domingo, 21 de junio de 2015

Lárgate


Las madrugadas el silencio acompasa cada palabra desde la luz tenue del flexo, las teclas del ordenador se pierden en los delirios, sonrisas y deseos, locuras o alucinaciones, todo se mezcla, el humano se convierte en el rastro animal, trampa mortal en las entrañas.
Las letras se evaporan en el cielo oscuro de las noches.

LÁRGATE DE UNA PUTA VEZ

Quisiera saber la verdad de tus miserias y desdichas. Entre acordes de la razón, dime quien eres, creo que no te reconozco, los reflejos de felicidad olvidada, te dejas llevar por alucinaciones, deja de soñar, háblame a los ojos.
Tú eres tú y yo soy la que espera cada tarde, mintiéndome, es el momento que te vayas, dejes de compartir colchón. Lengua de dulces palabras adornadas de viejas mentiras, vas de señor y eres un miserable abocado al fracaso del amor. Aquí tienes la maleta repleta de ropa y colonia de la otra. Mi rostro tiene arrugas, mis pechos son naturales, mi corazón esta dolido por tus puñales, eres un hombre guapo, eres un gran mal nacido, que vives del sudor ajeno y del amor comprado.

Quiero beber de la misma copa.
Saborear el dulce amor,
Embriagarme de felicidad.

Yo en el suelo.
Tú encima.
Volar en el amor.

Desnudos en el amanecer.
Cuerpos fundidos.
Música de orgasmos.

Maldita sea tu estampa.
Puñales en mi corazón.
Lárgate de una puta vez.



No hay comentarios: