sábado, 4 de febrero de 2012

La reina del olvido


Cada tarde me cruzo con ella, los años son el tatuaje en su cara. Días de delirios, noches de confusión, tardes de paseo por la dársena del puerto. Camina lentamente, mirada perdida, el sol calienta poco en las tardes de invierno, en su mochila el fracaso esta presente. Nadie la conoce, todos la olvidaron, hace años era la reina del baile. La joven que todo hombre revoloteaba en los bares de copas e intentar llevarse el trofeo a la cama. Hoy nadie la mira, todos la ignoran, es la mujer de los delirios que vive ajena a este mundo injusto. Un día fue la reina del baile. Hoy la reina de la droga. Cada tarde se sienta en unas rocas hasta anochecer mirando el mar. La reina ha dejado existir.

1 comentario:

pluvisca dijo...

La foto que has puesto en la entrada del blog es preciosa.

Ay los humanos...entronamos y destronamos en un plis plas y nosotros mismos nos dsetruimos..triste, muy triste...

Besos