jueves, 6 de agosto de 2009

El Baúl.





El viejo baúl abandonado en la azotea guardaba dentro de sus maderas, cuadros de aquel pintor viejo, loco, desdichado, raro, impresentable, como lo calificaba la gente que se decía llamar de bien, los amantes de la critica ajena, aquellos que la moralidad salía de sus labios con una facilidad pasmosa, que el nombre del dictador, de Dios estaba presente en cualquier opinión.
Pasaron los años, el secreto estaba envuelto en sabanas blancas, de preciosos bordados, con unas iniciales perfectas hechas muchísimos años, quizás de generaciones pasadas, que un buen día fueron poseedoras del tesoro prohibido.

Cuadros que nunca vieron la luz, nunca conocieron los ojos ajenos, eran prohibidos para el resto de la gente, eran desnudos del año 1950. La dictadura franquista era una losa, como pobre pintor tuvo que resistir en la España del fascismo y católica, no tenía ni un céntimo para cruzar los pirineos ansiados. Su familia fue republicana y él en secreto seguía siendo y viviendo de rodillas.
Cuarenta años después cuelgan en la casa del sobrino de aquel hombre que murió con la demencia senil y la paleta en su mano, vestimentas oscuras, barba y cabellos largos blancos.

Los desnudos de aquellas atrevidas mujeres posaron ante sus ojos de arte, hoy es la admiración del talento que le fue negado, como todo genio.
Reconocido años después, es la injusticia de la vida.

PD. La foto es de internet, el autor de este blog siempre o casi siempre las fotografías que aparecen son de él, cuando algo no le pertenece y es de internet le gusta recalcarlo.

4 comentarios:

Flautista de Neón dijo...

Qué gran impotencia, no poder disfrutar en vida de la sutil exposición pública de sus propias obras, por las siempre injustas moralidades de aquella época.

Una pena enorme.

Pero el tiempo ha sido justo, dando a conocer este trabajo, más vale tarde que nunca.

Me gustaría conocer los datos de este artísta, amigo Merl. Tiene cosas que enseñar, aunque no esté vivo, pero sus enseñanzas perdurarán para siempre a través de su obra.

Un abrazo.

AdR dijo...

Tu cuento viene a demostrar que el arte sobrevive a todo, a la muerte, a las guerras, a los celos, a cualquier tipo de artimaña humana.

Abrazos.

TITANICPARIS dijo...

POR DESGRACIA MUCHAS VECES SE RECONOCE EL VERDADERO TALENTO DE LAS PERSONAS CUANDO YA ES TARDE.

ES UNA PENA, PUES A ESTE ARTISTA LE HUBIERA GUSTADO VER EN EXPOSICION SUS PINTURAS Y VER COMO LAS ADMIRA TODO EL MUNDO.

LAS BUENAS OBRAS PERDURAN TODA LA VIDA.

UN BESO MERL

Azul. dijo...

El absurdo moralismo.Pero el arte no puede estar oculto, tarde o temprano es reconocido. Lástima que su autor no pudiera disfrutar de su éxito.

Un abrazo.