jueves, 14 de enero de 2016

Cabalgata de los Reyes Magos



En el comienzo de este 2016, como todos los años, el 5 de enero se celebraron las cabalgatas de los Reyes Magos, en esta montaña alicantina parecía que el frio no llegaba, pues una noche de Reyes sin frio, parece diferente, pues bien, aquella misma tarde apareció el frio y el aire. Era como las tardes de antaño de Reyes, mucho frio en las calles. Como todos los años, vimos la cabalgata, disfrutando de tal acto precioso, donde los más jóvenes de las casas son los grandes protagonistas, en la cual el colorido y la sobriedad de la cabalgata es la envoltura de la noche de magia en las calles, plazas y pueblos. El Heraldo, Melchor, Gaspar y Baltasar, con todo el sequito de pajes, y pastorcillos, acompañados de Música, hacen una tarde noche muy especial que culmina en las casas con los regalos que los más pequeños con mucha habilidad, abren cantidad regalos, mezclándose, juguetes, papel envoltorio, cajas de cartón todo revuelto. Este año después de ver la cabalgata de mi pueblo, muy preciosa, bonita y todos los adjetivos que se le quieran poner, encendemos la televisión concretamente la primera de televisión española, bueno nos quedamos atónitos, era la cabalgata de Madrid o la noche de Carnaval, que lamentable imágenes se pudieron apreciar por la pequeña pantalla, la cabalgata de otros años de la capital de España era una delicia poder ver el colorido de imágenes y belleza de ella. Este año puedo decir muy orgullosamente, que la de mi pueblo, fue mejor que la de Madrid, aunque con la mano en el corazón, fue desolación ver aquel triste espectáculo en la capital de España. Como la tarde seguía pues pasemos de canal, vimos la mejor cabalgata que se pueda hacer en España, las más autentica, la más antigua de España, la de Alcoy, todo un verdadero espectáculo, con su entrada a la plaza de la Bandeja muy emotiva. Chapeu por Alcoy.
La noche de Reyes termino, esperemos poder seguir viéndola otro año más, que sigan siendo la magia de los más pequeños de las casas, y de los grandes, nunca sin olvidar en ser generosos con aquellos niños que en sus hogares no pueden tener este privilegio, y con aquellos que están en hospitales pasando muy malos días con enfermedades muy duras. Que la sonrisa de los niños nunca se apague, quienes durante todo el año organizan cabalgatas y tales eventos que sigan por el buen camino.


No hay comentarios: