domingo, 24 de mayo de 2015

Día de votar

Como cada cuatro años tenemos la libertad de poder ejercer el voto de confianza a nuestros políticos, que palabra confianza, confiar en ellos, cuando vivimos cada día los escándalos más inverosímiles de corrupción e inauditos, pasados quedan aquellos escándalos de Filesa, Malesa, Roldan que nos removían el estomago, ahora no se porqué, pero estamos más inmunizados a los nuevos casos de corrupción, llámese, Ere, Gurtel, Punica etc etc  Siempre nuestra clase política acomodada de nuestro humilde voto lo ha utilizado para esas fechorías, esta noche cuando acabe el recuento, unos contentos y otros cabreados, se acabaron las promesas, claro que nos quedan unos meses por delante hasta las nacionales en noviembre, en los cuales se seguirán con sus guerras internas de partidos, guerras externas de partidos contrarios, y mucha corrupción por destapar," dimes y diretes".
Hoy hemos votado a las autonómicas en casi parte del territorio nacional, salvo alguna comunidad que se celebraron hace poco tiempo, y en otra será a finales de verano. En las municipales, las más próximas a todos, sobre todo en las medianas ciudades y pueblos, aparte las grandes ciudades que entran otros factores en el voto, en los pueblos, el voto es especial, unos votan por ideología, afinidad, otros por las candidaturas que creen que están mejor preparadas para llevar el Consistorio. Estos días las redes sociales a nivel de pueblos, en mi caso de mi localidad, han estado muy revueltas por simpatizantes y políticos locales, dejando mucho que desear en tales acusaciones y sus defensas, he sentido autentica vergüenza en estas jornadas pasadas en las redes sociales porque no eran debates, se leían Menezes e idioteces por la confluencia borreguil.
Esta mañana hemos votado, con consecuencia tanto en autonómicas y locales dentro de lo difícil que ha estado la elección, pues el voto en el fondo es un cheque en blanco al candidato, es tú confianza en sus manos.
Espero que sean consecuentes quien gane con el voto, dejen de oscuridad en sus respuestas cuando se acomoden en la vara de mando de la Alcaldía, sobre todo transparencia, no pasa si se equivocan, dice el dicho, rectificar es de sabios.  
Que gane el mejor, por cierto dudo del programa de todos, es lo mismo de lo mismo, cambian los tiempos y no los programas electorales. Si alguien tiene en sus casas pasados panfletos electorales pierdan un poco el tiempo léanlos y verán que no cambia nada de nada.



No hay comentarios: