domingo, 8 de abril de 2012

La lluvia de los perdedores




La lluvia cae sobre mi piel arrugada, calles desiertas. Viejos enamorados se refugian en un viejo portal.
Llueve en mi corazón.
Diluvia en el alma.
Los relámpagos invaden mi cabeza.
Truenos.
Camino en solitario por esta ciudad en esta noche oscura, las farolas se mezclan con la lluvia.
La lluvia de los solitarios.
La lluvia de los perdedores.
Sigue lloviendo.
Camino sin dirección.
Corazón maldito.
Corazón traicionero.

El hombre del traje negro lleva en sus hombros el luto de la vida sigue caminando por las aceras de la ciudad recordando la noche que se enamoro locamente de una mujer que en su cuerpo poseía veneno de serpiente.
El agua dibuja las sombras de los perdedores y en ella esta reflejada su vida. Sus entrañas naufragan en la desesperación y la soledad.


1 comentario:

pluvisca dijo...

La música genial

Los perdedores...somos tantos y tan silenciosos...

Besos