lunes, 7 de marzo de 2016

Tarde de lluvia


Días de lluvia, cielo plomizo gris, invades la calles del encanto del pintor, lienzo en la memoria, día de melancolía en mi mente, no se si tiempos pasados fueron mejores, pero si especiales, como aquel mágico día de viento y lluvia en las calles parisinas en un día de tremendo aguacero primaveral.
Paraguas al viento, lluvia del cielo, calles mojadas, versos imaginarios, palabras incompletas, música en la mente. Un día de lluvia siempre tiene su encanto, más cuando en este invierno que esta en sus últimos días ha hecho poco el acto de presencia en los cielos de esta tierra alicantina. Hoy lunes 7 de noviembre, jornada de frio, lluvia y nieve en los picos altos, has sido bienvenida a esta tierra montañosa del norte de Alicante. El día se acaba, la tarde comienza en su ocaso, dice el meteorólogo de una televisión cualquiera que el frente se aleja, así como dice este señor, nos deja, para tener mañana día soleado y frío. Aquí en esta tarde, con la estufa encendida, leyendo la prensa de papel, el diario Las Provincias, y los digitales de internet, seguimos con el gobierno provisional, nadie tiene nada claro o son unos pedazos de actores de suspense, los fondos inversión optan por irse de España, Luxemburgo que los espera con los brazos abierto, junto a las famosas Sicav, el paro aumenta, nada nuevo desde 2008, las pensiones están en peligro, si aumenta en tres años la media de la edad de nuestros jubilados, el hombre que defiende los trabajadores y que trabaja lo mínimo, esta semana se despide de la UGT, en Valencia quieren que los semáforos tengan el símbolo del peatón y peatona. En fin tarde de noticias, tarde de lluvia, tarde de estufa, tarde de invierno, tarde de lunes, tarde de un día de marzo.  Esta se acaba, pronto las luces se encenderán, mañana será otro día, otras ilusiones, otras emociones, aquí dejo las palabras de una tarde de lluvia.

No hay comentarios: