domingo, 1 de mayo de 2016

Día de la Madre.

Pronto dejara de ser el día de la Madre, no me gustan tales días remarcados, que si el día de esto, que  el día del otro, o el día del trabajo que por cierto siempre es el uno de mayo, a lo que vamos, hoy uno se despierta, el chivato de Facebook ahí esta, miras el face y todo lleno de mensajes, estupendo, pues para mi el Día de la Madre es todos los días y en especial el día que nací porque sin ella no estaría en este mundo,  y el resto de 364 días del año y si es bisiesto un día más, porque sin ellas no estaríamos por estos lares mundanos, los que aun tenemos la fortuna de tenerla cerca, pues sabemos que el día que marchen en nuestro corazón tendrán un hueco, porque su sangre es amor, cariño, bondad, trabajo, respeto, y sobre todo el hombro donde puedes llorar cuando lo necesitas y nadie te comprende. Quizás tenga mucho defectos en esta vida y ella sabe que me cuesta demostrar el cariño, pero sabe que mi corazón esta repleto de sentimientos a hacia ella. Así en este día que esta punto de acabar, Día de la Madre mi pequeño homenaje, no en esta jornada sino durante todo el año. Y que el uno de enero siga cumpliendo años, celebrando su onomástica para que hijos y nietos lo disfrutemos.

En tu vientre te conocí.
La semilla del amor
y la luz que iba ver.

Mis primeras lagrimas,
en tu pecho, una vida
comenzó en aquellos
años de los sesenta.

Niño débil fui,
de resfriados y fiebre,
y tu cuidaste de mi.

El amor dejabas en cada palabra,
y cada acto, fui creciendo,
pasaron los años.

De mis entrañas llegaron,
unas luces que iluminaron
nuestras vidas. Son la
juventud que nuestra casa.

Solo puedo decirte eres una gran madre y mejor abuela, porque ellos son mi luz, cada vez están ellos por allí, tu cara es felicidad, son el motor los días que la salud se pone un poco borde, por ellos, como por nosotros lo das todo, no escatimas nada. Si hoy es el día de la Madre, mañana, pasado, y el otro.
Se que ahora estas despidiendo a tu Virgen de la Salud con la esperanza de volverla a ver el año que viene, porque cuanto que le has rezado por nuestra salud.
Dicen que Madre no hay más que una, nada que objetar.

PD. La foto me encanta, por la belleza de los dos. Y esa juventud que a pesar de los años aun conservan en sus risas y palabras.

No hay comentarios: