sábado, 8 de septiembre de 2012

Sueños rotos



En este mundo de usar y tirar, donde la fecha de caducidad es la dueña de nuestros días.
En la esquina de cualquier calle de una ciudad vive un contenedor, con sus silencios pasa los días ante la indiferencia de los caminantes, su función es acoger aquello que creemos que nos vale o que a caducado, o a pasado de moda, nadie se ha parado a pensar que muchas veces las personas tiramos en el nuestros sentimientos.
Que tristeza cuando una relación de pareja se diluye y acaba en un contenedor. Cartas de amor y fotos destruidas, regalos de aniversario, muchas cosas que han vivido en la estancia de la pareja acaban en el contenedor de la esquina.
Los más triste que ahora cada uno por su lado aguardan las cartas de los abogados, en ellas hay un sin fin de cosas, odio, rencor, tristeza, venganza. Cuando estas posan en sus manos desnudas de ambos, de sus bocas se puede escuchar; me las vas a pagar….cada cual que termine la frase con el insulto que crea conveniente, o bien la otra parte suele decir en el juicio nos veremos, en fin miles de expresiones de este tipo.
Mientras el contenedor de la esquina llora en silencio porque dentro de su estancia están los recuerdos y por poco tiempo, pronto pasaran a una planta de reciclaje o vertedero, todo se terminara en el olvido de los días.

Amor-Desamor.
Ilusión - Desilusión.
Te quiero- Te odio.
Besos-Insultos.

El contendedor de los corazones rotos.

No hay comentarios: