sábado, 7 de mayo de 2016

Muchedumbre


Tardes grises de primavera, días del pasado, añoranza del invierno, camino entre la multitud de sombras, multitud de gentío por este paseo, esperando los días azules de la estación reinante. Voy caminando por el sendero de los olvidados, en el pasado de blanco y negro, ausente a todos, ausente de presente, ausente de tristeza. Quisiera gritar en alto en estos días de miserias políticas, gentes con afán de coger la poltrona, no ceder privilegios, políticos con afán de no trabajar, todos se apuntan al carro del Estado como agua de mayo. Los hombres y mujeres de esta nación troceada por dictaduras silenciosas sediciosas del buen vivir y no hacer nada, cada día que pasa la clase media de los años setenta nacida se diluye, poco a poco entre gotas del pasado. Tristes hombres y mujeres que pasan el día embobados en las televisiones manipuladas por el poder escondido de la publicidad y las prebendas políticas de personajes que mienten como bellacos. Esta nación borreguil el pastor guía a su rebaño hacia el despeñadero entre autos de fe de la agencia tributaria para que el pueblo aplauda su actuación caciquil. Esta España de complejos donde es un infierno fiscal nadie es capaz de levantar la voz ante tales circunstancias, todos odian al emprendedor que a base de esfuerzo a montado un imperio, porque es más fácil criticar que emprender. Ser un osado emprendedor es ser muy valiente ante los muchos impuestos del infierno fiscal que les somete aquellos que un día tuvieron la feliz idea de montar un simple negocio. Somos un país que si uno fracasa en el intento de emprender, se ríen de él, y se logra superar todos los obstáculos y comienza tener éxito, se le odia.
En estos días grises de primavera Amancio Ortega se le critica por la fiesta de cumpleaños, por sus dividendos cobrados en bolsa de Inditex, nadie repara lo que se lleva el Estado a sus arcas que supuestamente serán para sanidad, educación o mejor para las subvenciones de los paniaguados del buen vivir nada trabajar.
La muchedumbre seguirá tranquila en sus mundos, dispuesta el 26 junio a pasar por las urnas para que unos señores no pierdan privilegios aunque España se vaya al carajo sino  estamos en ello.
Una tarde de primavera paseando entre la gente por una ciudad mediterránea de España.

Primavera gris y de colores,
azul, verde,  lluvia y sol,
arco iris en el cielo.

Gentes en las calles,
anónimos ausentes,
literatura en el fondo.

Es primavera y una tarde
paseando entre
la muchedumbre.






No hay comentarios: