domingo, 9 de julio de 2017

Una mañana

 ¡Ojos que a luz se abrieron
un día para, después,
ciegos tornar a la tierra,
hartos de mirar sin ver!
Antonio Machado.

Una mañana de domingo paseando con la cámara a cuestas.

No hay comentarios: