Princesa.

Feliz veintiún aniversario,
que las velas del corazón,
nos alumbre a todos,
quienes te queramos.
Princesita.

PD. Veintidós horas y veinte minutos de un viernes.




No hay comentarios: