domingo, 22 de mayo de 2016

Gotas de felicidad


Cuando compro un CD, en este caso Nocturnal el último trabajo del grupo aragonés, Amaral, siempre hay una canción que la llevo como banda sonara, no se el porque, siempre hay algo que entra en mi interior, en este caso desde que la escuche la primera vez, guitarras, voz, letras, me cautivaron, sucede que puedo escuchar una y otra vez sin cansarme, de este grupo canciones como Rosita, Es el Principio del Final, Salir Corriendo, Es Solo una Canción, Confiar en Alguien, Botas de Terciopelo, canciones no se si son las mejores, para gustos colores, los colores de Amaral casi todas, pero para servidor modestamente son las que más me gustan y quizás tienen algo que no se explicar.
Que tiene este grupo, pues un estilo de guitarras muy diferentes al resto, una voz impresiónate, y cada trabajo supera al otro, cosa muy difícil cuando están en la brecha desde el año 1998, y es que los grandes músicos no tienen tope, cansados de aquellos grupos o cantantes que sacan dos discos o CD como se denomina en estos tiempos que corren, los más mayores de los tiempos de los discos LP o Singles, y desaparecen, después unos años reaparecen se dedican hacer bolos de los temas del pasado, y esta es la gran diferencia de los grandes músicos, que cada vez se van superando en calidad de música y letras, saben llevar muy bien el ego del grupo o de la persona cosa muy difícil en esta vida.
Recordar como llego este grupo a mis entrañas, recuerdo aquel espacio radio en M80 La Gramola dirigida magistralmente por Joaquín Guzmán cuando todas las noches sintonizaba la radio para escuchar buena música, recuerdo el sonido de la gramola, y las peticiones de muchos universitarios que estaban muy activos, en La Gramola fue la primera vez que escuche Amaral, y poco a poco me fue encandilando. Con el tiempo asistí a dos conciertos en segunda fila, muy buenos, el segundo en el puerto de Alicante muy especial, de grato recuerdo, disfrute como un niño  en aquella noche otoñal en la Volvo Ocen Race en el día anterior a su salida, acompañado de gente muy especial y algo más.

La música es algo que todos llevamos dentro, aparte de Amaral, hay otros como hace años, Supertramp, Mike Olfield, el mago de las letras y música Sabina, buenos recuerdos de Danza Invisible, Radio Futura, Gabinete Galigari, etc etc.
Escuchar música son momentos de felicidad, las cosas pequeñas como una buena canción es aquello que te hace sentir bien, son gotas del perfume de la felicidad.
Aquí termino con esta fragancia de felicidad, en estos días que esta Nación necesita gotas de felicidad. Quizás la música puede ser parte del camino.


La noche de ayer
Escrita en la cara
Libérame, de esta resaca

A que has venido, si no
Si aquí no hay nada
Solo el vació y la chatarra

Dime por que las calles
Están desiertas, no veo a nadie
Dime por que las piernas
No me sujetan, si tu lo sabes

Será que esta casa, esta endemoniada
Se funden los plomos de noche, escucho pisadas
A quién venís a buscar, si aquí no hay nada
Solo el vació y la chatarra

Dime por que las calles
Están desiertas, no veo a nadie
Dime por que las piernas
No me sujetan, si tu lo sabes
Si tu lo sabes todo, si tu lo sabes

Dime por que mi mente
Esta dividida entre dos mitades
Dime por que mi vida
Se ha detenido en este instante

La noche de ayer, escrita en la cara
Libérame, de esta resaca
La noche de ayer, escrita en la cara
Libérame, de esta resaca

Todo esta perdido
Me susurrabas
A las seis de la mañana

No hay comentarios: