martes, 18 de octubre de 2016

Juicios y mentiras

Sentado en esta tarde
desde la atalaya,
diviso la tranquilidad
de las olas.

Navego en la imaginación,
en la tabla de surf
dejo ir los pensamientos.

Es tarde de otoño,
sol en el ocaso
divagando en la despedida.

Entre viento y espuma,
Levante en mi cara,
olas en el olvido.

Es la hora de partir
hacia el mar,
donde no existen
los juicios y ni las mentiras.

No hay comentarios: