miércoles, 30 de diciembre de 2015

Ahora que la vida


Pasando los últimos instantes de este año, en mis manos el libro de Ismael Serrano, Ahora que la Vida, es un invierno atípico, el frío esta perezoso, las estaciones de esquí, lloran en soledad, y en cambio Benidorm lo agradece, repleto de gentes que su destino estaba en los Pirineos, han cambiado los esquís, por toalla y bañador, todo al revés, como todos los años lanzaremos el almanaque a la papelera, intentando meter un triple, que fallaremos, como es tradicional.
No tenemos Gobierno, que más da, que si Pedro, Pablo, Mariano o Albert,  Cataluña es un desorden, los antisistema de móvil capitalista, hacen el paripé en asamblea, con sus empates a votos, que raro, empate. Algún empresario catalán del Ibex  35 que apoya a Más esta nervioso con los antisistema, él hace un año su tesorería la tiene instalada en Irlanda, la falsedad de la oligarquía.
Ahora que la vida de este año le queda resquicios de horas, minutos y segundos, sentado leyendo el libro, soñando con utopías, que un día vencerán, alzaremos los puños al viento, gritaremos por la victoria, nos abrazaremos de alegría.

Quien sabe si algún día las flores vencerán a las bombas, si los barrenderos serán diputados, si los políticos nos pedirán perdón por todos estos años de corruptelas, mentiras y engaños.
Quien sabe si los dictadores serán pasto del olvido, nacerá una democracia imperfecta, que es mucho mejor, que una dictadura perfecta como la que venden los tiranos.
Quien sabe si algún día, solo se, que estoy con el libro en mis manos, disfrutando las letras de Ismael, no hay nada mejor que para terminar este año.

Ahora que la vida.

Solo deseo Salud y libertad.
Poseer ambas cosas es un tesoro.
Que cuando se pierden, comienza el camino hacia la sepultura.




No hay comentarios: