domingo, 1 de mayo de 2016

Tatuaje del perdedor


Aquí sentado,
ante esta pantalla, escribo,
algo más que sentimientos.


Días aciagos en la memoria,
en este sin sentido de mi vida,
negro, gris, vuelta empezar.

Flores marchitan en el olvido,
azucenas y margaritas,
secas en el jarrón de los delirios.

Quizás, quizás y nada más,
es el laberinto de mis pensamientos
perdidos en este océano de la vida.

Surco del olvido, días pasados,
futuro sin sentido, presente
letras del perdedor.

Huérfano de la soledad,
corazón maltrecho, lagrimas
en el estanque del viejo parque.

Pasos de soledad por los adoquines
de los perdedores, zapatos maltrechos,
como las entrañas del vagabundo.

Sopla el viento, o sueño en ello,
que me lleve al presente,
que nunca debí abandonar.

Viejas heridas, puntos de sutura
en el corazón, espadachín
de los viejos antros y esquinas
perdidas en la noche oscura.

Nubes negras tapizan el cielo.
Nubes borrascosas pueblan mi mente.
Nubes y tormenta en mi pasado.

Sopla el viento.
Aúlla el lobo.
Tatuaje del perdedor.

No hay comentarios: