martes, 15 de noviembre de 2011

El mar a nuestros pies


Sentados en el paseo marítimo, viendo el mar, me acompañabas, te acaricie la mano y sonreíste. Una paloma juguetea tranquilamente por la arena buscando los corazones de dos enamorados.  El mediterráneo estaba en calma en una mañana de sábado, cerramos los ojos, sentimos la brisa que acariciaba  nuestros rostros.
Te di un beso.
Abriste los ojos y me dijiste. - Te quiero.
La paloma nos miro y alzo el vuelo hacia felicidad.
En la arena dibuje un corazón.
El mar a nuestros pies.



2 comentarios:

pluvisca dijo...

Eso s estar enamorado, sentir lo que nos trasmites...seguro que lo estas!!!

Un abrazo

Merche dijo...

Y el mar se quedó con el eco de ese beso ...para la eternidad.. Cuanta sensibilidad...