martes, 29 de abril de 2008

EL CORAZÓN DE LA CIUDAD

Ves pasar la gente.
Ves pasar los días.
Eres fiel a ti misma.
Eres acogedora.
Eres sabiduría.
Fuiste elegancia
Hoy eres la vejez.
Mañana serás historia.
Siempre serás la calle mayor.

MI QUERIDA CALLE MAYOR


PD. Antiguamente eran donde se movian todos los circulos de la ciudad, sus mentideros, los cafes, la gente que transitaba por ellas eran el corazón. Desgraciadamente en nuestros tiempos estan abandonadas gran parte de ellas, antes era poder, hoy es marginación quien habita por ellas. Afortunadamente que en algunas ciudades o pueblos siguen siendo parte importante de las vidas, pero son poquisimas, asi esta vida, naces, vives y mueres. Cuando esto sucede todo el mundo habla de tí y pasas a ser historia.

EL FISGON

Me encanta ver a las personas, son elegantes, su voz es dulce, sus movimientos son armónicos, creadores, imaginativos, no son diferentes, pero su sello de maricones les persiguió e humillo toda la vida.
Los hay de siempre, desde que nacieron.
Los hay que se han apuntado a la moda.
Los hay escondidos, hasta que un día dijeron basta y pagaron el peaje de la crueldad.

Los gay son los más creativos, tienen un poder de sensibilidad que las personas heterosexuales no lo tienen..

Soy un fisgón.

lunes, 28 de abril de 2008

Escuadra de Alex.





PD. Es la escuadra de mi nano, esta tarde en la entrada de Moros i Cristians.
De mi hija no pongo nada, porque puedo dejar de ser padre.
Es un poco cutre el video jajajaja ya lo quitare pasado unos días.

Una noche más.

Me visto de blanco me dejo llevar por los senderos, corro, lloro, ando, veo pasar la vida ante mi.

Noche negra.
Noche oscura.
Noche de preguntas.
Noche de respuestas.
Noche de dudas.
Noche de insomnio
Noche de inspiración.
La noche se hace eterna.

viernes, 25 de abril de 2008

EL ESPEJO


El espejo devolvía unas imágenes ofuscas, sentado en el sillón delante de aquel cristal.
Se miraba, solo divisaba una sombra, quien estaba en aquella imagen. Mientras pasaba las hojas del periódico sin prestar atención a las letras impresas de fatalidades y discusiones banales, sus ojos leyeron. Chica de joven, atractiva, pechos firmes, culito respingon media hora 30 euros y un número de móvil, un anuncio tras otro, se centro en leer aquel reclamo de amor, de todas las edades, españolas, rusas, latinas, travestís, maduras. Miro otra vez enfrente, vio un hombre en busca de amor, leyendo, anuncios de sexo, más de 100. Paso de hoja llega a deportes, intento prestar toda su atención, pero su mente le llevaba a los contactos, sus manos a las hojas de las relaciones, los volvió a leer todos pausadamente desde el principio..
Levanto la vista enfrente del espejo, era un vulgar buscador de amor, intento quitarse esa idea de su cabeza, leyó toda la cartelera del cine, sus películas, volvió a mirar, una imagen oscura, no se divisaba quien estaba sentado enfrente.
Miro la programación de las televisiones, alzo la cabeza, enfrente encontró una borrosa oscura distorsión de un señor que parecía tener gafas.

Dejo la prensa al lado del sillón se miro otra vez en el espejo, no reconocía aquel hombre sentado enfrente, seguía mirando aquel cristal que presidía la sala para ver quien estaba sentado en aquel sillón de eskay la imagen que transfería, recordó de memoria, chica latina una hora 100 euros, francés sin, estaba perdido entre sus bajezas, en busca de algo, amor, sexo, pasión, no sabia lo que era, solo que tenia mucho miedo, a perderse por los viejos laberintos que arruinaron su vida.

De pronto se abrió la puerta, le invitaron a pasar a la consulta, atrás queda la sala de espera, con una persona extraña, ahora iba salir del espejo. Alli delante de aquellos ojos que disparaban se disponía a coger el sendero de la vida, sus miserias iban a ser escuchadas, sus torpezas, pero en el fondo era un gran tipo, solo que la soledad lo castigo en busca de algo, nunca había conocido, estaba harto de fingir amor, no lo conocía. Era aun joven alto, atractivo, nunca supo saber el camino que le hizo ser esclavo de su banco, de su mente, estaba arruinado, lo había perdido toda su esposa, los hermanos, estaba solo, ante aquel mundo donde se sentía huérfano.

Los miedos le secuestraban, cada vez que entraba aquellos lugares oscuros, de luces de neon volaba como una cigüeña, e iba cambiando de chica, depende de la estación. Era capaz de hablar horas y horas de su vida con cualquier chica a la invitaba a copas, después en la calle se cerraba herméticamente con la gente, era callado, silencioso, en cambio en aquellos burdeles de viejas carreteras parecía un conductor de una gran ciudad que se pasa todo el día al volante, sabia moverse con mucha facilidad.

Buscaba algo más que sexo, pero encontraba vicio, placer diferente, prohibido, aquello le llevaba noche tras noche a ser un esclavo del amor.
La vida se le fue, sus ahorros disminuían a velocidad de vértigo, eran todo deudas de tarjeta de crédito, su negocio esta embargado. Su familia dejo de creer en falsas promesas, su mujer hacia años que lo abandono, él siempre la culpaba por eso llego a esa miseria podrida en la que vivía entre oscuridad y tinieblas.

Alli estaba sentado enfrente de aquella terapeuta, que su rostro no movía ni un gesto de su cara cuando le contaba su vida, cuando termino entonces ella disparo a bocajarro como un pistolero, sin tiempo a que el otro pueda desenfundar, le hizo daño.
Se quedo herido de muerte, entre dolor, lagrimas, y en silenció, el disparo lo tumbo.
Pero se levanto y camino lentamente, se rehizo, entonces la terapeuta le dijo.
Ves como puedes salir de ahí, el amor no se compra, tu comprabas sexo. Y esto tampoco se compra porque si hay amor hay sexo, querido.

Sal a la calle camina busca a la vida, deja en paz al sexo, y los vendedores de amor, porque nadie vende amor.
El amor se da, cuando te lo venda date media vuelta vete. Pero yo te puedo ayudar a salir de la compra, pero tu no tienes que comprar, deja en paz al espejo de la vida, solo sonríele y veras como mañana te sonríe.

El espejo de la vida ve lo queremos ver nosotros, recuerda esto, ahora mira que enfrente tiene un hombre con ganas de vivir, amar, soñar, reír.

Quedaron para la próxima semana la terapia iba ser larga, pero de momento el ir y reconocer sus miserias ya era una parte del camino.

Salió al pasar por delante de un espejo se río, este le devolvió la sonrisa, cuantos días sin ver su rostro alegre, camino un buen rato por la ciudad se detenía en todos los escaparates, quería encontrase reflejado, es estaba encontrado, empezó ser él.

El espejo de su vida.

miércoles, 23 de abril de 2008

En busca del faro



Las nubes se hicieron negras, la tormenta estallo, el cielo gritaba de dolor, su luz cambiaba de tonos.
Plegue mis velas, me deje llevar por la marea, amanecí en un acantilado, con mucho frio, miedo, las ropas desteñidas, el salitre se apodero de mi mal trecho cuerpo.
La calma volvió, el agotamiento me dejo huérfano, sin fuerza, la oscuridad se posó sobre mi mente, que transitaba por los recorridos inexistentes, mientras me adentraba en una sensación de perdedor.
Pero mi amigo salió desde mi cueva oscura para guiarme en los laberintos de la vida, desplegó las velas me enseño a navegar buscando el viento a favor, ahora soy yo mismo, voy a la mía, pero me enseño que en el mar siempre hay tener respeto, me recordó que enseña a rezar o blasfemar.

Hay días que blasfemo otros rezo, pero siempre navego con la bitácora y las velas desplegadas buscando un faro que me guié en mi vida.

martes, 22 de abril de 2008

Contigo vivo.




Contigo lloro.
Contigo sueño.
Contigo bailo.
Contigo medito.
Contigo me relajo.
Contigo estoy melancólico.
Contigo sufro.
Contigo amo.
Contigo me enamoro.

Somos tu y yo.
La música y el viento.

EL FUEGO

En un pequeño pueblo a las faldas de la sierra Mariola, en el norte de Alicante, vivía momentos de angustia, desolación, tristeza, sus tabernas no posaban las ramas en la puerta indicando tonel nuevo, todo sus comentarios eran desesperantes, aquella plaga maligna se había cebado con todos sus ciudadanos en cuatro meses, muchos muertos diarios, enfermos, familias lloraban las ausencias. Los 945 habitantes pronto la cifra se reducido, las calles estrechas arenosas y empinadas donde los carros transportaban la vid, las aceitunas, estaban desérticas, cada familia ocultaba su drama.
Una noche uno de sus moradores saco el colchón, las ropas infectadas, los utensilios, muebles todo lo que rodeaba a los enfermos de su modesta posada, prendió una hoguera, poco a poco los vecinos empezaron hacer fuego enfrente de sus casas, el pueblo se lleno de llamas, la peste se iba quemando, el azote que les tenia amenazados se fue consumiendo, aquella plaga que les atemorizaba se estaba destruyendo.

Fue el 22 de Abril de 1648.

El fuego calienta.
El fuego quema.
El fuego purifica.
El fuego espanta.

El fuego es parte de nuestras tradiciones.

sábado, 19 de abril de 2008

TREN DE MEDIANOCHE




Y CUANDO LLEGUE EL DIA DE ULTIMO VIAJE,
y ESTE A PUNTO DE PARTIR LA NAVE QUE NUNCA HA DE TORNAR,
ME ENCONTRAREIS A BORDO, DE LIGERO EQUIPAJE,
CASI DESNUDO COMO LOS HIJOS DE LA MAR.

ANTONIO MACHADO

AL-AZRAQ



Las fuentes manan agua cristalina y fresca proveniente desde los altos que con sus manos crearon su acequia real. Hoy un día donde Ala recibe a sus tropas con sol y viento lebeche, o morisco por provenir de sus tierras lejanas, el bullicio de las alquerías de su reino los reciben engalanados. Los elegantes mahometanos los reciben con su mejor ropaje chilabas, turbante convocando una oración hacia la mezquita. Los cánticos almuedín o dulces amaneceres, en las tahonas sus panes son dedicados a su Dios.
Las tropas llegaban a las calles adoquinadas que daban el acceso a la fortaleza, encabezadas por el embajador altivo morisco a caballo, su chilaba blanca de seda, mirada dura al frente, el pergamino envuelto circularmente en su cinturón acompañado de su espada de metal de oro arqueada.

Seguido de dos jinetes con sendos estardante hacen referencia a la Vall d´ Alcala y Ala.

Las tropas de arcabuceros desfilaban ante aquellas moradas que reciben con entusiasmo a sus soldados. La escuadra de guardia perfectamente alineada por los lados protegiendo a las favoritas del Rey, que bailaban a la Sultana que situada en el centro de aquel desfile, mientras los cuerpos se mueven armónicamente con sus velos de seda, los pétalos de rosa son lanzados desde los balcones de la población a los sones de la fanfarria de las dolçainas i tabalets, acompañados de la percusión e instrumentos de metal y viento. Caravana retumbaba por las paredes que daban el acceso a la entrada del Castillo que guardaba todo el valle morisco.

Cerrando el desfile va el capitán moro acompañado por el rey. Sus túnicas doradas y sus metales relucían, los turbantes azulados y sus caras morenas de días dureza del sol. Sus caras alegres en sus rostros se divisan una victoria, plegarias al dios Ala el más grande.

Nada más llegar, las salvas de arcabucería de los guardias los recibe como en señal de victoria,
Cada uno en una ventana del castillo fortaleza, a la izquierda el embajador, en el centro el Rey y la derecha el capitán de las tropas. A los son de un clarín el embajador repite algunos de sus frases de la embajada que fue hablada ante las tropas cristianas del dragón.

Mi poderoso Monarca.
Rey absoluto, mi dueño.
De la famosa Sevilla.
Córdoba y su terreno de Jaén.
De Gribaltar. De Fez.
Miranda y Marruecos.
De el Mar de la costa de Cádiz.
De Algeciras. De las Alpujarras
De Extremadura fértil.
Reino de Granada.
De Campo Real. (1).

Al terminar de pronunciar todas las posesiones de su Rey.

Este ofrece todas sus tierras a Ala el más grande y único Dios. Blasfemando contra el ese Dios de los cristianos que tanto implora ese aragones que se cree dueño de nuestras tierras.

La arcabucería se dispara al cielo y Al-Azraq su jefe, Rey con su mejor traje engalanado y guantes negros iza la bandera de la MEDIA LUNA. En la Vall d´ Alcala, tierra de moreria

AL –AZRAQ REY MORO DE LA VALL D´ ALCALA.

PD. (1) Texto real perteneciente a un fragmento de la embajada más antigua que existe.

23 de Abril


Paseaba por las calles estrechas de la calle Mayor, me llamo la atención un pequeño escaparate, la madera del marco estaba muy bien cuidada, mire algunos tomos perfectamente colocados, y unos libros de actualidad estratégicamente puestos para verlos al instante, al fondo se veía estanterías de libros.
Entre aquel maravilloso lugar que el olor a hojas impregnaba el ambiente, detrás aquel mostrador de madera un hombre mayor de mediana estatura, donde el pelo hacia muchísimos años que lo había abandonado, sus lentes pequeñas y redondas le daban un aspecto de bibliotecario, me atendió con una amabilidad exquisita, media sus palabras con un tono de voz con ronquera aguda, el sonido se hacía mucho más interesante, el movimiento de las manos adornaban las silabas. Me iba informando de los libros que posaban mis manos, y me pregunto sobre mis preferencias, entonces me condujo por aquel pequeño y agradable establecimiento, como un guía turístico que te va informando sobre cualquier pasado en una fortaleza, con anécdotas y vivencias.

Adentrarte por el mundo de un libro, es instalarte en una vivencia que el autor a impregnado a unos protagonistas a los que uno mismo le va poniendo rostro, luz, color, te instalas en un mundo que pasas a ser dueño. En esos momentos eres el principal protagonista empiezas la lectura, la interrumpes cuando crees necesario, la vuelves a retomar, mientras ella te secuestra, puedes ir pausadamente analizando cada frase, hoja, o avanzas rápido en busca del final, puede ser previsto, inexplicable, sorprendente o extraordinario, pero nunca te deja indiferente.
La sensación es mágica, analizas en unos instantes toda la novela, té quedas unos minutos visualizando mentalmente todo lo acontecido.

Leer es un placer solitario, el silencio es el mejor aliado, pero puede pasar estar en metro abarrotado de gente, en esos momentos él secuestra tu mente para que poses en ella toda su atención.

Gracias a los libros puedes conocer países remotos, vivencias que jamás sabrías que existen, ante todo te hace reflexionar, te ayuda a meditar, conocer el universo del autor, reparten enseñanzas donde profundizas con ellas.

Leer es una droga, pero no daña el cerebro, lo hace más elástico, tan importante es mover el cuerpo, como entrenar este órgano donde las vivencias y recuerdos quedan almacenados.

.
No mata.
No da impotencia.
No molesta a las personas del alrededor.
No provoca cáncer.

Bendita droga. LEER.

jueves, 17 de abril de 2008

Una excusa.


Llamaste al timbre, pasaste, te sentaste en el cómodo sofá que reciba a los invitados con su mejor tapizado ocre. El olor a café impregnaba toda la casa, el mantel hereditario con unos bordados en las iniciales de quien fue la primera persona que lo tuvo, las tazas de porcelana para la ocasión abandonaron las vitrinas del clásico mueble que era parte del salón, los oleos expectantes colgados armónicamente dando el toque de elegancia al buen gusto de la casa. Los libros, enciclopedias, eran testigos en una grada repleta, donde la luz que penetraba por el ventanal descubrían las motas de polvo.

Entre sorbo y sorbo el silencio dio paso a las palabras titubeantes, miradas que acompañaban la mano, era un punto de partida. El sonido entre la taza y el plato, son las notas que acompañan a la melodía que marca el redoble el toque de la cucharilla.

El café es el preludio de una buena conversación.
El café es un amor incondicional que nunca te separas.
El café es una ocasión para invitar a un amigo.
El café entre sorbo y sorbo meditas antes de hablar.
El café es el motor de mi vida recién levantado.
El café concilia a las personas y a la vida.
El café es una excusa, bendita excusa.

sábado, 12 de abril de 2008

Mis baches


Me encantan mis baches, antes los odiaba, ahora juego con sus colores, los cambio, me visto con ellos, bailo un vals con la tristeza, mientras el violinista juega a trazar sus notas en las cuerdas, me sumerjo en su mundo, rió, lloro, observo. La melancolía me saluda, le guiño un ojo, mientras abandono mi disfraz carnavalesco que camino a diariamente, la soledad me coge de la mano, el silencio me abraza.
Abandono mis gafas de sol que tiñen mi realidad, quiere ver con claridad la vida, ellas se empeñan de refugiarme del esplendor que nunca es real, ahora veo que las nubes son buenas, no son negras, las pintamos para buscar excusas, siempre encontramos una mentira para vestir una verdad.

Me besas te beso.
Me abrazas te abrazo.
Cuando te despides.
Nunca te digo adiós,
Solo tu y yo nos conocemos.
Hoy somos enemigos.
Mañana somos amigos.
Solo tu y yo.

Mis baches.

lunes, 7 de abril de 2008

Me paralizas.


Caminamos juntos cogidos de la mano, como dos enamorados, nos miramos, hablamos en silencio, antes pronunciar esas malditas palabras nos tiembla el cuerpo, la voz se resquebraja, siempre nos sentimos observados, tenemos miedo a ser juzgados, vamos escondiéndonos de la vida, pasan los años seguimos juntos, ni tu me abandonas ni yo a ti. Somos fieles, ya estoy cansado de vengas a mis espaldas, te odio, me encantaría perderte, nunca más verte, me paralizas, jodes mi vida, si como suena, te has pasado parte de mi vida jodiendome.

Te odio timidez.

domingo, 6 de abril de 2008

MIEDO


Mirando el horizonte tengo la sensación de vértigo, el ser y estar me traen vientos de confusión, añoro lo que no tengo, busco en las noches de insomnio las respuestas.
Pasamos media vida con preguntas y la otra mitad en busca soluciones, nos cuesta encontrar el mapa que nos marque el trazado, lleno de laberintos que nuestra mente confusa le cuesta de descifrar, y en sueños salen a la luz, pero nos falta valentía en indagar, miedo, la carga que llevamos toda la vida, nunca nos abandona, esclavos de magnitudes, nos encanta hacernos daño, somos seres siempre miramos dirección contraria porque la verdad nos atemoriza.

Hay días que vivo en mi caparazón, por miedo a que, no se, vive en mí, con los años te haces más fuerte, eso dicen, con los años sigue cabalgando a sus anchas, cuando superas uno, aparecen otros para recordarte, sigo viviendo.

sábado, 5 de abril de 2008

PERDIDA


Las yemas recorrían su piel rosada, jugaba con los pequeños senos, su lengua jugaba con sus pezones, mientras se deslizaba buscando la zona oscura donde buscar el placer, mientras sus gritos de placer retumbaban en aquella habitación. Sonó el despertador, se quedo respirando, notaba los latidos agitados de su corazón, confusa del sueño, se levanto se queda sentada al borde de la cama, mientras se miraba al espejo.
Su tristeza era reconocible a mil leguas, desolación, amargura, su rostro era lo que el espejo trasmitía, aquella joven feliz estaba de luto, solo le apetecía vestir de negro.

Como todas las mañanas se dirigió a su trabajo, la cabeza agachada, zapatos negros, bambas blancas, botas marrones, zapatos rojos de tacón alto, era lo divisaba, mecánicamente, como un autómata caminaba por las mismas aceras, pasos cebra, avenidas, sonidos de claxon, alguna voz de un vendedor de loterías gritando los numeros.

Sentada delante de la pantalla, miraba por encima, cabellos blancos y negros la frente rosada, las gafas le hacia un aspecto atractivo, mientras a la vez atendía el teléfono.
Sus cuarenta y pocos los llevaba bien, los demás no veían nada, que era encantador, pero ella notaba pasión, fuego en aquel corazón, las manos largas ágiles como las de un pianista, sus dientes blancos, siempre con la sonrisa entre los labios y la barba blanquecina bien recortada le daba un aspecto de intelectual, o le parecía.

Soñaba como el padre de su hijo, hablaba de los suyos con una pasión desmedida, todos los domingos jugaba con ellos al tenis, presumía que estaba muy bien físicamente, que mantenía el tipo en la red. Su mujer era muy normal, no sabia que le había visto para enamorase y seguir enamorados como el primer día.

Cuando llegaba la noche se encerraba en su casa, las paredes sus tonos cambiaban de color, se volvían oscuras, no encontraba razonamiento, su depresión iba en aumento.

Era consciente que era culpable de la ruptura de la relación de su pareja, muchos años amándose los cuerpos, noches de búsqueda entre las sabanas, besos, caricias, masturbaciones conjuntas, la quería, pero llego odiarla, nunca con ella podría ser madre, siempre le gustaron los de su mismo sexo, pero sentía ahora la maternidad muy cerca, quería ser madre, amar a su pareja, pero a la vez quería ser concebida por su compañero. Daría cualquier cosa con amarlo, sus pensamientos chocaban, estaba muy confundida, daría la vida por ser madre con un hombre que amara, alli enfrente de ella estaba todos los días, un amor silencioso, que él nunca sospecharía, a la vez amaba a su ex pareja de muchos años, notaba a falta el calor, sus noches de pasión, fuego, ternura todo mezclado. Sus sueños nocturnos se entre mezclaban las imágenes de su amor platónico, con su ex, era esclava y a la vez fugitiva, Las tormentas acechaban cada noche entre sus susurros a la soledad, gritaba, gritaba hasta que se quedaba sin fuerzas, lloraba sin piedad, Dudaba si el amor existía, porque ahora le castigaba. Frio recorría su cuerpo, era huérfana, quizás demasiadas noches en busca de amor, rotas las ilusiones, promesas, la marea la introdujo en alta mar, el viento caprichoso del destino, empujaba el velero a la deriva, alli sentada acurrucada estaba, triste y solitaria, esperando que la noche dejara de existir.
Nunca más amaneció la luz encontró acomodo en la oscuridad, allí queda una pequeña nota de su puño y letra temblorosa, la fría noche quedo inmóvil, ante los susurros de su agonía mientras se despedía. Bajo la luna triste silbando la melodía en el final del trayecto.
PD. La foto es de internet.

miércoles, 2 de abril de 2008

ABRIL2004


Fueron días negros, llantos y dudas. Tu querías acabar, yo era el culpable de todo, siempre era yo, nunca me valoraste. Era para ti un objeto donde descargar tu ira, rabia sobre toda tu maldad, cuando todo esta hundido, me di cuenta de algo, tú me lo confirmaste. Si estabamos rotos desde dos años cuando en Carnaval estallo la bomba, pero gran parte la tuviste tú, reaccione mal, es verdad, no eran maneras, desde aquel día fue el ocaso de nuestras vidas, para colmo el viernes santo marco el final, pero como siempre el fondo era lo mismo que cuarenta días atrás en carnavales, yo reaccione mal, cuando me ponía nervioso estallaba.
Mis amigos todo eran defectos, intentaste apartarme, pero no pudiste, ibas a regañadientes cuando nos juntamos, ibas de buena, pero al final ellos te conocieron, cuando te portaste conmigo como una guarra, si como suena.
No son palabras de odio, no tengo, pero lo mejor que hice en mi vida salir de tu vida y vivir en paz, ser una persona con muchos defectos, pero no hace faltan que me los digan a diario.
Aquella chiquita rubia de 19 añitos que conocí en las noches de juerga, donde era rara vez que no viéramos el amanecer, riendo, hasta que una nochevieja no nos separemos hasta abril 2004. Noches de sábado de cenas con ribeiro, después hasta que aguantáramos de Púb. en Púb., todos los fines de semana. Yo respetaba tus horas de karate en el gimnasio, tú mi baloncesto del cual muchos sábados por la tarde no podíamos quedar hasta bien entrada la noche.

Nos la prometíamos muy felices, fuimos hasta al acabo de los años, empezó a enfriarse, nadie era culpable, cada uno sabía como era el otro, hasta que dejamos de respetarnos, fuimos como dos náufragos en alta mar, cuando nos dimos cuenta que solo una cosa nos unía, los nenes, pero no éramos felices, cuantas veces quisimos intentar serlo, pero nuestros corazones se habían convertido en dos cubitos de hielo.
Pero había que aguardar las apariencias delante de la familia, amigos, nos llevamos bien, pero era de puertas para afuera, dos buenos actores, hasta que cansados sé cerro el telón, con mucho dolor.Y lagrimas en los ojos, pero amigos no, te lo dije muy claro, seré el padre de mis hijos que son los tuyos.

Cuando se acabo con muchas discusiones y luchas por todo lo que conlleva, yo si que porte como un hombre, tu NO. Entraste en aquella depresión, que te ayude, después el dinero té ciego.
Estas palabras no son de dolor, ni odio, fue una epoca de mi vida, donde aprendi una lección de la vida.
Me encanta mi vida de la que disfruto, a pesar mis dudas, que como todo mortal tengo, pero he aprendido que los problemas son parte de la vida.
Que la suerte es no rendirse jamas. Nunca me rindo, menos ahora.
Muchas veces pierdo el norte, después me arrepiento, cosas de la vida.
Todo tiene sentido en la vida. Lo que fue amor fue dolor y ahora es ilusion en esta etapa de mi vida.