domingo, 15 de mayo de 2016

Algunas calles


Antiguas calles de sombras y olvido, en estos tiempos de cambios, siguen altivas, cada noche iluminan las oscuridad de viejas leyendas que habitan detrás cada morada.
Al abrigo de la Sierra Mariola de tomillo y romero, pasan los días entre el letargo de los fríos invierno y calurosos estíos en silencio. Un día muy lejano sus lugareños habitan cerca del centro en la Plaza de la Señoría, donde el Marques tenia sus pertenecías, aquellos olvidados tiempos nacieron nuestras raíces acompañadas de azotes de pestes y sequias, que dejaron silencio en sus calles y resignación en sus moradas.
En esta calle Tornito raíces de quien escribe anduvieron por el año 1886 de un joven que subía a por leña para el horno donde trabajaban sus padres, a primeras luces con la mula partían por la montaña en busca del sustento familiar, ganar unas monedas para cuando llegara Abril ponerse la Casaca Carlista que era el atuendo de la comparsa de Vizcaínos y disfrutar de la fila que como antaño se llamaba, a parte de otros nombres como la Soldadesca o comparsas actualmente.  Una pequeña curiosidad la calle que hay pegada justo a la sierra su nombre es Calle del Mar por que los días azul sin neblina se puede ver el mar de Alicante, como en los pueblos para llamar algunas familias se le atribuye un apodo, una familia que vivía justamente en la casa del final de la escalera, los comenzaron a llamar, "los marineros".
En estas calles se fraguaron las vivencias de los lugareños por aquel abril de 1648 cuando el Reino de Valencia y parte de España mediterránea la Peste castigaba los hogares de las moradas, la noche del 22 de abril,  los vecinos hicieron hogueras y quemaron ropas, sabanas, muebles, para desinfectar las moradas, pues el silencio y el secreto vivía detrás de cada pared, nadie osaba a contar las penurias que invadían sus casas, tristes días, dureza y lagrimas en ellos, aquella lejana noche el pueblo se ilumino y la peste comenzó a ceder. A  partir de aquel día hay un día antes en la historia del pueblo, otro después donde se comenzó a escribir la leyenda con trozos de historia y magnificada como en aquellos tiempos por las autoridades eclesiásticas dominantes en la España de Contrarreforma.

El fuego purifica.
El fuego es luz.
El fuego espanta los males.




No hay comentarios: