miércoles, 27 de julio de 2016

Infiernos

Muchacha de ojos tristes.
De besos y caricias.
Cabellos rubios.

Corazón de canción.
Melodías y estribillos.
Voces y estrofas.

Todo empieza y todo
acaba en la pasarela
del amor.
Como las canciones
en el concierto del pasado.
Se cierra el telón del arcoíris.

Los días azules se convierten en días grises que el viejo pintor intenta que la paleta de tonalidades difuminen el cielo. Busque recuerdos y encontré gaviotas volando por el puerto en una tarde de verano. Un día partiré en un viejo velero como naufrago del amor, tristes días son mis días de automatismos como un viandante que esconde el desamor, muchos sueñan con futuro mejor. Aquí en la misma rutina diaria, bostezos, cansancio  voy en dirección al trabajo con la mochila llena de mentiras.

Todo termino,
como aquel verano,
que es recuerdo.

Detrás quedaron
las noches vacías.
Las noches del insomnio.

Sentado en el vagón.
escribo estas letras,
como una catarsis.

Sonrisa tímida,
palabras sinceras,
años de inmadurez.

Baje de las nubes,
tropecé con la vida.
Cuento los días,
sobrevolando en las
desdichas.

Relámpagos y arenas movedizas,
en mi cabeza.
Y mis infiernos me persiguen.











No hay comentarios: